08 enero, 2010

¡No a la brecha (digital) de la Derecha!


No. No, General. No estoy dispuesto a hacerte un grupo de fans en Facebook. Seguro que en la derecha jerezana encuentras admiradores/as de tus pensamientos y tus conductas, pero conmigo no cuentes. El que yo te hable, no significa que te siga. Te hablo porque estás parado, congelado, y estás en el mejor sitio de Jerez. Lo ves todo. Pero hasta ahí, General. Confianza las justas.
No te enfades. Ah, que no es conmigo. Es con tu época. Te hubiera gustado nacer hace diez años y poder tener un ordenador como los que van a tener los niños de España para poder aprender informática y manejarse en internet. Los ordenadores de Zapatero, que se conocen. Ya. Lo entiendo, General. Como dice La Verbena de la Paloma, "las ciencias adelantan una barbaridad", y tu generación y la de mis padres, se han perdido muchas cosas.
Como también han perdido los niños de las comunidades autónomas del Pepé, Madrid, Valencia y Murcia. Resulta que sus dirigentes no le van a dar los ordenadores a los niños porque se quedarán miopes. Ay, General. La Derecha en España nunca ha soportado que el hijo del trabajador, del obrero, puede tener los mismos privilegios y el mismo poder acceder a la cultura, que los hijos de los pudientes. Por eso, le impiden, donde gobiernan, que puedan tener un ordenador ¡y gratis! Que si miopes, que si les provocará dolor de espaldas, que sí... eso a los niños pobres. Porque a los hijos de la derecha, General, con sus móviles de última generación, con sus pantallitas planas y pequeñas, no les pasa nada. Con sus consolas portáltiles, pequeñajas, tampoco les pasa nada. Con sus televisores portátiles en su cuarto, no les pasa nada. Con sus notebook pequeñitos, no les pasa nada. Sólo les pasa a los niños de los colegios públicos y concertados, a los hijos e hijas de los obreros. Pero dan unas excusas tan malas, General, que nadie les cree. Luego en campaña electoral, pondrán la mejor de sus sonrisas y se acercarán a los trabajadores, a las mamás de los niños y le dirán: ¡Qué guapa estás y qué bien hueles! Y la mamá y el papá del niño le dirán con orgullo: NO A LA BRECHA DE LA DERECHA.

No hay comentarios: