01 septiembre, 2009

Si me besas, me defiendo.


A ver. Seré raro. O arisco como me dicen. Pero me gusta ser como soy. Y ya, a estas alturas, difícil veo que cambie.
Que no me gustan los besos, estoy harto de repetirlo. Ya en mi radio hemos tenido este debate ampliamente. Y me han dicho de todo menos bonito.
No me gustan los besos, excepto de determinadas personas. Muy pocas. Se pueden contar con los dedos de una mano. Y en todo caso, yo no beso. Pongo la cara.
Ahora con la gripe A se nos habla de las fuentes de contagio, entre ellas, el contacto físico: dígase besos, dígase darse la mano.
Pues costará, costará cambiar la costumbre, si es que no se consigue.
Porque lo peor de todo, es que la gente no te respeta.
A ver, si usted sabe porque yo se lo he expresado ya claramente cientos de veces, que no me gusta que me besen, ¿a qué viene usted con sus morros llenos de saliva, pintandos con carmín que se pega, y su cara sudorosa, a estamparme su beso chupón en mi nuca, porque normalmente le vuelvo la cara? ¿Usted cree que me hace gracia? ¿Sabe usted lo que yo siento cuando la veo (o le veo) venir trotando hacía mí, como una cabrita de Heidi Alpes abajo, a estampar el beso succionador que me salta la sangre, que quizás le falte en otros lares de su vida?
De verdad, ¡LO ODIOOOOOOO!
Pues nada. Alfonso. Es tu condena. Quizás fuiste en tu vida pasada monje egipcio y le negaste un beso a Cleopatra, o fuiste príncipe azul en un cuento de los hermanos Grimm, y por no dar besos, dejaste a la princesa protagonista del cuento en estado de coma In saecula saeculorum.
Ahhg.
Lo bueno de todo es que a mí todo esta histeria colectiva de la gripe A me va a beneficiar, si la gente toma medidas.
Lo feliz que voy a ser cuando me saluden torciendo las lumbares, cual japoneses.
También la polémica se centra en los ritos religiosos. No quiero ni pensar en los besos que se dan los rusos (por triplicado). Yo soy ruso y me voy a vivir a Siberia, donde con la cara tapada, sólo te dan besos en el gorro. Pero en las misas. ¿Qué hacemos en las misas? Quizás a la hora de la paz, me salga con disimulo de la bancada y me ponga a ver imágenes en silencio en plan absorto. Aunque con las imágenes también hay que tener cuidado. Algunos y algunas son virtuosos en dejarlas llenas de babas. No hay cosa más curiosa que el pie de un Jesús manchado de carmín o mojado.
No sé que hará la Iglesia para evitar eso. Pero lo que tenía que evitar es la falta de higiene en las comuniones. Ese cura metiéndole los dedos en la boca a gente piadosa que en vez de comulgar, sacan una lengua carnosa, larga y húmeda, que me recuerda a Alien. Ese cura que se queda con los dedos mojados y que se lo roza en la boca a la siguiente persona. Autopista de virus. Hala. Pasen. Pasen. Atchús.
Yo siempre he comulgado con la mano. Pero hasta eso me da asco ya. No por la comunión, porque Cristo no tiene culpa de todas las cosas que le hacen, El Pobre. Si no porque una vez vi las manos de un cura... imagínense. El colega, fumador empedernido. Las manos apestándole a tabaco, los dedos amarillos como la yema de un huevo descolorío. Pringosos de nicotina. Te da la Sagrada Forma en la mano y no puede porque se le queda pegada en los dedos de lo pegajosos que están, porque la nicotina, ni el jabón la quita. Aggg. Ya sé que os habré levantado el estómago. Niégense a que un cura fumador os de la comunión. Que os la de un cura o diácono no fumador u otra persona, si así lo creen conveniente.
En fin. Creo haber dejado clara mi postura. Y si me veís por la calle y os lanzáis a darme un beso y salgo huyendo, no me persigáis por favor, que no me gustan las bromitas de toqueteos.
Ea. Qué desahogo. :))

13 comentarios:

Gracia dijo...

Madre mía Alfonso, creo que no voy a poder acaberme el café, se me ha revuelto el estómago! Pero me ha hecho mucha gracia jaja! Vaya cosas que te pasan... Pues tú pon siempre la mano en lugar de la cara, resulta un poco cortante al principio pero seguro que al final la gente se acostumbra!
Besos (Uy! No, mejor un apretón de manos!)

Ana dijo...

Jajajaja...Me ha encantado tu manera de contarlo...
Muchos besitos.

Agata dijo...

La foto está sembrá...
Un consejo:mándate hacer camisetas dicendo NO ME BESEN...QUE MUERDO.

Isabel dijo...

Pues nada Alfonso, que estás en tu derecho, si no te gusta que te besen, pues no te dejes. Saluditos mañaneros (nada de besos)

yoyoyo dijo...

No es por machacarte la mañana pero no te vas a librar tan fácil. La gente no va a cambiar sus costumbres en eso por la gripe. Esta misma mañana, con la incorporación de los que estaban de vacaciones yo he entrado diciendo lo mismo que tú: nada de besos, gripe A etc pero nada, beso abrazos y demás efusividades.
Se siente. Te tocan achuchones.

Ana Belio dijo...

No eres la primera persona que le sucede, mi hermana por ejemplo le pasa igual...tampoco cuesta tanto respetarlo, se puede sustituir por un abrazo o sencillamente un pequeño gesto como por ejemplo tocar la mano o algo parecido.

Un abrazo

SOMMER dijo...

La madre que te parío...

Pues que sepas, que si un día te veo, tendrás que escapar de mi. Y te informo que estoy en plena forma y no te podrás escabullir tan fácilmente....

(Chico, es que a mi me encanta besar, y si mide 1,80, y es morena con ojos verdes, la saludo cuando la veo, mientras charlamos y para despedirme, cinco o seis veces)...
Ea...

Cynthia dijo...

Si comparto tu opinión soy muy selecta con los besos es más fuerte que yo, pero prefiero caer como asquerosa que limpiarme la mejilla delante del que me beso... jaaaaaaa creo que queda más elegante y de última hago valer mi postura... no tengo porque besar a todo el mundo.... jaja y mi hija salió igual parece que se hereda.


cariños.
ufffffffffffffff lo dijimos...

muakkkkkkkkkkkk ;)

(con el tema la gripe A por un lado nos dió una mano; no hay tanta gente besuquera)

belijerez dijo...

Yo dónde esté un abrazo sincero y cariñoso que se quite todo lo demás, pero claro esos abrazos no se los doy a cualquiera...por supuesto. Todo lo demás preferiría como los japoneses, un saludo respetuoso y para usted de contar que hay mucho "falserio" irreverente. A las personas que quiero de verdad es doy un abrazo o me los dan, nos lo damos. Pero a mi lo de los besos no me gusta nada, por fín vamos por buen camino.

MIGUEL ANGEL dijo...

A ver, me parece que darse un beso como gesto de saludo, es de lo más normal hoy día. Y eso que es un beso en la mejilla. Pero es que hay gente que lo hacen en la boca, aún peor.
Cada cual que haga lo que quiera pero quitar esa costumbre uy.. va a costarte Alfonso que los demás te lean la mente.

Maripaz Brugos dijo...

Jajajajajaja Alfonso, me he partido de la risa...

Eres genial tienes la ironia fina y el gracejo del sur.

Me ha gustado mucho, tienes razón...a mí, tampoco me gustan nada los besos. Así con lo de la gripe, estamos salvados...

El Coronel dijo...

jejej. Aún recuerdo la primera vez que llegué a Proyecto Hombre en Málaga. Yo contaba con unos 21 años más o menos, en aquel entonces había unos ciento y picos de chicos haciendo el programa y cuando mi compañero Nacho me presentó, cientos de besos me sobrecargaron las mejillas, jejeje. ¡¡Yo me quería morir!! Para mí, por aquel entonces. las enfermedades "...." eran muy desconocidas y pensé que algo no iría bien... jeje. Me has recordado aquella etapa. Ahora s como un estilo de vida. No concibo besar a un amigo/a o amiga/o sin dar un beso. Pero entiendo lo que dices..

Un saludo Alfonso

Abuela Ciber dijo...

Estimado amigo...quedo perfectamente aclarado!!!!!!!!
ja ja!!!!!

Aunque entre tu y yo que nadie se entere...hay besos que si valen la penaaaaaaaa

Cariños.