13 diciembre, 2009

Avances

De pequeño leí una lectura escolar donde nos hablaban de la vida en el futuro. Yo alucinaba con esas casas redondas, aquellos trenes volantes y demás avances predecibles.
Algunas de aquellas cosas que creía imposibles me son cotidianas. Como hablar con alguien que esté muy lejos viéndole, con la webcam del ordenador.
Pero lo que he visto en la televisión me dado que pensar. Se ha inagurado en la provincia de Barcelona una nueva línea de metro, sin conductor. No sé cómo funciona eso, si alguien está en algún sitio manejándolo por contro remoto o está bajo un programa informático. Si es así y el metro se encuentra bajo el control de Windows, mire usted, pare el metro, que yo me bajo en la próxima.
Esto de la tecnología avanza que para qué. Si no, miren este vídeo de un robot tocando el violín. Cuando lo veas, dime si al terminar, aplaudes o lloras.



14 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

interesante entrada, el futuro
poco a poco nos vamos poniendo automatizados
lástima que el avance no sea equitativo en todas las latitudes
ni en todos los meridianos.

Muchas felicidades Alfonso
mucho amor y armonía son mis desos para ti y a los que tu corazón ama
besitos de luz!!

Abuela Ciber dijo...

Pensante!!!!!!

Te dire prefiero el violinista de carne y hueso.... de ser posible GUAPO... ja ja!!!

cariños y buen comienzo de semana.

josep estruel dijo...

Hola Alfonso.
Ya viste mi post de "Un mundo feliz"
Todo esto también forma parte.

Desde hace años hay líneas de metro que ya funcionaban así. Lo único es que había en todo momento allí un conductor.(AFORTUNADAMENTE)
En cuando al robot ni rio ni lloro porque no se que tengo que hacer.
Seguro que hace años verías en "vivo y en directo" aquel otro robot de la empresa sueca ABB, que además de bailar, después de poner en marcha un equipo de música, luego realizaba el numerito de lanzar un huevo al aire(un par de metros),de una mano a otra, y nunca caía al suelo ni se rompía.

Despues de todo lo que vemos, nos puede extrañar que estemos en el paro bastantes mas de lo que se supone deberian estar?.
Mira la máquina tuneladora de los metros. Hace unos años se hubiesen necesitado docenas de operarios.
Ah¡¡ y los robots no hacen vacaciones.
Un abrazo.

Agata dijo...

¿Qué quieres que te diga al ver el video?Ni fú ni fá.Mis dos hijos y su padre tocan instrumentos.Y te puedo decir que he llorado al verlos.No sólo es lo que sale del instrumento.Son sus caras.Sus ojos.Que se divierten.Que transmitennnnnnnnnn.Que son personas.Que los quiero.Que daría mi vida por ellos.
La última vez que mi hija dio un concierto en el Villamarta junto a 40 violonchelos más...lloré.Lloré de emoción.
La última vez que escuché a mi hijo dar la clase de clarinete en casa...se me pusieron los vellos de punta.Ninguna máquina me emocionará más que ellos.No.
Bueno,hay una máquina que no podría vivir sin ella:la lavadora.

belijerez dijo...

Mas bien para llorar, sobre todo teniendo en cuenta que dicen que lo porponen para hospitales......anda y por aquí haciendo Reiki en los hospitales.
La tecnica puede seguir avanzando, lo que necesitamos que avance es el amor al próximo. El mundo se muere por falta de amor, no por el cambio climatico.

arobos dijo...

Sí, sí, pero esa música no tiene alma.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Me estoy haciendo viejo esperando el futuro, un saludo.

Amig@mi@ dijo...

Madre mía, si los humanos ya sobramos...
Dentro de nada nos extinguimos como los dinosaurios
jaja
Un abrazo

Juanjo dijo...

¡Qué cosas...!

Aunque a más metros automatizados, más chóferes en el paro...

Saludos amigo.

Arantza G. dijo...

Un poco frío. Sin alma. Sin vida.
La música es sentimiento y...¿ dónde lo tiene que yo no lo noto?
Besos con cariño.

Gracia dijo...

Hace unos años (antes del 2000) pusieron en la tele un programa de ciencias que me impactó bastante y trataba precisamente de los avances tecnológicos de este tipo. En uno de los programas hablaban de la eterna discursión sobre si las máquinas podrían ser como los hombres. No sé, hay que cosas que las máquinas podrán hacer mejor como ese robot cirujano que tiene una mano con millones de dedos microscópicos y en cada dedo millones de sensores mucho más sensibles que nuestra piel. Pero, no sé, para interpretar música creo que además de tocar bien el instrumento hay que sentir, y eso de momento creo que es solo nuestro.

S. dijo...

qué barbaridad,terminator existe

annabelio dijo...

No sé Alfonso, yo sigo creyendo que el ser humano es la máquina más perfecta que hay, menudo empeño en reemplazarlo.

Bss

Yo lloro

Isabel dijo...

Desafina un poco el robot, aunque yo debería darme un punto en la boca, porque no engo ni idea de tocar el violín. La tecnología, avanza mas deprisa de lo que debiera en algunos campos, en otros, estamos aún muy retrasados, no hemos aprendido a convivir sin matarnos a diario. Un beso