20 noviembre, 2009

No a la violencia contra las mujeres


Hagamos un ejercicio de imaginación.
Supongan ustedes que yo quisiera crear una asociación de astronomía. Según la legislación vigente en Andalucía, tendría que elaborar unos Estatutos, de acuerdo con la ley, en el que tendría que especificar las siguientes cosas:
Los fines de la asociación, es decir, difundir la astronomía y hacer las actividades propias de la misma, como la observación o la fotografía.
Luego especificaría, el organigrama de la asociación, es decir, cómo se organiza.
Y diría que estaría conformada por los socios y socias, amén de una Junta directiva que llevaría la responsabilidad de la asociación.
Y aquí es donde quisiera poner una cosa: Que el Presidente de la asociación así como los miembros de la Junta Directiva sean hombres. De sexo masculino. Las mujeres tendría prohibido el acceso a todos los cuadros de mando de la asociación, y sus labores, aparte de las propias astronómicas, estarían encaminadas a la lectura en voz alta de los textos de los grandes científicos, eso sí, sin interpretarlos. Sólo leerlos. También estarían encargadas de la limpieza de los aparatos, de los cuidados de los menores y las que supieran, se encargarían de hacer comidas, dulces, etc... para hacer más agradables las observaciones.
Es imaginación como digo, porque si yo me presento con estos Estatutos, fijo que me lo echan para atrás, y supongo, lo pondrían luego en conocimiento de la Justicia por si fuera constitutivo de delito.
Obviamente, yo esto no lo iba a hacer jamás. Pero en España, como en otros muchos sitios del mundo, hay una organización que prohibe a las mujeres entrar en sus cuadros directivos. Las discriminan por ser mujer. Y la razón es porque lo digo yo. Porque me lo ha dicho Dios. Por unos papeles que se escribieron hace dos mil años y que yo interpreto como me da la gana.
Y no pasa nada. La organización está ahí, legal, y sin problemas.
Ya es hora que el Estado intervenga con una Ley Orgánica que regule esta injusticia en contra de las mujeres.
Porque la violencia contra las mujeres no sólo consiste en el espanto de asesinarlas. Trata también de sembrar en la mente de los hombres y de las propias mujeres, en especial de los menores de edad, esa semilla que hará que cuando crezcamos seamos machistas y pensemos que las mujeres no tienen los mismos derechos que los hombres. Y eso, también es violencia.

13 comentarios:

Ana dijo...

Llevas mucha razón...

Muchos besitos Alfonso.

Colo dijo...

Adhiero a todo lo que expresas... Es un tema delicado y debería tenerse mas en cuenta!

Un beso

Isol dijo...

Tienes toda la razón del mundo,fijate que para eliminar las ideas machistas hay que ir a la raiz del tema,educar los niños en una igualdad real y si les muestras con malos ejemplos que las mujeres son inferiores esto no se termina más,un abrazo Alfonso y te apoyo en todo lo que dijiste en este post,por muchos motivos,y en especial porque alguna vez padecí el machismo.

Nerina Thomas dijo...

Acompaño y apoyo tu mensión.
Así se habla!! así se piensa, amigo!!
Eres tan especial...pues por ello te quiero mucho.
Adelante!!!
un abrazooooooooooooooooooo

Ruth dijo...

¡Buenos días!

Yo digo no a cualquier tipo de violencia, indistintamente del sexo masculino o femenino, infantil, juvenil, al igual que al del mundo animal, NO, NO, NO.

Un abrazote.

annabelio dijo...

Alfonso, es que esto empieza ya desde que empezamos a entender nuestro entorno familiar y social, lo que quiero decir es que de poco vale divulgar el mensaje si desde que mamamos vemos en nuestro entorno la relegación hacia la mujer en ciertos ámbitos.

Los niños en sus casas ya tienen que ver desde el principio que su padre y madre son iguales en todo y para todo, así sería más fácil, pero lamentablemente y aunque menos que antes, todavía hay mucho cafre suelto.

Arantza G. dijo...

Si me permites, firmo tu entrada.
De acuerdo contigo.
Gracias.
Un beso enorme

Amig@mi@ dijo...

Todo tipo de violencia debería ser perseguido, lo malo es el pasotismo ... Estoy totalmente de acuerdo contigo
Un abrazo

__MARÍA__ dijo...

¡Gracias en nombre de las mujeres!
Besos Alfonso

elisa...lichazul dijo...

No solo a las mujeres .

PARA CON LA VIOLENCIA!!

los niños
jovenes
mujeres
hombre
ancianos

es toda una espiral que se entrelaza y que nos pudre aceleradamente

besitos de luz

25 Noviembre NO a la VIolencia de Género!!

Satie dijo...

Totalmente de acuerdo, es una vergüenza que organizaciones sostenidas en parte, con nuestro impuestos sean manifiestamente anticonstitucionales.

arobos dijo...

Con la Iglesia hemos topado. Esta institución puede hacer lo que le da su santa gana sin someterse a las leyes que a los demás nos gobiernan; e incluso pretende dictarnos sus leyes. Pero habría que obligarlos a ellos a no seguir discriminando a la mujer.

Blas de Lezo dijo...

Llevas mas razón que un santo que dirían algunos integrantes de tales organizaciones.

Me gustaría preguntarte si extenderías este razonamiento mas allá del justificado a las mujeres y lo aplicarías a tantas tradiciones que los nacionalismos (algunos con la z en vez de la c) plantan frente al resto de la ciudadanía como sus derechos centenarios e incluso milenarios para mantener así sus difenrencias que en muchos casos rozan la misma xenofobia.

Un abrazo y la cuestión es solo por deporte, porque parece que de seso hace años que no toca, creo que desde la revolución francesa. mas o menos.

Blas