17 enero, 2010

Tiembla.

Tiembla.
Tiembla la tierra y tiembla la piel.
Managua.
Guatemala.
De nuevos, los nombres.
Se olvidan ciudades
en la lejanía del tiempo.
En Irán. En China.
De nuevo, los nombres.
De nuevo, los hombres.
Las mujeres que gritan.
Los hijos que mueren.
Y tiembla.
Tiembla la tierra.
Tiembla la piel.
Las lágrimas tiemblan.
De la rabia por el Dios ausente.
Por como se mofan
de las víctimas
los voceros sagrados
con sus corazones negros
llenos de condones y mariquitas.
A su vez,
tiemblan las manos de los misioneros.
Las manos de los cristianos honrados
cuando comparten la pena que...
Tiembla.
Tiembla la humanidad entera.
Pero no iremos en masa
como fuimos a Iraq
o a Afganistán.
Tiembla la tierra.
En Haití también.
Tiembla de seísmos
sin soldados en soledad.
En Texas tiembla la tierra
cuando escupe el petróleo.
La sangre negra
es la que importa.
La roja,
aunque con piel negra,
muere aplastada
mientras todo tiembla
menos la conciencia
del capital y el neoliberal.

8 comentarios:

Amig@mi@ dijo...

Ha sido un horror.
Y por desgracia lo será por mucho tiempo...
Un abrazo triste

Isabel dijo...

Muy bueno Alfonso, son impresionantes tus letras, me has conmovido. Un beso

Ana dijo...

Y siempre les toca sufrir a los más débiles...

Muchos besitos Alfonso.

Thiago dijo...

Bueno, precioso homenaje y un auténtico grito... Parece que todo son lamentos ahora, verdad? es increíble como estaba ese país. Pero como es pobre y no tiene petroleo a nadie parecía interesarle.

Muy bella inpsiración cari,

MAMÉ VALDÉS dijo...

Hay lugares en los que todos los días hay terremotos aunque la tierra no tiemble, pero hacemos muy poco para ayudar, necesitamos una catástrofe grande, para despertanos y abrir los ojos, es una pena pero por desgracia es así, hoy un saludo "triste".

Transformaciones Poéticas dijo...

Ayyyyyyyyyyyy Alfonso es terrible lo que sucede...

cariños
buena semana.

Satie dijo...

No matan los terremotos, mata la pobreza.

Alberto dijo...

hola, no se si te acordarás de mi, soy Alberto. Decir que cuando tengo ocasión leo tu blog. Saludos!