08 septiembre, 2009

Rajoy con el Partido Popular, contra el AMOR.


De nuevo Rajoy ha sacado la cara más dura de la derecha española. De nuevo arremete contra los homosexuales. Que nada, sigue en sus trece. Con su obsesión particular. No quiere el derecho al matrimonio para las personas del mismo sexo. Lo que les molestará a él. Rajoy es cruel porque si llega al gobierno romperá muchas ilusiones y muchas historias de amor. ¿Hay algo más cruel que eso?
Si le quita el derecho al matrimonio a una pareja, entre otras cosas, fíjense hasta dónde llega la crueldad del Partido Popular, si uno de los dos muere, el otro no podrá ir a su entierro, porque no le darán permiso en el trabajo por no estar casados. Así es. Así es Rajoy y así es el PP.
Aunque él dice que lo que le importa es el nombre, que no le digan matrimonio, si no 'otra cosa'. Luego no le da verguenza llamar a un cura 'padre' cuando se supone que los curas no son padres porque no tienen hijos, y encima, con el Evangelio en la mano, no se le puede llamar Padre a nadie en la tierra, salvo a quien te engendró, te adoptó o Al que está en el cielo. Pero hasta para eso son arrogantes.
Por eso, si tienen ustedes algún hijo, algún sobrino, primo, familiar, vecino, amigo... cuando les vean, piensen en ellos y piensen en Rajoy, y el daño que les podrá hacer en lo más íntimo de sus vidas si llega al gobierno. Si apreciáis a alguna persona homosexual, por favor, por lo que más queráis, no lo olviden, no voten a este partido ni a este señor. No sean cómplices de la destrucción de una historia de amor.

NOTA. El gráfico es de Religión Digital, ilustraba hoy un artículo del teólogo José María Castillo, sobre las contradicciones religiosas de la derecha política. Sí, esos, sepulcros blanqueados, que pregonan la blanca moral, y luego, son capaces de crucificar a Jesucristo por curar a los enfermos en Sábado.

No hay comentarios: