25 julio, 2009

Periodistas.


Es una verdadera pena que los/as periodistas, que a fin de cuentas, son los historiadores del presente, sólo sean protagonistas de las portadas de sus periodicos cuando le pegan un tiro en la cabeza en Irak o les secuestran en algún país recóndito del mundo. Nunca son protagonistas cuando la noticia son ellos mismos. No son portada de los diarios cuando son despedidos y mandados al paro. Quizás piensan que un periodista sin trabajo ya no es periodista. Y no es así. Porque la prensa, la televisión y la radio, se lleva dentro y fuera de la piel. Pegado. Y un periodista siempre está trabajando. Las 24 horas. Otra cosa es que le paguen lo que se merece. Lo digo porque lo sé. Algo falla en el periodismo a nivel de empresa y como industria. Y falla muy mal.
Mi solidaridad con los periodistas despedidos y explotados de España, y en particular, con los que conozco. La Asociación de la Prensa de Jerez ha propuesto al Pleno Municipal lo siguiente:

PROPUESTA EN APOYO AL SECTOR DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Los profesionales de los medios de comunicación de la ciudad están siendo víctimas en los últimos meses de un proceso de despidos masivos y de un preocupante aumento de la precariedad de sus condiciones laborales que están poniendo en jaque el ejercicio de su labor y que están minando la exigible calidad del producto fruto de su trabajo.

La crisis está golpeando con fuerza al sector de los medios de comunicación que, a causa de los efectos económicos de esta situación, como la vertiginosa caída de la publicidad, se ha convertido en una de las áreas de actividad más damnificadas por el actual contexto económico. Pero también es cierto que las empresas periodísticas están aprovechando la coyuntura para recortar plantilla y abaratar costes, en detrimento de la calidad de la información que reciben los ciudadanos.

Esta situación no sólo coloca al periodismo en uno de los peores momentos de su historia, sino que amenaza el libre desarrollo del trabajo y agrava los problemas de una profesión que entre sus males endémicos siempre ha contado con unas precarias condiciones de trabajo. No en vano, según una reciente encuesta realizada en la provincia, la mitad de los profesionales de los medios no tenía contrato fijo y se repartían entre personal temporal, autónomos o becarios en prácticas; el 56% trabaja más de 40 horas a la semana y el 50% cobra 1.000 euros o cifras que están por debajo de esa cantidad.

Desde el pasado mes de octubre de 2008 hasta ahora, en Jerez se ha contabilizado la alarmante cifra de unos 40 despidos de periodistas, fotógrafos y compañeros gráficos, realizadores, maquetadores, trabajadores de taller y fotomecánica o administrativos. La sangría en el empleo, que no ha hecho más que empezar, ha sido generalizada y ha llegado a todos los ámbitos y a todo tipo de profesionales de los medios.

La salida de todos estos compañeros también ha repercutido en el empeoramiento de las condiciones en las que ejercen su trabajo los que han podido mantener su puesto, pero que han visto como la precariedad laboral y las dificultades para el desempeño de su labor han ido en aumento.

Ante esta grave situación, la Asociación de la Prensa de Jerez considera que hay que implicar a las administraciones competentes y la autoridad laboral en la búsqueda de soluciones al problema para frenar la sangría laboral y para exigir medidas urgentes. Este colectivo también se plantea como objetivo denunciar públicamente este deterioro de la profesión que tampoco parece haber tocado fondo y que aún puede ir a peor.

Por eso, desde la Asociación de la Prensa de Jerez nos dirigimos a todos los grupos políticos del Ayuntamiento y SOLICITAMOS:

  • El rechazo del Pleno del Ayuntamiento de Jerez a los masivos despidos en los medios de comunicación de la ciudad, así como el apoyo tanto a los profesionales que han perdido su puesto de trabajo como a aquellos que siguen ejerciendo pero en condiciones mucho más precarias.

  • El respaldo de los grupos municipales a la exigencia de que los medios de comunicación sean empresas que velen por la calidad y en las que el principal capital sean los recursos humanos.

  • Que el Pleno del Ayuntamiento de Jerez inste a la Administración autonómica, en colaboración con la Inspección de Trabajo, a tomar medidas para que se extreme la vigilancia del fraude en los despidos, que en demasiadas ocasiones roza los límites de la legalidad. A nuestro juicio, es necesaria la actuación de oficio por parte de la autoridad laboral competente y se debería fiscalizar la legalidad de los despidos que se están produciendo; las contrataciones eventuales que se están realizando; la figura de los becarios (con los que se pueden estar cubriendo puestos de estructura) y las modificaciones de condiciones de trabajo que provocan las reducciones de plantilla.

  • Que se reclame al Gobierno andaluz que arbitre un paquete de medidas de apoyo al empleo en el sector de los medios de comunicación.

  • Que se vincule cualquier apoyo o ayuda pública, e incluso la inversión publicitaria, a las empresas de comunicación al mantenimiento del empleo y de las condiciones laborales de los trabajadores.

  • Que se realicen las gestiones oportunas para intentar paliar la actual situación de deuda que tienen las empresas del sector periodístico, sobre todo porque en muchas ocasiones está provocada por la morosidad de las instituciones públicas, a las que hay que pedir que pongan de su parte para resolver este problema.

1 comentario:

belijerez dijo...

El mercado laboral se ha vuelto demasiado salvaje, más bien lo veo como una trata de esclavos. ¿responsabilidad de quién? Un poco todos somos responsables, el gobierno, los sindicatos y sobre todo "EL NEGOCIO DEL PARO".
El desempleo esta superando todos los limites, hasta cuando aguantar????