24 mayo, 2009

Charo López, una actriz excepcional.


Hacía mucho que no iba al teatro por circunstancias personales, pero ayer por fin, pude. Y tuve la suerte de ver una obra que me encantó. Sólo saber que era Charo López la actriz principal, ya daba pistas para saber que podía ser poco menos que excelente´, acompañada de Eusebio Lázaro y José Luis Torrijo. 
Y gocé, uf, como gocé. Sentí risas, pena, dolor, tristeza, alegrías... y eso de ver al actor, ahí delante tuya, tan cerca, y sentir ese mareo en el que dejas de percibir la realidad, para ser tú, también parte de la obra...
El otro lado, es el título, del autor chileno Ariel Dorfman. Cuenta la historia de un matrimonio que viven entre dos países en guerra. Sus problemas con las fronteras, con las muertes, con la tragedia, etc... que le llevan a situaciones absurdas. No voy a contar el argumento porque se ha de ver la obra.
Pero me quedo con una frase, que me está dando vueltas por la cabeza desde anoche y me hace pensar mucho.
Le preguntan a uno de ellos que qué hacían cuando enterraban a los muertos de la guerra.
 ¿Le ponían una cruz, algún símbolo religioso, una media luna, una leyenda, un epitafio?.... No, no, respondieron. No le ponemos nada. Sólo le pedimos perdón.
Menuda lección ¿no?


3 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Para grabar a fuego.
Sin duda.
Bella actriz, además.
Me alegra les haya complacido.
un buen comienzo de semana.

Maripaz Brugos dijo...

Alfonso , muy buena la frase ... y Charo una gran actriz y bellisima mujer ...

Saludos desde un pueblo castellano

Agata dijo...

La mirada felina de Charo me recuerda la de Ava Gadner.
Hace poco la escuché en una entrevista en la televisión:UNA SEÑORA.