01 agosto, 2009

La Fe en la zona sur de Jerez


Los curas de la zona sur de Jerez deben andar preocupados. La competencia aumenta de una manera considerable. Vaya tinglado que tiene montada la Iglesia Evangélica en la zona cercana a la rotonda del balneario. Un sitio donde - recuerden - irá un templo Evangelista. Y de bote en bote. Vamos, tanta gente como cuando coronaron a la Virgen del Valle pomposamente con aquella corona de ¿cuántos miles de euros?
Para colmo, también les surge la competencia clerical con los molestos Testigos de Jehová. Y digo molestos, porque han tomado por costumbre aporrear timbres y puertas en horas en las que uno está durmiendo la siesta. Pesados como ellos mismos.
Pues eso. Que espabilen.
Y pienso, que Cristo en el cielo, estará partiéndose de risa - por no llorar otra vez - viendo lo que somos capaces de montar los humanos en su Nombre.

5 comentarios:

Satie dijo...

Pues es verdad, en mi centro los profesores de evangélica cada vez tienen más alumnos.

Alfonso dijo...

Los profesores de Evangélica, los profesores de Católica, los profesores de musulmanes sunnís, los profesores de musulmanes chiítas Y LOS PROFESORES DE VERDAD EN LA CALLE, MIENTRAS ESTOS OCUPAN LAS AULAS SIN APROBAR UNA OPOSICIÓN. MANDA EGGS!!!!

Amara dijo...

De lo que debería preocuparse la cristiandad, es de porque cada día, pierde más adeptos,algo no estarán haciendo muy bien.
Ademas estoy segura de que Cristo no se esta riendo de lo que los humanos estamos haciendo con el mundo, estoy segura que los Testigos de Jehova son los que menos dolores de cabeza le da,al menos son gente honrada y gente pacifica.

Nerina Thomas dijo...

Todos los caminos llegan al mismo lugar, eso creo.
Dejad que los niños vielvan a mi!!!! Todos lo somos y cada cual puede elegir cómo!!!
Un abrazo

belijerez dijo...

Yo fuí durante bastantes años coordinadora de catequesis de la zona sur...qué tiempos aquellos.
Cuando desde los más pobres se evagenlizaba.
Son otros tiempos, otras necesidades, lo que hace falta es BUENA FE, dignidad y respeto a los seres humanos.