10 mayo, 2009

Ya estoy aquí...

Ya estoy aquí, después de este resfriado morrocotudo que me ha tenido fuera de juego desde mediados de la semana pasada.
Cuando yo tenía cuatro años, dígase año 1965, algunos médicos lumbreras decidieron en Jerez quitarnos las amígdalas a muchos niños, entre ellos, yo, dejándonos con menos mecanismos de defensa y la faringe ahí, dispuesta a coger todo tipo de microbios.
Y esa herencia, la llevo de por vida. A la mínima que haya un virus por ahí rondando, Alfonso que tiene su garganta dispuesta, como un castillo sin foso y la puerta abierta, para que los bichitos aniden en él. Y como uno es andaluz y exagerado para ciertas cosas, no se conforma con destemplanzas. No. Yo 39 grados de fiebre. Hombre, para tenerla, se tiene bien.
Y me quedo hecho un flan, sólo quiero cama, cama y cama.
Este año se me juntó con la alergia y he gastado como 500 pañuelos de papel. Para colmo, me ataca los ojos, ahgg, la simple pantalla del ordenador era una tortura.. en fin...
Que fui al médico, y me dio la baja laboral hasta el martes. Me dice que se me curará sola, como siempre, con paracetamol, para evitar las molestias. Pero que me cuide, porque muchas, si no se trata uno bien y hace el loco (salir a la calle, beber bebidas frías, etc...) puede terminar en neumonía. Buena cosa decirle eso a un hipocondríaco como yo.
Por culpa de esto, me he perdido la inaguración de la Feria, aunque la he visto muy bien por Onda Jerez TV.
Me resulta curioso como algunas personas me han preguntado: 'bueno, pero te acercarás a la feria...' pero vamos a ver... si he dicho que estoy de baja laboral, obviamente no puedo ir a la feria, aún encontrándome mejor. Primero, por decencia moral, una baja es una baja, para que te cuides, que estés en casa (a no ser que sea una baja por depresión, y te aconsejen salir, por ejemplo), pero una baja laboral no son unas vacaciones. Así, que como, espero, me darán el alta cuando vaya el martes, pues entonces, ya me pasaré por la feria.
De todas formas, no hay mal que por bien no venga. Todos los domingos de feria, el ritual era grabar la inaguración, y luego comprar garrapiñadas y turrón para mi hermana, y llevárselo a casa. Pero como este año ya no puede ser, un mal rato que me ahorro en recuerdos.
En fin... que ya estoy de nuevo aquí. Y con las mismas fuerzas que antes, aunque será una semana rara, por eso de la feria.
Como prueba, os dejo un vídeo dedicado con todo mi cariño y todos mis respetos, a las gentes que están en contra del condón, pero que en la vida privada (como Aznar con el catalán) si usan condón. Incluso de sabores. Alehop.

4 comentarios:

Ana dijo...

Pues me alegro de que estés mejor...
Muchos besos.

Satie dijo...

Abrazos y besos, a cuidarse.

Javier dijo...

El Papa dijo que los condones o protegían contra el VIH. Y es cierto. Si lo usas tiene menor probabilidades de contagiarte siempre que tengas una relación sexual bastante simple (ya todos nos entendemos). Pero la probabilidad creo que es de un 30 o así, es decir, hay 70% de probabilidades de que sí te contagies.

El preservativo es una ayuda para prevenir pero solo eso.

Agata dijo...

Se te echaba de menos,cariño.