13 septiembre, 2009

Pesados. Obsesionados. Homófobos.


No es cuestión de machacar otra vez con lo mismo, pero es que están obsesionados. Continuamente pensando en el sexo.
Otra vez contra los homosexuales. ¿Pero qué les pasa? A ver. Yo les pregunto.

¿Cuántos cofrades hay homosexuales?
¿Cuántos homosexuales son costaleros?
¿Cuántos viven en pareja?
¿Cuántos homosexuales salen de penitente?
¿Cuántos homosexuales salen detrás de los pasos?
¿Cuántos cofrades mantienen relaciones sexuales antes del matrimonio?
¿Cuántos cofrades mantienen relaciones sexuales fuera del matrimonio?
¿Cuántos cofrades utilizan preservativos?
¿Cuántos cofrades están divorciados?
¿Cuánto ganan con los palcos de Semana Santa?
Y por último ¿cuántos platos de comida se hubieran dado en el Comedor de El Salvador si no se hubieran gastado el dinero en una millonaria corona para una Virgen?

A mí no hace falta que me respondan. Yo lo sé. Y lo sabemos todos, que Jerez es muy chico. Con que no nos vengan con milongas, que en vez de parecer la unión de hermandades, parecen el PP.

Os dejo el comunicado de Jerelesgay contestando al nuevo ataque cruel de la Unión de Hermandades contra las personas, las familias y los amigos de la población homosexual de Jerez.

JereLesGay niega que las familias estén en peligro

La Unión de Hermandades de Jerez hizo público el día 10 de septiembre un comunicado titulado “Manifiesto pro familia” donde deja clara su posición sobre asuntos como el matrimonio homosexual, el divorcio o el aborto.
En el mismo se persiste en el peligro que corre de desaparecer el modelo de familia “natural” como modelo único de familia, cuando la realidad nos muestra día a día la diversidad natural de las mismas, entre las que se encuentran las familias homoparentales. Por esta razón, JereLesGay desea recordarle a la Unión de Hermandades que nuestras familias no son un “repuesto” como si de neumáticos o piezas de recambio se tratara, sino hombres, mujeres, niños y niñas, personas en definitiva, para quienes les exigimos el debido respeto.
JereLesGay se sorprende de que la Unión de Hermandades eche mano de la etimología para argumentar, muy pobremente por cierto, el origen de la palabra matrimonio. Bajo la misma óptica lingüística nos permitimos poner en duda que el significado del término “hermandad” se ajuste a su actitud excluyente y claramente antidemocrática.
Nuestras familias existen, nuestros matrimonios son convenios como lo son también los matrimonios civiles contraídos por católicos. Entérense, vivimos en un estado laico y si se quiere otra institución del matrimonio hay sitios donde se pueden obtener: la iglesia. Además, nuestros matrimonios y nuestras familias son reconocidos por las leyes promulgadas por nuestro Poder Legislativo elegido democráticamente, ése al que ustedes llaman despectivamente “máquina legislativa”
Ustedes con este tipo de declaraciones contribuyen conscientemente a entorpecer el avance en la igualdad y lo que es más triste a dificultar la normalización de la vida de nuestros jóvenes gays y lesbianas, que sí, también existen en las cofradías.

En Dos manzanas también se hacen eco de la noticia.

Os dejo un vídeo sobre la homosexualidad, concretamente sobre suicidios y homofobia, no vaya a ser que algunos cofrades de tanto pasear en andas las figuras de Cristo, no se estén dando cuenta que Le están crucificando a diario en el prójimo. Ojalá nunca les salpique la sangre de nadie inocente, porque los homófobos católicos saben como se las gasta Dios cuando se enfada.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué esperabas, que aplaudieran a los gays y lesbianas?

Por lo menos son consecuentes con sus ideales.

Daniel dijo...

Al Anónimo... ¿qué ideales? Deberías leer un poco más el Evangelio antes de decir tales cosas. O a lo mejor es que no te refieres a eso, pero es que yo siempre pensé que las cofradías eran grupos cristianos ante todo. Si la homofobia fuera un ideal cofrade (que no lo es), estaríamos hablando de grupos políticos.

Alfonso, al leer esta noticia me he acordado de ti por razones obvias. No sé si eres cofrade o no, aunque por la última pregunta que haces en tu post supongo que no. Ciertamente creo que hay que ser muy hipócrita para criticar así a los homosexuales sabiendo el importante papel que tienen dentro de las hermandades.

Ya se darán cuenta de su error.

frantic dijo...

Como me dijo mi novia, una jerezana maravillosa, "tendrías que ver toda la pluma que tiran los capillitas esos".

Agata dijo...

Ay...anónimo...Que no pasa nada por dar el nombre.Más que nada cuando se dicen cosas que no tienen sentido.Los gays y lesbianas no quieren que se les aplaudan.Quieren vivir como tú: con dignidad.Afortunadamente cada persona tiene sus ideas.Pero no hay que machacar al otro porque no piensen como tú.Que yo no veo a ninguno de ellos que me pongan a parir porque me acuesto con un hombre.Faltaría más.
Si me quieres contestar te agradecería que pusieras tu nombre.Que seguro que es nombre de santo.Un saludo.

belijerez dijo...

Para mi que "las Hermandades" son los "corre-ve-y-diles" de directrices episcopales, no se paran ni a pensar y mucho menos a orar con el "Evangelio" delante, así que no podemos esperar mejores opciones. Entre otras razones porque sino fuesen por las "Hermandades" no habría "ni Dios" en la iglesia al menos jerezana y andaluza, más de lo mismo.