11 septiembre, 2009

Salvador Allende, presente en nuestros corazones.

Por mucho que quisiera Pinochet, nunca pudo matar a Salvador Allende. Su figura sigue viva, sigue presente. Estoy orgulloso de que en mi ciudad, Jerez, haya una plaza con su nombre. No se pudo condenar en vida al asesino, pero espero que se esté pudriendo en los infiernos, por mucho que le diera de comulgar Juan Pablo II, la ignominia más grande que se le ha hecho al sacramento de la comunión, porque dar de comulgar a Pinochet, era como tirar la Sagrada Hostia en un estercolero.


Hoy cantamos de nuevo:

Yo pisáre las calles nuevamente,
de lo que fue Santiago ensangrentanda,
y en una hermosa plaza liberada,
me detendré a llorar por los ausentes.

2 comentarios:

Norber dijo...

Alfonso,
Primero que nada gracias por este recuerdo desde Europa, que a veces parece quedar solidariamente lejos, pero de pronto se acerca rauda, con gente, que como vos recuerda estos hechos. Por suerte son muchas las personas que así piensan. Claro que tal vez no encontremos muchos en los gobiernos, tampoco de este lado.
Soy Argentino, vivo a escasos 40 km de la frontera con nuestro país hermano, Chile. Con mi esposa lo visitamos seguido, lo conocemos en su extensión de Sur a Norte. Lo queremos, nos hacen sentir como en casa, son amables.
Entonces, como latinoamericanos te agradezco.
En Argentina también sufrimos la hipocresía de la Iglesia como institución, cuando la dictadura militar nos golpeó. Por otro lado sacerdotes murieron tratando de ayudar...
Bueno, basta de lata, quise agradecer y comentar.
Un abrazo, amigo.

Norber.

elisa...lichazul dijo...

juzgar y dictaminar quien merece la comunión , no es arrogancia tuya o mía, el que esté libre que tire la piedra...

hace 36 años que pasó , y como muchos que se arrancaron y otros simplemente los hecharon y otros lo peor los desaparecieron sin razón . esa historia es de todos conocida y la más vendida en el mundo entero.

Pero debes saber que los que nos quedamos sin ser comunistas o socialistas , sin ser partidarios del golpe, nos tuvimos que quedar acá encerrados, aguantando los horrores y los terrores por tantos años, y mira ahora los políticos son todos los retornados, y hacen exactamente muchas cosas que ellos mismos denunciaban cuando del otro lado de la cordillera estaban.

y nosotros los que no tenemos santos en sus cortes, ni amigos enlas embajadas, nos comimos toda la represión , todas las frustraciones, todos los desvelos, y las angustias, las miserias, y las nulas posibilidades de estudiar como se quisiera, porque eramos simplemente la masa que trabaja y que les da de comer a los polos que son la misma "mierda".

allende , gran idealista, pero sus asesores son todos una manga de chupasangre y se cambian de vereda como camisa de vestir.
la política sigue siendo la misma,y nada que hacer.

el pobre si no se arrima a un poderoso , su alma seguirá pelando el ajo y buscando su sustento en los rastrojos del sistema.

justicia y equidad, son sueños de líderes que lamentablemente son islas dentro de este mar real en que habitan más pirañas.

besitos democráticos y dicotómicos
desde este chile que se apronta a elejir nuevo presidente de entre los mismos de siempre.