20 febrero, 2010

Qué hartura de agua yaaaaaaaa

Qué día más horrible. Ayer lo pasé realmente mal, y casi peor. Por la tarde fui a Cádiz, y lo hice en tren, previendo que podía llover. Y como llovió. Cien litros en pocas horas. Cogí el tren a las siete y media. Por El Puerto de Santa María comenzó a llover con fuerza, con truenos, rayos... pasar por encima del Guadalete a la altura de El Portal daba pánico, y cuando llegué a Jerez, sobre las ocho, las calles eran un río de agua.

Tenía el coche en El Retiro, porque me tenía que ir a la radio. Pero con la que estaba cayendo avisé a la radio de que suspendía el programa de astronomía que era a las diez de la noche, no iba a hacer a mis compañeros que vinieran viendo como estaba la situación.

Cogí por el Parque Atlántico, lloviendo a mares. No veía ni torta. Cogí la calle Cartuja hasta el puente de Vallesequillo y de ahí tirar para mi casa, cogiendo por el MOPU. Cuesta abajo, aquello eran las cataratas del Niágara. Veía a lo lejos coches parados. Si seguía por ahí, seguro que me quedaba atrapado.

Me vino la luz, y me acordé que se había inaugurado hace poco la Ronda de Muleros, así que atravesé casi navegando la Estancia Barrera hasta Madre de Dios y luego giré a la izquierda hacia la Ronda. Seguía lloviendo con fuerza. Los coches muy despacio, menos algún loco/loca que cree que corriendo es mejor. No. Cuando hay agua, cuanto más despacio, mejor, si no, te entra agua en el coche y se te para.

Al llegar a la Peugeot me metí por Torresoto, una gran cuesta hacia abajo. Pensé, por lo menos aquí el agua no estará estancada, y por allí bajé como una lancha.

Cruce la avda de Blas Infante hasta llegar al Parque por donde vivo, que era una piscina.

Llegué a casa sano y salvo. Pero tardé media hora de nervios, con el aire acondicionado puesto para desempañar los cristales.

Pero cuando me disponía a contar lo pasado, se fue la luz. Ea. A la cama a las once.

Pero la aventura no había terminado. Me levanté a las seis de la mañana. La luz había vuelto a las tres según vi en el despertador. Y cuando me estoy luchando, otra vez se fue la luz. Salir a ciegas de la ducha, pero vino de pronto, menos mal.

Me voy para trabajar a El Puerto de Santa María. Qué hago. Cojo por autovía o por la ciudad. Escucho en la radio que la autopista está cortada. Decido por la ciudad. Total, si me encuentro agua, mejor en sitio habitado que en medio del campo.

Cuando voy llegando al Carrefour de El Puerto, la policía local me desvía al polígono industrial. Eso, a las siete de la mañana. Pues sí, también los municipios gobernados por el Partido Popular, se inundan. Aquello era una laguna. Atasco de narices. Consigo salir y llegar a mi trabajo. Me cruzo con un coche que me hace señales con las luces.

Raro. Algo pasa. Voy despacio, por medio del campo. Empiezo a ver que el agua cruza la carretera. Qué hago. Sigo. Me paro. O salgo llorando. Sigo hacia delante, hasta que veo que es imposible. Me meto en un centro cercano. La carretera que lleva a mi trabajo tiene como medio metro de agua. El coche me encendió la luz de la batería. Se estaba mojando. Nada. No me arriesgo. Llamé a mis compañeros que llegaban después que yo. Uno que tenía un coche más alto me pasó adentro. Pero hubo otros que se quedaron en medio del agua, y tendrán literalmente, que tirar el coche, les ha entrado agua.

En fin, que he llegado a casa como si me hubieran dado una paliza.

Luego, he estado escuchando tantas tonterías sobre las inundaciones.

A ver. Los ríos tienen cauces y zonas inundables. Y ya limpie usted, o haga lo que quiera, lo que es del río es del río. Lo que no tenía que haber ocurrido nunca es que nadie hubiera permitido construir casas en las zonas inundables que son del río. Que aunque estén secas en tiempos de sequía, son del río.

Me hacen gracia algunos hablando de descoordinación, cuando ahora es la primera vez que en Jerez tenemos un plan de emergencia municipal. Antes nunca lo hubo.

¿Se imaginan ustedes que podía haber pasado en la barriada de la Liberación si no se hubieran hecho las obras que se hicieron hace poco?

La laguna de Torrox, cercana a mi casa, está hasta los topes.

Y el domingo viene muchas más agua.

Pues nada, aguantaremos.

Os dejo un vídeo que grabé esta mañana en la carretera que me lleva hasta mi trabajo, lo peor se ve en el minuto final, y una grabación de la Alcaldesa de Jerez hablando con Radio Nacional de la situación de Jerez.







Entrevista con la alcaldesa de Jerez que hace un llamamiento a la tranquilidad tras el temporal (RNE)

12 comentarios:

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

En el video se ven vencejos o golondrinas, no se si es la época, pero se les ve muy contentas...
Mis compañeros me han dicho que en Las Pachecas han visto patos ahogados, ¿es posible?

Agata dijo...

Yo ví ayer en Antena 3 las imágenes...escalofriantes.Donde yo trabajo anularon citas pacientes que venían de fuera de Jerez porque no podían entrar.Lo que llovió no fue normal.A mí me cogió con los niños en el coche.Parecía como cuando te metes en el lavado de coches pero a lo bruto.Estaba deseando llegar a casa...Tengo ganas de que sea Agosto.

Isabel dijo...

Anoche estuve hablando con mis primas en Jerez, con la que vive en la barriada del Carmen, cerca de la residencia, porque viendo por la tele lo que había, pensé que si no se abre la compuerta de los pantanos, la próxima vez que baje a Jerez a verlas, me tengo que ir hasta la bahía de Cadiz. Un verdadero desastre lo que está ocurriendo, todas las cosechas perdidas, además de casas y coches, menos mal que no hay pérdidas humanas, pero imagino que tendrán que declarar zona catastrófica y compensar tantísima pérdida material. Ojalá todo vuelva a su "cauce", porque como bien dices, " que hartura de agua". Un beso

Arantza G. dijo...

Entre el agua y el frío estoy hasta las narices!!!!
La humedad se cala en los huesos y creo que ha decidido no abandonar.
Besos

teritriano dijo...

Y es por esto que no me gusta hablar de "catástrofes naturales". La naturaleza es como es y se puede poner remedio ahora, temprano o tarde. Yo siempre digo que para las hormigas una inundación en el hormiguero es para nosotros como si se inundara una ciudad o un pueblo. Lo que no vale es que campemos a nuestras anchas como si nada va a pasar o sin tomar medidas y no nos culpemos de nuestras acciones cuando algo sale mal.

Amig@mi@ dijo...

Me he acordado un montón de tí estos días, cuando hablaban de las inundaciones. Esperaba noticias.
Yo viví una riada de esas en Baza y da miedo.
Me alegro de que estés bien.
Abrazos

Abuela Ciber dijo...

Pues por acá tambien nos sobra agua!!!!!

Cariños y buen domingo!!!!

elisa...lichazul dijo...

ya ya , que el invierno se está despidiendo
después de la tormenta ..la calma
y todo volverá su rutina

ojalá que a las personas afectadas y damnificadas la ayuda llegue y las soluciones también y no sean sólo palabras

besitos solidarios Alfonso
acá puro sol!!

María dijo...

Llevamos un invierno pasado por agua, cuando llegue Abril y tenga que llover ¿lloverá?

belijerez dijo...

Cierto que está lloviendo bastante. Cierto que el río tiene su cauce más o menos, cierto que los pantanos estan desembalsando, cierto que las casas ilegales no tienen derecho a estar dónde estan, que las tiren y sin problemas, y que como todo ciudadano respeten las normas no se puede aguantar la gente que hace lo que le da gana a costa de los demás (yo pago mis impuestos poco porque soy pobre). Por cierto en Jerez todo funciona bastante ien en Zafer, zona habitual de inundaciones durante muchos años todavía este invierno no se ha inundado ?¿?¿?¿. Cierto Zafer no se ha inundado.

Anónimo dijo...

Me he sentido identificada contigo, Alfonso. Yo he estado hace nada, una semana, en esa zona,y he visto los devastadores efectos del agua. Llevo ya años visitando el sur, Cadiz y sobre todo Jerez de la frontera y jamás en todos mis viajes me he mojadlo tanto como en este viaje.
Gracias, Alfonso, por la valentía de hacer ese vídeo y gracias a mi amiga jerezana por compartir el enlace conmigo.
Un saludo
Ana Alicante.

Angie dijo...

es que es alucinante todo esto! desde luego a veces parece que es el preludio del fin del mundo! medio planeta inundado o nevado o terremoteado! La verdad es que pensar en ello da vértigo..

Por cierto, aunque esté como está, precioso el camino hasta tu trabajo!

Y otra cosa... imagino que tendrás la canción del video, no? serías tan amable de mandármela? que me ha encantao la versión! :)

Besos. Angie.