22 diciembre, 2009

Más Amor


Mal lo tienen que estar pasando los homófobos. Pero mal. El matrimonio entre personas del mismo sexo es ya un hecho en Portugal y en Méjico.
Y no se han roto los países, ni se ha hundido el Mercado... no. Ha triunfado el amor.
Ya estas personas son libres. Tienen los mismos derechos que en España. Por ejemplo, a acompañar a su pareja en el hospital si enferma. O a poder pedir permiso en el trabajo para asistir al entierro de su pareja, si hubiera muerto. Cosas tan elementales y tan crueles que no se podían hacer en España, y ni en muchos países del mundo.
España ha cambiado mucho. Hasta la Iglesia está cambiando. Y cuando digo Iglesia me refiero al pueblo, a la gente. No a la jerarquía.
Hace varios días en una parroquia, el grupo cristiano Esperanza de Jerelesgay presentaba a todos los presentes, las actividades de dicho grupo, así como una charla coloquio que llevaba como tema FE - HOMOSEXUALIDAD.
Hay luz. Rayos de esperanza. Hay sacerdotes que no condenan. Que entienden. Que comprenden a las personas homosexuales. Otros no, por desgracia. Pero bueno.
En realidad, no es que las cosas cambien. Es que hoy se aceptan. El valor principal que la persona homosexual aporta a la sociedad es la familia. Ya no es un excluído. Ya es uno más. Ya es una más. Esa familia, todas las familias, que Jesús quería, al elegir nacer en una familia muy poco convencional.

2 comentarios:

Isol dijo...

Ojalá un día aqui sea igual,nuestra sociedad aun no acepta,quizás Buenos Aires un poco más pero en donde yo vivo aun no,se critica y se condena al gay,peor son con las lesbianas,yo no puedo condenar a alguien por tener sentimientos,por amar ,siempre les he planteado a los que los critican que se pongan en el lugar del otro,y que me digan si ellos podrían estar con alguien a quien no desean ni aman,pues seguro que no, pues entonces todos deberíamos tener el mismo derecho,sabes?yo no me imagino ver por la calle dos chicas de la mano o dos muchachos de la mano porque nunca los he visto espero verlos,y que no les griten nada,un díaiba por la calle un travesti,que estaba vestido bastante bien como una chica se viste nada provocativo,y aun asi le gritaban de todo me ha dolido a mi las cosas que le decían!,yo he tenido amigos homosexuales cuando era mas chica y mis padres me los han prohibido es más como yo nunca me ponía de novia pensaban que yo era lesbiana y en casa me trataban mal por eso,casi me exijian que me ponga de novia cuando ya tenía 20 años mi mamá me presentaba los hijos de sus amigas,jejeje,tenía terror,pues si yo lo hubiera sido no me habría avergonzado de serlo,pero si tendría que ocultarlo ya que aqui está mal visto,y ademas hasta te tratan mal,lo bueno es que estamos avanzando los más jovenes están un poco más abiertos de mente,lamento que cueste tanto el hecho de entender que todos somos diferentes y que eso nutre,ya leiste lo que me han puesto cuando toqué ese tema en mi blog,con el tema del matrimonio de esos dos muchachos estaba todo el mundo en contra,algunos aceptan la union civil,pero estos muchachos dicen que ellos desean tener matrimonio porque si aceptan union civil sería aceptar la discriminacion y yo les encuentro razón.
En cuanto a la fé es cierto que muchos en la iglesia aceptan al otro como es,además Jesús cuando vino a este mundo no discriminó al contrario nos dió un mensaje bien claro al estar siempre del lado de todos los excluidos.
Lo bueno Alfonos es que en muchos sitios avanzaron y de a poco todos los lograrán,aqui quizás ya estemos proximos,te mando un fuerte abrazo y te deseo felices fiestas amigo mio! has tenido un año duro te deseo que el proximo año te llene de dichas asi al menos el dolor que llevas duela menos,buenas noches!

Alfonso dijo...

Muchas gracias Isol. Como decía la Negra Sosa, cambia, todo cambia... ¡Feliz Navidad!