16 abril, 2009

Reflexión sobre la pasada Semana Santa.



Me planteé hacer una revisión de la Semana Santa jerezana en uno de mis post, y aquí está.


A título personal, es una de las semanas fuertes del cristiano. Para mí esta Semana ha sido especial. La pasión y el sufrimiento de Cristo la he vivido día a día, durante los tres últimos años, como la vida pública de Jesús, con el Cristo encarnado en el prójimo, en la figura de mi hermana. Así que sé perfectamente, lo que es el camino de esperanza, la desilusión, el dolor, el sentirse abandonado por Dios en la última hora y la esperanza de la resurrección.
También he reflexionado con la liturgia de los días, y fui invitado a compartir el vía crucis que el grupo esperanza de Jerelesgay tuvo, como siempre, en secreto y en las catacumbas jerezanas.
He leído blogs, y he visto los distintos puntos de vista que tiene la gente de esta semana especial, y por supuesto, he visto todos los pasos de Semana Santa de Jerez, cual jirafa por encima de los palcos.

Eso en cuanto a lo personal.

Y en cuanto a lo público, pues en Jerez casi todo lo copa las cofradías.

Lo que considero mejor: sin duda, el patrimonio artistico jerezano. Para descubrirse el sombrero. Luego: la fe de la gente, a pesar de todo, hay mucha gente con fe, todavía con la que está cayendo, fuera y dentro de la Iglesia.
Las retransmisiones de Onda Jerez sensacionales, y lo mejor, la intervención de Loli Barroso en las retrasmisiones para España entera a través de TVE2. Es un orgullo como socialista, como compañero y como amigo, tener a una persona tan sencilla como Loli, y con tan reconocido prestigio en la historia del arte, dando la cara por Jerez. Mis aplausos.
El tiempo, que respetó las salidas, y todo el mundo estuvo muy contento, sobre todo la hostelería que ha tenido una de las mejores semanas santas.
También las hermandades han estado a la altura de las circunstancias y no han montado numeritos con la campaña del niño y el lince, como hubieran deseados algunos. Muy bien. Han hecho lo que debían hacer.
Y en cosas negativas, o mejor dicho, a evitar.
En Onda Jerez, que todo muy bien, pero la Semana Santa es más. No sólo cofradías. Podía hacer una retransmisión desde una comunidad de base de Jerez o de una comunidad neocatecumenal, para que se viera que la Iglesia es más diversa.
El pregón en el Teatro Villamarta. Es un disparate teológico. Si es un acto religioso, el mejor sitio es la casa del Señor, el templo. Y en Jerez, templos hay y preciosos. Al hacerlo en el Teatro, se convierte en un espectáculo. Laico. Nada más. Por mucho incienso que se ponga. Es un sitio laico.
Los palcos de la carrera oficial. Es otro disparate. La Semana Santa cofradiera de Jerez es totalmente privada. No se ve nada. A no ser que pagues. Ojo, dinero que no va para el Ayuntamiento que es quien coloca los palcos. Es decir, todo el esfuerzo sale del bolsillo de la ciudadanía, y luego no recuperamos nada. Es un tema a revisar. Por lo económico, por lo justo y por lo religioso. Porque nos cuesta el dinero, porque es de justicia que todo el mundo tenga derecho a ver los pasos por el centro y no encontrarse con los palcos que lo impiden, y por lo religioso, hay que acercar a las figuras a la gente, para que reflexionen sobre la pasión de Cristo, que ese es el objetivo, y no convertir la estación de penitencia en una mera cabalgata o desfile estético.

Ojalá mejoremos, porque he escuchado hoy disparates tales como quere llevar la carrera oficial a la Porvera (¿qué haríamos con el tranvía cuando pase por allí?), la negativa a pasar por la plaza de la Asunción con lo bonita y coqueta que es (¿para que pasar por Urbanismo si el bueno de Juan Pedro Crisol "no necesita tanta pleitesía", sólo con felicitarle por la aprobación del PGOU, basta?) y la negativa a reducir palcos, que impiden visibilidad al pueblo que no tiene dinero y encajonan a los bares que quedan atrapados por los tumultos.
Pero queda un año por delante, y mucho que hablar y acordar. La suerte, que tenemos una alcaldesa socialista, Pilar, como responsable de la ciudad. Y si virtudes tiene, es la de escuchar, hablar y llegar a acuerdos.

5 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

La semana santa es especial siempre. Es el ejemplo del Padre, para aplicarlo en este trayecto que nos regala al nacer.
Es el evangelio para capitalizarlo en cada misa. Pero siempre que se este atento al mensaje.
Hay quienes lo estamos, quienes no, quienes van por ser católocos. La cosa es estar atentos y en la vida ordinaria, aplicarlo. Sino todo eso de ir a misa es en vano.
Me hace feliz, saber que la has vivido intensamente. Te ha nutrido, enriquecido, tanto amor sin duda.
Sin fe amigo, no podriamos vivir.
Siempre "orgullosa de ti".

belijerez dijo...

En todo de acuerdo, Alfonso. Respecto a lo del "lince", vi algunos lacitos blancos, Sinceramente no tenían sentido, la mayoría no tenía ni idea de que iba. Respecto a no pasar por Asunción, en mi opinión un error, aunque seguro que los bares de Consistorio, lo agradecen. Los palcos, son excesivos y además dejan a Jerez colapsado demasiado tiempo. Loli lo hizo estupendamente. Mi hija en Madrid no se perdió la Semana Santa de Jerez este año, está feliz.
Onda Jerez, necesita un poco de creatividad, siempre lo mismo.Este año celebré el domingo de Ramos con las clarisas, el resto en la Cartuja. La fe es un regalo importante en la Vida, por eso la cuido, ahora a nivel "domestico" sobre todo.

Anónimo dijo...

Preguntale al ayto. que cuanto cobra por las mesas en la calle que ponen algunos bares, y según tengo entendido tambien cobra y bastante por esos palcos.

Alfonso dijo...

El ayuntamiento no cobra absolutamente nada por poner los palcos. Es más, pone dinero para ello.
Por lo demás, es lógico que se cobren impuestos a los bares por utilizar la vía pública, como al resto de la ciudadanía.

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Tengo compañeros que dicen que deberían hacer las procesiones en el circuito... hay más aparcamientos y si llueve están los boxes.