21 noviembre, 2009

Encuentra tu estrella


Una de las cosas que más me hace pensar en el Universo y disfrutar de él, son sus grandes distancias. Sus astronómicas distancias. Aquí medimos con un rango proporcional a nuestros cuerpos. La distancia cuando te beso es muy corta. Es nada y lo es todo. Sin embargo, cuando te marchas, la distancia se hace infinita.
Pero mirando al Universo, las distancias se salen de nuestro pequeño cerebro de 1.400 cc de volumen.
Millones de kms. Años luz. Tenemos que medir no con longitudes, sino con el tiempo. Con lo que la luz tarda en llegar de un sitio a otro. A 300.000 kms por segundo, la luz es un cangrejo arrastrándose en un Universo que nos queda un poco grande a nuestro cuerpo humano.
El Sol, a ocho minutos luz. La luz que vemos, las que nos pone morenos y nos calienta, salió hace ocho minutos desde cuando la vemos. No vemos el Sol. Vemos el pasado del Sol. Lo que fue el Sol hace ocho minutos. Pero eso es apenas imperceptible. La estrella Próxima Centauri, es la más cercana a la Tierra. 4, 22 años luz. Cuando la miramos con telescopio, porque a simple vista no se ve, y sólo desde el hemisferio sur, vemos como era la estrella hace 4,22 años. Y así, con cada objeto. Cuánto más lejos, más pasado.
El Universo es una máquina del tiempo.
La Junta de Andalucía, a través de la RECTA (Red de Espacios de Divulgación Científica y Técnica de Andalucía) nos ha creado una página web para los aficionados o no, a la astronomía tremendamente curiosa.
Encuentra tu estrella, nos dicen. Introduces los datos de tu nacimiento y te calculan que estrella está a una distancia igual en años luz que la edad que tienes. Es decir, te muestran la fotografía de tu estrella en el justo momento en que tú naciste, y que por las distancias en el espacio es AHORA cuando han llegado sus rayos de luz a la Tierra.
Es curioso y bonito. Ver algo que nació a la vez que tú.
Pero debo reconocer que quizás nos llevemos una sorpresa cuando conozcamos nuestra estrella. Las principales tiene nombre bonitos, se lo pusieron los árabes hace mucho tiempo. Vega, Altair, Procyon, Sirio, Arturo, Capella... son ejemplos de preciosos nombres. Pero cuando se elevó el nivel de la técnica aparecieron más estrellas ya no visibles a nuestros ojos, que sólo se podían ver con telescopios, y los científicos, menos románticos, o con menos imaginación, las catalogaron poniéndoles números. Así, mi estrella, la estrella que me corresponde a mí tiene el ‘bonito’ nombre de Hip 111960. Y no os digo el trabajito que me ha costado, y eso que se supone que yo entiendo algo de esto, de encontrar en que constelación está: en Piscis Austrinus.
Entren en la web para encontrar su estrella pinchando aquí en este enlace, y descubran qué estrella es la vuestra. Si no sabéis encontrar donde está, me lo decís y yo trataré de orientaros, nunca mejor dicho. De regalo, un vídeo sobre la distancia en el universo. Véanlo, y sobre todo, enséñenselos a sus hijos/as y sus alumnos/as para que se aficionen a la astronomía.


7 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Mira qué maravilla tupostde hoy!!No sólo que nos intruyes, sinoque brindas tu saber a tanta gente para que crezca.
Ese es mi amigo!!
Este es ALFONSO, el que da sin saber cuánto!!
El que construye, el que regala suconocimiento para que todos disfrutemos de tal saber, que no es poco.
El que está lleno de sabiduría y nos permite crecer a muchos.
Al que quiero y respeto, al que acuno muchas veces, a pesar de la distancia, que no existe cuando hay fuerzas y amor de humanidad para sostener el encuentro, que la vida me regala.
Buen fin de semana, aaaaaaaaaaa
gracias por el paseo a orillas del mediterráneo.
Ha sido otro regalo tuyo amigo!!
Gracias por tu tiempo, que atesoro una vez más.
Ya caminaremos a su orilla comiendo mantecados españoles hechos por Nerina, quien aprendió de su abuela Paca, esa malagueña que me acompaña desde una estrella cada día.
Una diosa en mivida!!Una sabia, sin duda.
Te abrazoooooooooooooooo

Alfonso dijo...

Muchas gracias Nerina, por estar ahí, siempre pendiente y levantando los ánimos, gracias :)

Juanjo dijo...

Estupendo post Alfonso, me sumo a las palabras de Nerina.

Un abrazo y feliz domingo.

arobos dijo...

Preciosa entrada. Buscaré mi estrella cuando tenga tiempo. Saludos.

Amig@mi@ dijo...

Uff, cada noche estrellada me quedo con una y así no hay problemas.
jaja
Besos

Arantza G. dijo...

Que bonitas palabras Nerina.
Y Gracias por el post Alfonso.
HIP 100923 te deja un beso lleno de cariño.
Ha sido como un juego.

__MARÍA__ dijo...

Tiempo me está faltando para entrar a buscar mi estrella...
¡Gracias Alfonso!

Besos