23 octubre, 2009

Hipatia de Alejandría o el problema de ser mujer.


No me ha sorprendido que un cura de mi ciudad afirme en su blog que Hipatia de Alejandría “No fue famosa por sus dotes de astronomía y de hecho, en la historia de la ciencia y de la filosofía, no tuvo gran importancia, parece ser que era una reputada matemática” y se quede tan pancho.
Primero, resolver la contradicción, porque decir que Hipatia era una reputada matemática es decir lo mismo que era reputada en la ciencia, por las matemáticas son una ciencia, de hecho, es el lenguaje de la ciencia.
Y que no fue famosa por sus dotes de astronomía, lo dirá él, pero no es verdad.
La astronomía no se dota. No se nace con cualidades. La astronomía se aprende, a través de los escritos de astrónomos anteriores y a través de la propia razón, con la observación, la deducción, la inferencia, la creación de hipótesis, y en definitiva, con el uso del método científico.
Hipatia sí es famosa en el mundo de la astronomía. Otra cosa es que no se conozca, por ignorancia, pero lo que no se conoce, necesariamente no tiene por qué no existir.
Hipatia en astronomía mejoró el funcionamiento de los astrolabios, y estuvo a punto de deducir que la Tierra giraba alrededor del Sol viendo con acierto que la forma que utiliza la Tierra y el resto de los errantes (muy bien dicho en la película, lo que conocemos como ‘planetas’) era una elipse, donde el Sol ocupaba uno de sus focos. No voy poner aquí toda su obra, pueden leerlo en este enlace.
Hipatia, repito, es muy famosa en el mundo de la astronomía. Los astrónomos aficionados de mi generación hasta hoy hemos aprendido con la serie y libro ‘Cosmos’ de Carl Sagan, el mejor divulgador de la historia de la ciencia, junto con Isaac Asimov.
Ya, cuando tendría yo doce años sabía que Hipatia de Alejandría existió y lo que hizo. Y como yo, los millones de astronómos aficionados del mundo.
Y Alejandro Amenábar, el director de cine que ha llevado la vida de Hipatia a la pantalla grande con ‘Agora’. Amenábar ha hecho una película magistral, pero no ha inventando nada, porque si veis el vídeo que os pongo debajo de Carl Sagan, os daréis cuenta que Amenábar sacó el tema de su película de ahí, como él ha reconocido, también admirador, cómo no, de Carl Sagan.
Hipatia fue desollada con conchas marinas por los primeros cristianos alentados por las palabras del obispo Cirilo de Alejandría. Y eso es una verdad como un templo.
Aunque el pecado de Hipatia, no fue sólo ser pagana, y ser científica. Su gran pecado fue ser mujer. Y tan grande fue su condena, que no bastó con la muerte. Si no con el olvido. Con negarle el conocimiento a la Humanidad de que una mujer fue importante en ciencia hasta la llegada de Marie Curie.
A la jerarquía de la Iglesia le ha molestado la película, porque dice que da una visión mala de los cristianos. Da la que da, porque fue así. Pero yo, que soy cristiano, no me siento ofendido, porque no tengo nada que ver con los que mataron a Hipatia. Conozco la Historia de la Iglesia, y por tanto, su parte buena, que la tiene, muy buena, y su parte mala, y muy mala, que la tiene también.
Amenábar no hace una película contra los cristianos. Amenábar hace una película contra la intolerancia religiosa. Que pasó hace dos mil años. Y está pasando ahora. Lo mismo, no hay diferencias. O te desollan con la horca, como a los homosexuales en Irán, o te desollan con las palabras como sucede en España.
Quien se ofenda por la película por ser cristiano, de verdad, que se lo haga mirar, porque como dice el refrán, Quien se pica, ajos come.
Y os dejo el vídeo de Carl Sagan explicando la vida de Hipatia. Haciendo un ejemplo clarificador. Imaginen que se hubieran quemado toda la Obra de Cervantes, y sólo hubiese quedado ‘Rinconete y Cortadillo’. Hubiéramos hablado hoy de Cervantes como un escritor que escribió unas novelas ejemplares y que fue famoso en su época porque escribió algo sobre las historias de caballerías. Pero ignoraríamos hoy la importancia del Quijote para la lengua catellana. Como hasta hoy, hemos ignorado (menos los astrónomos y amantes de la ciencia, los historiadores y las feministas) la vida de Hipatia de Alejandría. Gracias, Alejandro.

ACTUALIZACIÓN: Más sobre Hipatia de Alejandría en Ciencia Directa, Red de Espacios de Divulgación Científica y Técnica de Andalucía.



Y ahora os dejo el avance de la película dirigida por Alejandro Amenábar. No os la perdáis. Ver el Faro de Alejandria, una de las maravillas del mundo antiguo, y la Biblioteca de Alendría es una experiencia inigualable.





31 comentarios:

Ana dijo...

Alfonso....Solo puedo levantarme y aplaudirte. Yo vi la película el sábado y saco la misma conclusión que tú. Su gran castigo fue ser mujer. Soy cristiana y para nada me sentí ofendida con nada de lo que vi, y es por una razón muy sencilla...Al amparo de las religiones, a igual que al amparo de las ideas políticas se cometen desmanes, y son los hombres los que hacen esos desmanes. No por ser cristiano o judío o musulmán soy malo...Soy malo porque mi naturaleza es así...Y el que no lo entienda, que se lo haga mirar como muy bien dices.

Muchos besitos, y disfruta del finde.

MIGUEL ANGEL dijo...

Pienso lo mismo.El castigo que sufrio esta mujer fue ser mujer y encima poder descubrir la historia que escondiá el cielo. Pero sigo insistiendo, se trata de una cuestión de política inspirada en el machismo hacia la mujer, su persona, su profesión he inteligencia. Un saludo.

Cynthia dijo...

Besotes... abrazos.

buen finde.
muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

siempre nos regalas y nos describes con tu don todo lo que quieres dandonos una visión y una entrega siempre a corazón abierto.

gracias.

elisa...lichazul dijo...

alfonso

me tiene super metida este famoso film, pedro de la acequia le ha dedicado un montón de entradas y ahora tú ,
de seguro ha de ser alucinante

cuando llegue acá a chilito ojalá
me queden ganas de verlo jajaja


besitos desordenados

Anónimo dijo...

"Quien se ofenda por la película por ser cristiano, de verdad, que se lo haga mirar, porque como dice el refrán, Quien se pica, ajos come."

Pues nada, los comeré. Pero por muchos ajos que yo ingiera y por muchas películas ideológicas que se rueden con los millones de Berlusconi, hay algo que nunca cambiaréis; porque no es vuestro sino que pertenece a la Historia, y es a saber:

-Que no hay una sola prueba de que San Cirilo tuviera que ver con el asesinato de Hipatia. Y que es falso que lo justificara, que ordenara asesinar mujeres y niños judíos, ni todas las demás maledicencias que se profieren de él en "Ágora".

-Que Sinesio de Cirene no fue traidor ni cómplice de la muerte de Hipatia, sino que falleció antes que ella evocando en sus cartas (publicadas en Gredos) el dulce recuerdo de su venerada maestra.

-Que lo de "combatir el fanatismo" no es más que una excusa para odiar más todavía a los cristianos, y luego lavar la conciencia (o tratar de que los propios cristianos se confíen y acaben pagando por ver la película).

-El odio siempre será primitivo e irracional, y el que se alimenta de mentiras históricas nunca lleva a ninguna parte, como no sea a perpetrar holocaustos.

Satie dijo...

Sagan, siempre Sagan. Me alegro de que te haya gustado la película y qué podemos esperar de una Iglesia que intenta robarle los obispos a los anglicanos.

Hypatia XXI dijo...

Alfonso, como sabes adoro el personaje de Hypatia porque encarna sin despeinarse todo el androcentrismo y la misoginia que la historia ha tenido, tiene y tendrá, si no ponemos los medios.
Como siempre, y el cura ese que mencionas no iba a ser menos, la Iglesia niega la mayor cuando de ciencia, mujer, fundamentalismo etc, se trata, y la historia de Hypatia como dije al principio, reúne todas las características para que la Iglesia Católica la anatemice o cuando menos la desdibuje.
Pero no importa, seguiremos de pie, aún con la rabia y la pena en la garganta, y ahora Amenábar tendrá que aguantar que le digan de todo, cuando en realidad lo único que no le perdonan es que fuera portada de la revista Zero.
El para mí si que es el auténtico Alejandro Magno del cine español.
Ya va la peli por 2.000.000 de espectadores/as y en el número uno de gustos del público.
Hypatia ha muerto, Viva Hypatia!

jaime dijo...

Lo siento Alfonso, creo que no eres objetivo o no te interesa reconocer que la película de Amenábar está muy mal documentada históricamente. Encima, avalarla diciendo que se ha inspirado en Carl Sagan suena a risa. Como tú dices, Sagan es un gran divulgador de la ciencia, quizas el mejor, pero un más que discutible buen historiador. Quizás escribiera sus teorías sobre Hipatia tras atiborrarse de cannabis o marihuana, de las que se declaró partidario (y se supone habitual consumidor) en su libro "Marihuana reconsidered" (1971). Su reconocimiento por parte de la comunidad científica contrasta con el escaso -nulo más bien- interés que despierta entre historiadores del pensamiento.
Que Ágora es una gran película no lo discute nadie. Que es manipuladora y un intento de desacreditar una vez más al crisitanismo, parece también más que evidente.
Que Amenábar, por su reconocida homosexualidad y su cercanía al mundo masónico, odia al cristianismo e intenta hacerle todo el daño que puede, ya quedó claro con "Mar Adentro" y ahora con "Ágora".
A mi modo de ver, Amenábar es el director de cine español con más talento, pero que está siendo utilizado y se está dejando utilizar por los poderes establecidos es, creo, una verdad más que incuestionable. Él es una pieza más en ese engranaje que justifica que "Una mentira repetida mil veces termina convirtiéndose en una verdad incuestionable." Curioso que desde junio hasta la fecha hayan aparecido más de diez libros sobre Hipatia, todos con la misma línea de pensamiento. ¿Casualidad o campaña orquestada mediáticamente...?
Las críticas le llueven al director por todos lados, entre otras cosas, porque se le ve a la legua su odio exacerbado a la religión en general y al cristianismo en particular. Me parece, y ya concluyo, que una de las mejores está en este enlace:

http://www.larazon.es/noticia/desmontando-agora.

Por cierto, un último apunte: Hipatia era pagana, no agnóstica ni mucho menos atea. Creía en los dioses paganos, que son los que salen reflejados al principio de la película. Basta estudiar un poco de historia de las religiones para saber que el "agnosticismo" es un término acuñado en 1868 por Thomas Henry Huxley para distinguirlo del ateísmo moderno. Decir que Hipatia era agnóstica es como decir que Julio César fue un empedernido seguidor del Real Madrid; en otras palabras, lo que se conoce como un "anacronismo" y de los que la película de Amenábar esta repleta.

Anónimo dijo...

"...y qué podemos esperar de una Iglesia que intenta robarle los obispos a los anglicanos."


Eso no es verdad, sino una incalificable mentira. Pero eso es cosa suya y de su conciencia; y aunque fuera verdad, peor es privar a alguien --sea obispo anglicano o lama del Tíbet-- de su derecho inalienable a cambiar voluntariamente de religión o creencia, de dejar de tenerlas del todo o de recobrar la fe tras profesar el ateísmo.
El Corán decreta para los musulmanes que apostatan o se convierten a otra religión la muerte inapelable. Y yo me alegro de pensar lo contrario de usted a éste y otros respectos.

Thiago dijo...

Yo ya he visto la peli y a mi tb. me ha gustado...

No me extraña que el cura diga eso, cari, piensa que la iglesia es la culpable de que todos esos siglos la mujer fuera apartada del poder y del conocimiento... ¡Y lamentablemente en eso siguen!. No hay que ver mas que su postura contra el aborto. Siguen pensando que los apostoles ean hombres y todas esas chorradas, y como dice el OPUS, solo valen para servir al hombre...

Asi que esperas de un curita? Bezos.

Abuela Ciber dijo...

Realmente esto es un lujooooooooo

Ha sido un momento el que he pasado con tus palabras y video magnifico.!!!!!!

Te felicito por lo expuesto!!!!!!

Y por muchos sentires GRACIAS!!!!!

Cariños

Satie dijo...

Estimado anónimo, yo no niego, el derecho a cambiar de religión, debe ser que no ha leído bien mis palabras. Sólo digo y afirmo que intentar fomentar el cambio de confesión aprovechando que algunos obispos anglicanos están en desacuerdo con la línea oficial es cuando menos hipócrita. ¿No es la Fe un don? ¿Para qué hacer proselitismo?

danielito raulista dijo...

la película es magnífica. en el cristianismo hay episodios muy negros, alguien se acuerda de la inquisición. Alguno que otro y sobre todo mujeres murieron por decir barbaridades como que el sol era el centro o que había plantas medicinales o por diseccionar un cadaver para el bien de la medicina. Hypatia no ha sido eminente porque era mujer, hoy en el pp siguen ninguneándolas o que paso con Elena Salgado ylos presupuestos, como un "lider" puede decir que no le ataca porque es mujer en una democracia. pp rancio pp.
quizas la iglesia tampoco tenga nada que ver en Gurtel, visita de 3.3 millones de euros que se paga por 6 millones a ls amiguetes de CAmps. Por cierto en estas tramas nunca caen mujeres, son más honradas o estos rancios las dejan fuera de los negocios reservados para hombres?

lola dijo...

La he visto dos veces y también creo que es una muy buena película, bien hecha y rigurosa. Si hay algunos detalles, digamos no rigurosos como la edad en que murió Hipatia, ¿pero qué importa eso? si ni siquiera los historiadores se ponen de acuerdo en su edad porque no sabemos exactamente cuando nació. Tampoco sabemos con certeza su obra porque fue destruida, pero por eso mismo no nos tendría que extrañar que estuviera trabajando el movimiento de elipse puesto que ya antes que ella algún autor ya lo había hecho. Pero en la trama en general es bastante seria así como los personajes que son verídicos (exceptuando a Davo). La ambientación y vestuarios son buenísimos (por favor, fijaros en la escena en que ella da clases, las paredes, las columnas, es una gozada), así como detalles históricos, escenas donde podemos ver como eran los retretes de la época, los peinados de los niños, los vestidos, como aplaudían con esa especie de sonajeros que utilizan en el teatro, o el instrumento musical que toca Orestes para declarar su amor a Hipatia... en fin, son muchos detalles por los que me parece una película muy bien hecha y documentada. Por otro lado hay unos detalles con los que Amenábar nos deleita en su manejo magistral de la cámara. Por ejemplo cuando nos enseña en medio de una contienda un simple hormiguero y una escenas después aleja su cámara hasta el cielo para hacer un paralelismo con la gente vista desde la altura moviéndose como autenticas hormigas.... O, la escena en que entran los cristianos a la Biblioteca y la destruyen, el efecto de la cámara coloca todo boca abajo, para mí simboliza el mundo puesto patas arriba...
Yo he disfrutado mucho viéndola y la recomiendo. Ojalá se hiciera más cine con esta calidad en este país. Gracias Amenábar por tu trabajo y buen hacer, también por tu valentía, porque esta película es muy valiente.
En cuanto a las críticas que estoy viendo que dicen que es una crítica al catolicismo o cristianismo en general, creo que la gente que dice esto no ha visto la película o por lo menos no la ha visto con objetividad. Digo esto porque en la película no queda bien parada ninguna religión, porque los judíos también tienen su lado oscuro. Ni siquiera los paganos se salvan ya que aparecen como los primeros en utilizar la violencia generando una verdadera carnicería. Lo que pasa es que algunos les escuece la verdad, pero sabemos que históricamente es así como sucedió y en aquella época era muy habitual las refriegas en las calles de Alejandría. Precisamente ese es el argumento de la película el fundamentalismo religioso (de cualquier religión) en oposición a la ciencia y el saber. Creo que es un canto muy bonito a la tolerancia y el respeto hacia el que piensa o siente diferente, respeto a las mujeres, respeto a la ciencia…. RESPETO.
Al público sólo nos queda apoyar más al cine español, y no estar tan acomplejados con el cine americano donde también se hacen muchos bodrios y sin embargo son exitazos de taquilla por que se saben vender muy bien.
Un saludo.

Laura dijo...

Alfonso, he visto la película. No podía perdermela. Amenábar me parece uno de los mejores directores y guionistas que tenemos en este país, por no hablar de su faceta de músico, compositor de todas las bandas sonoras de sus películas salvo esta de Agora. El título ya debiera ponernos en antecedentes de lo que nos vamos a encontrar. El Ágora era la plaza pública donde gentes de toda condición e ideología exponían a quien quisiera escucharle sus pensamientos y objetivos. Era un fluir constante de sabiduría mezclada con estupidez, y todo por el mismo precio: gratis.
Para mi la película que, desde el punto técnico es de una impecable factura, un reparto en estado de gracia y una ambientación espectacular. Tiene un guión digno de leerse y releerse, frases como la que pronuncia Davo mientras entierran a los judíos que ellos mismos habían masacrado:
¿Tú hablas con Dios?
Todos los días
¿Y qué te dice?
Que es el único.
Pues a mi me perdonaron...

O cuando Hipatia le dice a Sinesio: Tú no puedes cuestionar tu fe, yo debo.

No encuentro yo en el mensaje final de la historia, ni proselitismo feminista, ni descrédito al cristianismo. Pienso que la historia, basada ( y muy bien reglejada) en hechos reales, está por encima de las imágenes que muestras a cristianos malos y filósofos buenos. No, no es una película de buenos y malos. Es una historia de fundamentalismo versus cultura. Conformismo contra investigación, innovación.
No creo que San Cirilo, Doctor de la Iglesia, influenciara contra ella por ser mujer, sino por ser persona poderosa sin más armas que las del conocimiento.
Alejandro Amenábar está por encima de mediocridades y polémicas.
Me encanta esa escena en la que los Soldados de Cristo afilan sus armas por la noche sentados en una escalinata y uno comenta que ha oído hablar sobre que la Tierra es redonda, y otro, con la descarada bravuconería que otorga la ignorancia a quien tiene entre sus manos una espada replíca irónicamente que el firmamento es solo una tapadera de la superficie de la Tierra, tan plana que "si fuera redonda por qué no se caen de ella los que están en los extremos?".
Y es una lástima que algunos se queden en la historia y no estudien La Historia.
Enhorabuena Alfonso por esta completísima entrada.

yoyoyo dijo...

todavía no he podido ver la película pero de Hipatia llevo leyendo cosas desde hace un montón de años.
El otro día oí hablar igual que a ese cura a una señora en la consulta de un médico. Pensé que era algo suelto pero supongo que la jerarquía eclesiástica anda propagando esas cosas.
Han pasado miles de años ¿no pueden dejar de defender lo que hicieron hace tanto tiempo gente a la que ni conocen y ver que es parte de la historia y aprender de ello?
Me desconcierta esta Iglesia.

josep estruel dijo...

Alfonso, yo también te aplaudo.

Hipatia era una mujer abierta a todo el saber, y como muy bien se ha dicho su castigo fue ser mujer.
Pero Hipatia era pagana y le tocó vivir en tiempos duros para el paganismo. Su situación llegó a ser muy peligrosa en aquella ciudad que se iba haciendo cada vez más cristiana. Los filósofos neoplatónicos como Hipatia pronto se vieron perseguidos. Algunos se convirtieron al cristianismo, pero Hipatia no consintió en ello a pesar del miedo y de los consejos de sus amigos como el caso de Orestes, prefecto romano y alumno suyo, que no consiguió nada a pesar de sus ruegos. Hipatia resultó ser para sus enemigos, no una mujer científica sino una bruja peligrosa.
Gracias.

Anónimo dijo...

Desde luego, Satie, si yo fuera uno de esos miles de anglicanos pasados al catolicismo preferiría que usted no "me defendiera" (aunque en realidad lo que hace es machacar porque sí a la Iglesia católica, sin pruebas y por puro odio, o sea, lo de Amenábar, o sea, lo de siempre, o sea, odio y más odio desde que el mundo es mundo...).
Y creo que preferirían que usted no "les defendiera", porque primero les ha negado el derecho básico de elegir sus caminos, y ahora les toma por estúpidos peleles (¡a cientos de miles de súbditos de su Majestad Británica, por Dios!), que se pasan al católicismo no por una decisión libre y madura, sino... ¡por "el proselitismo de la Iglesia"!

Por mí pueden ustedes seguir desayunando odio aderezado de sapos y culebras contra nuestra madre la Iglesia (al menos para mí lo es). Con el tiempo, quién sabe, a lo mejor les cambia el metabolismo y les acaba sentando bien...

Juanjo dijo...

Pues habré de verla.

Un saludo.

Satie dijo...

Estimado anónimo, ¿Cómo sabe que mis palabras son guiadas por el odio? ¿Es que usted me conoce como para saberlo? Desde luego, yo no pretendo defender a los anglicanos, tan sólo expreso una opinión a la vista de unos hechos.

belijerez dijo...

Me alegro que el cine español se desarrolle, entre otros aspectos, económicamente. Me satisface vivir en una democracia que hace un Estado Laico. Soy cristiana, jerezana, felizmente casada y otros adjetivos...Me ayuda a desarrollar mi pensamiento positivo leer blogs de este calado argumental en diversas cuestiones. Doy gracias a Dios por la comunicación que nos hace a los seres HUMANOS.

Gracias, Alfonso todo un placer leerte.

Anónimo dijo...

"...y qué podemos esperar de una Iglesia que intenta robarle los obispos a los anglicanos." (Satie)


Esta clase de sórdidos embustes sólo proceden del odio o de algún dañino impulso irracional, señor, se ponga usted como se ponga. Aunque reconozco que a veces vienen aliñados de ignorancia, mas siempre de una ignorancia perezosa y culpable. Todos nacemos desconociéndolo todo; luego, con el estudio, la búsqueda y la razón algunos remontan esta situación. Otros no, y están en su derecho; pero son honrados y piensan que el silencio es más bello que unas palabras necias o malévolas.
Y otros, en fin...

Satie dijo...

"pero son honrados y piensan que el silencio es más bello que unas palabras necias o malévolas"

Amén.

Alfonso dijo...

Agradezco todos vuestros comentarios. Obviamente, rechazo el acusar de mantener odio a los demás y a las opiniones de los sacerdotes que han escrito aquí, porque como soy cristiano, no puedo estar de acuerdo con ellos. Gracias a todos y todas. En el cine, como en todo, para gustos, los colores.

David dijo...

Alfonso soy David, estoy total y absolutamente de acuerdo contigo, sobre lo que escribes sobre la pelicula. Muy buena argumentación.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Señor Saborido, permítame aconsejarle que salga ya de la película de Amenábar y mire la vida con los ojos de realidad que se esperan de un adulto.
¿Quién le ha dicho que este servidor suyo --que, en efecto mantiene que "Ágora" es una forma torpe y muy cara de renovar el odio viejo al cristianismo entre las masas acríticas e incultas-- es ¡¡¡sacerdote!!! ?

Ya puestos, haber dicho que soy monje de Nitria: el mismísimo Amonio caricaturizado en la peli. Total, si ya se ve que desde que Amenábar se alió con Berlusconi la historia, la ficción manipuladora y la realidad se mezclan ya a bulto...

Alfonso dijo...

Amigo anónimo, gracias por compartir sus comentarios aquí en este blog libre. Ya saldré del tema, cuando lo considere oportuno. Siento que usted tenga que permanecer en el anonimato, como compañeros suyos, con expresa prohibición de sus superiores para que escriban en su blog y en este blog como en otros.
Como cristiano, como católico como usted, rezo para que encuentre un camino lleno de amor y tolerancia, más acorde con los valores del Evangelio. Buen domingo, día del Señor, adecuado para estar alegres :)

Agata dijo...

ANÓNIMO: "Y yo me alegro de pensar lo contrario de usted a éste y otros respectos.""Pero eso es cosa suya y de su conciencia"."Preferiría que usted no "me defendiera"."Mire la vida con los ojos de realidad que se esperan de un adulto."
"Por mí puede usted seguir desayunando odio aderezado de sapos y culebras contra nuestra madre la Iglesia (al menos para mí lo es). Con el tiempo, quién sabe, a lo mejor le cambia el metabolismo y le acaba sentando bien..."
GRACIAS POR SUS PALABRAS.ME HAN SERVIDO PARA USARLAS CON USTED.

civilis dijo...

Yo no fui a me contaran la historia de Hypatia, yo fui a ver una película de Amenábar, un relato visual de Amenábar... y me encantó. Algunos de los que aquí han escrito hablan de falta de rigor histórico. No era la intención de Amenábar (al menos eso creo) de construir una epopeya histórica.
Cada uno se queda con lo que más le gusta. Yo no veo tanto el tema el tema de intolerancia religiosa (que lo destaca el autor, y bien) como el de que querer ensalzar el espíritu inquieto, el de las ganas de conocer, de investigar, de descubrir... el cielo y los planetas. Y explicar sus comportamientos. Y una mujer, Hypatia, científica infatigable.
Sinceramente, una película maravillosa, se mire como se mire.

Anónimo dijo...

"GRACIAS POR SUS PALABRAS.ME HAN SERVIDO PARA USARLAS CON USTED."


Sobre todo, artificiosamente utilizadas después de sacarlas de su contexto. Aunque, aun así, no creo que me dejen mal del todo, porque trato de pesar y medir lo que pongo.
Pero, en fin, de nada...

Gracia dijo...

A mí me encantó la película Alfonso, porque me parece que es como un himno a la intolerancia. Parece que la religión en su momentó se encargó de que la mujer se identificara con la brujería y el pecado; desde luego a algunos les interesaba eso para poder quitarse de en medio a mujeres inteligentes que cuestionaban su ideología. En fin, al margen del rigor histórico, creo que esta historia se ha repetido miles de veces en distintas épocas e incluso sigue ocurriendo hoy en día puesto que algunos países están dispuestos a ejecutar a hombres homosexuales. Creo que la diferencia entre una cosa y otra es mínima...