22 agosto, 2009

Noche de cine: Cantando bajo la lluvia.

Estoy cogiendo la costumbre en que las tranquilas noches de sábado, se convierten en noches de cine y voy cogiendo películas que me han gustado a lo largo de mi vida.
Me repito, será que me hago mayor, pero cada vez disfruto más con el cine clásico.
Hace pocos días señalaba el invento del paraguas manos libres... y hoy he recordado una escena de cine, donde el paraguas y el actor-cantante son los auténticos protagonistas.
En estos días en que mi ciudad se achicharra con el calor de agosto, es agradable recordar una de las escenas magistrales del cine, una escena de las que elevó esta industria, el cine, a la categoría de Arte y con mayúsculas.
Gene Kelly cantando bajo la lluvia escribió una página para la Historia.
Veo la escena, tarareo la canción, esa melodía que todos sabemos de memoria, a pesar de que las radios no la ponen... y me siento feliz, viendo feliz y cantando a Gene. Porque a pesar de que la lluvia caiga en tromba, todo depende de la actitud con la que la recibamos.
¿Quién no ha sido feliz de pequeño pisando un charco?



3 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Gracias amigo!! mientras trabajo en un taller que brindaré, "Sin un hijo, "se puede" honrar la vida, hago un alto, te visito y me encuentro con esta maravilla!!
Gracias por tu post!!
Me hizo sonreír sabes, y me encantó además.
Buen domingo!! cariños. Toma sol por mí que lo amo!!
tqm

Agata dijo...

Yo era feliz pisando charcos.Porque tenía que ir al cole de uniforme y la única excusa que las monjas daban por válida para no llevarlos era que pisaras un charco y se te mojara.Que ya había que ser un poco "Lolaila" para pisar un charquito y empaparte entera...Yo,lo conseguía saltando como el Gene Kelly.

Satie dijo...

Para mí la mejor escena es la de la desincronización del sonido, es una de esas películas que te hacen tener ganas de vivir.