20 abril, 2009

Vaya tela.


¡Pues no va el Tío y a la primera que se aparece cuando resucita, es a una mujer! ¡Encima le da a ella la potestad de ser la primera en llevar la noticia a los apóstoles - hombres - de que ha resucitado! ¡Esa pecadora...!
Y ahora, ¡¿Con qué cara vamos a gobernar los hombres solos en la Iglesia que vamos a formar?!

2 comentarios:

belijerez dijo...

Esta entrada, en mi opinión, es buenísima. Sin embargo nadie dice nada. Yo soy creyente, seguidora de Jesús de Nazaret, en esa iglesia creo e intento vivir. Doy gracias a la Dio-s por la fe.

Afortunadamente en este país las creencias son legtimas y no se discuten, aunque algunos piensen lo contrario y prentendan imponer otras ideas. El derecho a ser creyente no me lo quita nadie.
Otra cuestión es la organización de algunas iglesias, dejan que desear, pero eso es otra cuestión.

Nerina Thomas dijo...

Mi fe es la base de mi ser. Dios me ha dado ese regalo y lo atesoro. Sin ella, no valdría la pena el despertar.
Las instituciones son eso.
Mientras no se pierda el contacto con lo divino, está todo bién.
La iglesia está formada por hombres que se matan por el poder.
En mi caso, el poder lotengo yo, lo demás pito catalán.
JAAAAAAAAAAA
Tu conserva tus códigos que nadie va a sacarte tu fe.
te abrazo amigo sano, puro, auténtico.
Y vive con alegría que ella se te sale por los poros. Los momentos amargos, pasan y la alegria no se muda, sigue construyendo que nadie va a derribarte los muros que la rodean. Sólo puedes discernir y seguir viviendo en tu país de la paz.