03 julio, 2009

Hoy no estoy aquí.


Pues no. Hoy no estoy aquí. Hace poco me dieron un premio en el Blog de 'El mundo de Angie'. Yo agradezco todos los premios, pero no suelo poner en mi blog las estampitas que suelen regalar. Lo agradezco lo mismo.
Pero el premio del Blog de Angie es distinto. Porque Angie no se limita a halagarte, reconocerte tu trabajo, tu esfuerzo, tu tiempo y todo lo que se lleva un blog por delante. Angie te da más trabajo, porque te invita a escribir en su blog. Y claro, en el blog de Angie no se puede escribir cualquier cosa, porque Angie tampoco es cualquier bloggera ni cualquier persona.
Con que me esforcé e intenté hacer la cosa lo mejor posible. No siempre uno está inspirado y menos en estos días de cuarenta grados al sol y cuarenta grados de estrés por cuestiones personales. Pero bueno. Angie me ha dejado entrar en su casa, y este fin de semana estoy allí. Con que si me queréis buscar, pinchad aquí, en su blog, que ahí nos vemos.

5 comentarios:

Agata dijo...

A Angie le pasa como a Sevilla.Que tiene algo especial.

Ana Belio dijo...

Ya dejé mi comentario Alfonso, me encantó tu narración.

Bs

belijerez dijo...

Interesante narración, la foto de tu madre es típica de la época, la de mi suegra es igual. En aquellos años la luna de miel de quién podía viajar, a menudo era a Sevilla. Qué tiempos!!!!

Angie dijo...

Qué buena manera de "empezar" la mañana! No lo había leído hasta ahora, que he estado fuera durante el fin de semana.

Oishhhhhhhhhhh, qué bonito lo que ha dicho de mi! (Con lo bien que me "vendes" a ver si me buscas un novio o algo, jajajajaja...). (Se aceptan novios que se llamen David por ejemplo.. jajajaja)

Un beso. Angie.

Nerina Thomas dijo...

Dejé mi comentario, sin duda AMIGO DEL ALMA!!
mi cariño y mi respeto incondicional para ti!!