10 octubre, 2009

Tentación



Te inventaría un universo, hoy,
si ella no fuera ya mi estrella.
y te daría tiernamente amor,
si no la diera tanto a ella.

Eres la dulce compañía,
que pinta su sonrisa
cada día, para mí
de rojo y miel.

Eres la dulce tentación,
la fuerza que me empuja
cada día a ser infiel,
a ser infiel.


Tentación. Tentaciones. En la vida estamos rodeado de ellas. Somos un poco egoístas de por sí. Nos gusta probar nuevas cosas. Somos noveleros. Ver películas nuevas. Leer libros nuevos. Pero... ¿y personas nuevas?
Las personas cambiamos a través del tiempo. Obviamente, no somos los mismos novios que a los tres años de relación. La pasión no es la misma. La convivencia nos ha mostrado los lados más oscuros de nosotros mismos. Las familias que nos rodean, nos condicionan. Nos surgen problemas económicos. Tenemos que renunciar a muchas cosas que antes eran sólo nuestras y ahora de dos. O de ninguno, porque tuvimos que decirles 'no' completamente.
Y los niños. Que si no los tenemos, malo. Y si los tenemos, malo también, porque nos cansan, nos quitan libertad y nos traen preocupaciones.

Entonces surge ella o él. En el trabajo. En el círculo de amigos. En el chat.

Me perdería en tu silencio, hoy,
si no pensara tanto en ella.
y mantendría la mirada en ti,
si no la viera siempre a ella.
y no le llames cobardía,
hay cosas que en la vida
solo son para dos,
tan solo dos.

No es compatible la mentira
con algo transparente,
hermoso y frágil,
como es, el amor.


¿Por qué nos ponemos en situación de riesgo? ¿Por qué no huimos de lo que sabemos que va a ser una tentación? Si estás enamorado/a ¿qué haces en un chat? Si te encuentras sólo/a ¿por qué no lo hablas antes de callar y hablarlo con otra persona? ¿Por qué dejamos que la llama del amor se apague y la dejamos encender por otra persona? ¿Por qué tenemos esa necesidad imperiosa de volver a sentir las mariposas en el estómago que sentimos al conocer a nuestra pareja?

De todo eso hemos hablado esta mañana en la radio, Mari Carmen López y yo, a sugerencia de Miguel Angel, con los oyentes. Sobre la infidelidad. Un tema difícil porque hablar nos implica, nos delata. ¿Hemos sido infieles alguna vez? ¿Qué es ser infiel? ¿Se es infiel exclusivamente con acto sexual de por medio o se puede ser infiel de pensamiento, palabra, obra u omisión? Cuando tengas tiempo, escucha el programa. Es una hora y media. Pero hemos aprendido mucho. Aunque las preguntas sin respuestas están ahí. O sí las tenemos, pero nos las guardamos.


18 comentarios:

Angie dijo...

¿Se es infiel exclusivamente con acto sexual?

Nada más lejos de la realidad!!! Me atrevería a decir que esa es la forma más leve de infidelidad! La menos mala entre las malas...

Escucharé el programa mañana,seguro que es más que interesante...

Besos. Angie.

elisa...lichazul dijo...

ante las tentaciones hay una que es super ingeniosa

reencantar a tu pareja y reencantar tu propia vida

es más fácil cambiar la camisa que intentar salvar la que se gasta

besitos de luz

Abuela Ciber dijo...

La falta de compromiso en uno mismo y de autoestima.

De la oscuridad y prohibiciones se paso al libertinaje perdiendo el ser humano sus valores.

Ya regresarán las aguas a su cauce y...los seres se darán cuenta de lo hermosos que es amar y ser amado , en pareja.

Cariños

Cris dijo...

Te descubrí hoy y ya es tarde,pero prometo volver y escuchar el programa de radio,además me gusto tu post y lo comparto,casi todos hemos pasado por algo asi,sobretodo en los chats.

Yo también hago radio y te escucharé,otro día con más tiempo te daré mi parecer.
Un saludo desde León.
Cris

Isabel dijo...

Pocas personas no han sido infieles alguna vez, y no solamente son infieles quienes tienen otra relación parelela o un lio de un dia, sino quienes piensan en otras personas, pero es humano, somos así. Un beso

Nerina Thomas dijo...

Las tentaciones existieron siempre, pero cuando uno sabe donde está parado ni te mosquean.
Cuando ocurre, es por falta de seguridad en uno mismo.
La entrega es maravillosa, eso te permite jugar limpio siempre y vivir y dormir en paz.
Cuando algo de afuera de tu relación te llega es porque no has crecido amigo ni has aprendido las leyes de la naturaleza, admás te estafas a ti mismo.
Sin duda, no las justifico, al igual que ser infiel. Jamás.
Ser entera, primero conmigo misma y por ende con el otro.
un abrazo y muy buen domingo para todos.

Amig@mi@ dijo...

Uff, Alfonso, desde que no escuchaba a Perales. Me encnata, gracias por recordarmelo y de una forma tan bonita, y del tema de hoy... Yo sólo digo que se es infiel si se quiere ser infiel.
Tú mismo lo apuntas. "Quien huye del peligro, evita la tentación".
Un abrazo y me encantó tu post de hoy, aunque no tenga tiempo para escuchar el programa... ahora.
Abrazos

Satie dijo...

Cuando te enamoras, hay un chute de adrenalina en nuestro cuerpo. Somos pura química.

Agata dijo...

No me gustan los infieles.Son cobardes.
He conocido a gente infiel.Alguna amiga que ha estado saliendo con hombres casados.Y yo,no lo entendía.Sabía que él iba a lo que iba.Y que ella se hacía ilusiones.Tonta.Al final,pasó lo que pasó.Que él siguió con su mujer y encontró otra como ella para los ratos libres.
Se puede ser infiel de pensamiento.Eso es más difícil de pillar.Aunque hay señales que a una mujer no se le escapa.Creo que a un hombre tampoco.Nosotras disimulamos mejor.Por eso nos pillan menos.Es mi teoría.Porque casi siempre relacionamos la infidelidad como algo masculino.

Arantza G. dijo...

Abres la caja de la monotonía, sales de ella y te encuentras que hay más cajas como la tuya y entonces...emulas a Forest y tomas un bombón y descubres que te proporciona un sabor que habías olvidado; te deja un rico paladar y vuelves a tu cajita, la cierras de nuevo y vives feliz recordando...
Besos grandotes.

belijerez dijo...

Por cierto un libro agradable "Amarse con los ojos abertos", sobre infidelidades...

Todos en algún momento de nuestra vida somos infieles, aprendemos de ello.

Norber dijo...

Hola Alfonso,
Aquí he vuelto.
Son los condicionamientos de la sociedad los que nos llevan a que no nos comportemos como lo sentimos muchas veces. Seguir nuestro instinto, sin perder el respeto...
Un abrazo.
Norber.

Ana Belio dijo...

Yo nunca he creído que el acto del pensamiento sea inhidelidad, el pensamiento es totalmente libre, y está en el ser humano fantasear entre otras cosas con personas que te entran por los ojos.

El acto en sí ya se acerca más, aunque es como todo, porque no todas las personas son infieles por los mismos motivos.

Hay hombres y mujeres que niegan estar casados o tener pareja, que se quitan sus anillos si es preciso, engañan y mienten y ligan y desaparecen.
Y hay otras personas que vuelven a enamorarse y buscan aquello que han perdido o que de verdad no les dan.

Bs

LA UNA dijo...

Hace poco ví una peli que se llamaba "la extraña que hay en tí", se refiere más a la primera parte de tu articulo, en vez de a la infidelidad, pero me hizo pensar tambien...dime qué te parece vale?

http://www.sopasyletras.com/inicio/index.php?option=com_content&task=view&id=131&Itemid=34

Me ha parecido muy interesante...te seguiré

Gracia dijo...

A mí la infidelidad me entristece profundamente... Es como si con ella se derrumbara una torre gigante hecha de confianza, de lealtad y de compromiso. Y si faltan esas cosas, qué te queda?

Cynthia dijo...

Un tema que pasa de generaciones en generaciones, que será? por qué?? dura y transcurre en toda cultura en toda sociedad sin lograr que caduque... tema largo y profundo que a cada uno le hace eco según su estado anímico y emocional equilibrio y cordura que mantenga en su pensamiento.

Cariños.
buena semana.

Maripaz Brugos dijo...

Alfonso, que descanses en tus vacaciones.No te preocupes si el blog, está a medio gás...yó personalmente, no voy a sérte infiél...

Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

La respuesta no es simple ni fácil. Supongo que se cae en la tentación porque no se ama de verdad a la pareja, por puro egoísmo o narcisismo, en fin no sé, pero con los tiempos que corren mejor se fiel y tener una pareja estable que es un valor en alza.
Un abrazo.