27 diciembre, 2009

Benedicto XVI da la campanada.


El Papa Benedicto XVI, conocido ya en el orbe, como el Papa de la tierna sonrisa, ha sorprendido en estas fechas navideñas con unas declaraciones que encaminan de nuevo a la Iglesia a aquella que hizo el Concilio Vaticano II.
Benedicto XVI ha renunciado a venir a España por el inmenso gasto de dinero que eso suponía, (unos 50 millones de euros) pero al estar ya presupuestado, se lo entregará a Cáritas para que los repartan entre los pobres, atendiendo así a la llamada de esta organización.
Después de condenar como hace siempre los presuntos casos de pederastia en la Iglesia Católica: ‘Todo pederasta irá a la cárcel’ – dijo, aprovechó la presencia de periodistas de habla española para pedir que se le llame Benito, como hacen en Francia (‘Benoît), en vez de Benedicto, ya que Benito, lo considera más acorde con su varonil figura, en vez del glamouroso Benedicto.

Agencia de Prensa Monigote, Madrid, 28 de diciembre de 2009.


3 comentarios:

arobos dijo...

Era evidente desde el principio que se trataba de una broma, porque cómo se le iban a ocurrir semejantes cosas a ese personaje.

Amig@mi@ dijo...

jaja, es verdad, no me había dado cuenta de la festividad...
Piqué.
Un abrazo

belijerez dijo...

Hombre como inocentada tiene gracia. Aunque tu inocencia no es tanta, listo que eres muy listo.


Saludos inocentes.