06 noviembre, 2009

Lentejas

Mi madre intentó siempre que yo fuera un niño educado. Cuando llegó la época adoslecente en que ya empezaba a ir solo a casa de mis amigos, me dijo una cosa: 'Cuando te pongan de comer, cómetelo todo y nunca dejes nada en el plato'.
Y así hice cuando fui a comer a casa de un amigo.
Su madre me dijo: ¿te gustan las lentejas?
Sí, señora.
Era verdad me gustaba, pero mi madre me había indicado que fuera lo que fuera, me lo comiera.
Yo comía con mi amigo sólo en el comedor. Los padres comían luego.
Me puso un plato repleto. Estaba rico. Me lo comí.
Ella volvió y vio el plato vacío:
¡Huy, te han gustado!
Sí, señora.
Plas. Otro cazo de lentejas al plato.
¡Come más, chiquillo!
¡Dios!
Me comí otro plato de lentejas. Y lo terminé claro, como decía mi madre.
Volvió la madre de mi amigo.
¡Vaya sí que comes tú, no lo pareces con lo delgadito que estás!
Plas. Otro cazo. Más lentejas.
Ay, mamá. No puedo más. Me las comí todas.
Volvió la madre de mi amigo.
Señora por favor... no le eche más lentejas ar niño en...

Caso verídico sufrido en estas carnes que os escriben. Por eso no me extrañaría que el chiste de los garbanzos del gran Paco Gandía fuese verdad.


10 comentarios:

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Espero que al menos no fuera en julio y te llevara después a los toros, a las 5 de la tarde con la "caló"...

Nerina Thomas dijo...

Genio! mira que reres educado en verdad!!!
jaaaaaaaaaaaa
te quiero mucho, a pesar de la distancia.
Eres único!!
no veo la hora de compartir contigo algún momento, en la radio, en un espacio de habla, en un encuentro malagueño!!
buen fin de semana. muchos cariños sinceros!!

Juanjo dijo...

Gran anecdotario. Me arrancaste unas cuantas sonrisas. Saludos.

Satie dijo...

Si es que siempre has sido muuuu cumplío.

Miguelo dijo...

jajajajajaja a mi me gustan mucho las lentejas. pero no tanto como para comerme tres platos. que educadico q eres!

Arantza G. dijo...

jajajaa, vamos que las lentejas salían por todos los lados...pobrecito.
Muy educadito pero...menudo empacho de lentejas. Seguro que con eso que decían del hierro que contienen, estuviste varios días sin acercarte a un imán.
Besos simpático, que eres una maravilla.

elisa...lichazul dijo...

jajajjaj me encantan las lentejas!!
besitos de luz
felíz fin de semana

salvadorpliego dijo...

jajajajjajajajajajajajaja... Para contarlo a los nietos.

Un placer leerte.
Saludos.

Amig@mi@ dijo...

jaja, pa reventar de gracioso y de gases.
Pobre...
Un abrazo

Esteban dijo...

Pues por poco te pasa con las lentejas igual que al niño del chiste.Sin duda es mi chiste preferido y me humorista preferido.
Saludos