17 octubre, 2009

Acoso Telefónico


Vaya día. No me han dejado vivir con el teléfono. Hace dos días no paraban de llamarme desde el 1485. Cogía el teléfono y colgaban. Busco en internet y me entero que es un número de Teléfonica. Así que cuando me llamaron otra vez lo cogí, esperé, y salió una chica con acento extranjero hablándome en nombre de Movistar para ofrecerme una oferta.
Le digo que no tiene autorización para llamarme a mi teléfono, y me dice que Teléfonica coge aleatoriamente los números y llama, y de nuevo me dice que me ofrece tal producto de Movistar.
Le digo que tengo mis números de teléfonos restringidos a las guías telefónicas, que no son públicos, y que la Ley de Protección de Datos de España me protege. Como si le hablara en chino. Me vuelve a ofrecer los servicios de Movistar, y dicho esto, le cuelgo. Y han parado de llamar. Por lo visto la máquinita ya sabe que yo no quiero esa publicidad. Pero si no coges el teléfono estará llamándote eternamente. Telefónica con esto demuestra una malísima educación, son molestos, y por supuesto, nunca conseguirán que me haga cliente de ellos.
Al día siguiente, saco una tarjeta prepago de vodafone que tengo apagada siempre y que sólo utilizo en casos puntuales, como que a algún familiar le haga falta un teléfono. En fin, la enciendo porque necesitaba comprar un bono de internet para cuando vaya fuera.
Y curioso, sólo encenderlo, un número que no conoce nadie (yo mismo tengo que mirar en el papel que número es porque de no usarlo, no lo sé), empieza a recibir llamadas de un número: el 911 54 80 76. De Madrid. Eso me mosquea más. Llama como siete veces al día. Miro en internet, y muchas personas reciben llamadas de ese número. Nadie contesta si lo coges. Si llamas, el número no existe. Pero molestan.
Y digo yo. ¿POR QUÉ LAS COMPAÑÍAS DE TELÉFONO NOS TORTURAN CON TODAS ESTAS MISERIAS? Porque bastante tenemos ya con sufrir sus nefastos Servicios de Atención al Cliente, que más que eso, son Servicios de Creación de Problemas a los clientes, para que encima, tengamos que aguantar sus llamadas sin haberlas solicitado.
Necesitamos una ley que ponga esto en orden, ya.

7 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Aquí se ha programado un día, en que se solicita que nadie use el celular. Cosas parecidas suceden.
Es la manera abrupta de vender amigo.
No atiendas.
No entres en el juego, es lo que desean.
No les des el gusto.
Estás vacacionando? Pues a divertirse y a descansar! Te lo mereces.
un manojo de abrazos

Arantza G. dijo...

En verano he pasado por algo parecido, lo peor es que cuando venía la factura veía que me habían cobrado el mensaje que ellos me habían mandado y yo no había contestado.
Movistar no se hizo cargo de pago porque era compañía ajena a ellos y lo que hicieron era dar de baja ese número que precisamente yo no había dado de alta.
Robo a teléfono armado!!
Besos y hay que estar al loro...que te la meten cruzada.

Ana dijo...

Timofónica y su cosas...Grrr.

Muchos besitos.

Isabel dijo...

Es increible, pero es así, y lo peor es que por mucho que protestas, no consigues nada. Un beso

Ana Belio dijo...

Alfonso eso sucede porque siempre hay gente que pica y accede, yo misma he oido en un autobús a una chica acceder, porque las ofertas en cuestión le parecían increíbles, y después ha llamado a una amiga para contárselo.

Luego sobre la marcha es cuando te encuentras las orpresas de la letra pequeña que no te cuentan.

elisa...lichazul dijo...

jajajaj en todos los lados don de sus pulposos nidos estén , harán de las suyas

acá pasa igual y eso de que es aleatorio las pinzas jajaja

besitos de luz

belijerez dijo...

Ley de protección de datos, la tenemos. Lo que hace falta es una plataforma, un grupo, alguien que poga una denuncia por acoso, por infracción de datos, por lo que haga falta pero que haga que se reconozco como delito o falta o lo que sea a esas compañias que no respetan nada de nada. Yo les demandaría directamente por acoso.