26 mayo, 2009

Poema número uno.


Los ángeles no tienen espejos.
Quizás tú piel como la del diablo,
con escamas y pinchos
se esconda sobre tu dermis de querubín.
Tu mirada blanca, tu sonrisa calma,
es la que guarda la lanza
que dará el golpe certero
en el pecho hundido
del que no consideras caballero.
¿y qué habrá en tu interior,
para que tanta hiel derrames?
¿porqué son dianas de tus dardos
los que por amar,
pierden el dolor?
O será el color negro que derramas,
detrás de tus palabras grises,

de alegría los domingos,

de abortos inútiles cada día.

Proclamas la verdad.
¡Proclamas la Verdad!
Y sabes que tú mismo,
diablo de piel de ángel
eres la misma mentira.

10 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Mi cariño y mi respeto.
un abrazo

Ana dijo...

Precioso...Me ha encantado.
Muchos besos.

belijerez dijo...

El poema es bello, fuerte, derrama rabia a la vez.
Supongo que es tuyo. Te creces cada vez, amigo.

Alfonso dijo...

Es mío, pero cuando el poeta escribe, es de todos/as :-P

Cynthia dijo...

fuerte sentido, atrapa.

besos muchos..

aqui siempre leyendote y dejandote muchos besos.


muak

Ana dijo...

Pricipio teológico: Los ángeles no tienen espejos por que no tienen ojos, su vida es la Palabra y su castigo que Dios no les hable, por que viven de Ella y para Ella (la Palabra).
Tras esta disertación y a pesar de que me llames pedante, me ha gustado el poema.

Hisae dijo...

Intuyo rabia en estas bellas palabras.
Hasta para blasfemar podemos usar los versos...

Un abrazo, Alfonso.

Rafael De León dijo...

Hola Alfonso...
Sabe yo se de donde viene ese poema, es de una parte muy profunda de su ser que se expresa con mucha precisión...Es como la fuerza que su alma irradia y su mente confabula...
¡Le felicito, me gusta sus escritos!

Ruth dijo...

Si miras es porque ves, si ves es porque lo sientes, si lo haces es porque AMAS, si AMAS nunca dejarás de hacerlo.

Un abrazote enorme, genial el poema.

Anónimo dijo...

Vaya cursilada