22 diciembre, 2009

Lago Ness

Ya os contaba hace días que me gusta utilizar esto de las webcam repartidas por el mundo, para sustituir mis ansias de viajar. Bien. Ultimamente me estoy fijando en una cosa que quizás no tenga importancia, pero a mí, me gusta.

Una de las cámaras que tengo señaladas en mi blog de astronomía, es una que enfoca al Lago Ness. Sí, ese lago misterioso y bonito de Escocia, en el Reino Unido, donde cuentan desde tiempos inmemoriables que habita un monstruo, llamado popularmente Nessie. No se ha podido demostrar la existencia de tal bicho, pero todo lleva a sospechar que es un invento que buenos réditos le ha dado al turismo del lugar.

Allí hay una cámara web permanentemente enfocando al lago, y yo la miro todos los días. Por la mañana, claro. Cuando es de noche allí, la imagen es oscura.

No he visto al monstruo, pero he visto unas vaquitas. Me hacen gracia. Una vez las veo aquí. Otras allí. Otras andando. Otras comiendo. Me alegran la vida tontamente. Será que yo de pequeñito me he criado entre vacas. Será que yo sé lo que es ordeñarlas y tomarte la leche recién salida, calentita, con la garantía que las vacas eran sanísimas, claro. Las he tocado, me han chupado con su rasposa lengua, y me han mirado fijamente con esos ojos ... de vaca. Las he visto quitarse las moscas de las orejas con el rabo, las he escuchado mugir, correr, escaparse, dormir.

Hoy día, muchos niños civilizados de ciudad, cuando se toman un vaso de leche, de esa leche en caja que ya no mancha el vaso, piensan que la leche es una bebida similar a la cocacola y que se hace en fábrica.

Recuerdo que cuando un niño de ciudad, primo mío, vio salir la leche de la vaca, casi vomita. Yo he asistido a espectáculos maravillosos, como el parto de una vaca. He visto salir al becerrito, y como la madre, lo limpiaba con su lengua.

En la ciudad todo esto lo han perdido. Huelen mejor, no huelen ni a estiércol ni a paja. Pero yo creo que se han perdido mucho. Todo lo que yo me gané durante mi infancia campestre.

Ahí os dejo unas cuántas fotos de mis ciberamigas, las vaquitas escocesas y del lago, solo, nevado, cuando ellas no están.

ATENCIÓN, CORRECCIÓN DE ÚLTIMA HORA: Que no son vaquitas, que son ovejitas. Y se llaman, Mavis y Sheba. Y eso que me he graduado la vista hace poco uf... ovejas ovejas ovejitas ... sorry...
Aquí me he dado cuenta.

4 comentarios:

SOMMER dijo...

Yo creo que la magia está en no descubrir si existe o no el monstruo. Todo lo demás es romper el hechizo...

Miguelo dijo...

creo q nessie fue la primera estrella mediatica jejeje

y en que pagina esta esa camara? yo tambien quiero ver el lago nessss

Alfonso dijo...

Aquí Miguelo http://www.lochness.co.uk/livecam/

Satie dijo...

Seguro que no es la oveja Dollie?