26 marzo, 2009

Voy a gruñir.

Voy a gruñir, como dice mi amiga Nerina Thomas. Y gruñir con ganas, como el león de la Metro.

Es un mensaje sin destino, pero quien se dé por aludido/a Microsot, digo, ajos come.

A ver, corazón mío, ¿por qué me mandas ficheritos con extensión docx ?

Yo, soy pobre, no tengo, como tú, para pagarle la licencia a Microsoft, para utilizar su nuevo paquete Office.

Ni tengo dinero. Y aunque lo tuviera, tampoco lo iba a comprar.

Porque está el Open Office, que es software gratuito.

De todas, formas, corazón mío ¿tanto trabajo te cuesta mandar el archivo convertido en PDF?

Es que verás, cuando me lo mandas en el formato de microsoft, a mí se me descuajaringa en la pantalla, porque resulta que mi configuración no es como la tuya. ¡Somos tan distintos!

Así que amor mío, si puedes, conviértelo, corazón. Que es gratis. Con el CutePDF o con el PDFCreator, o el mismo Open Office.

¡Es tan sencillo!

Por favor, plis, plis. Ah, y no aproveches mi dirección de correo que te dí para que me enviaras ese informe, para mandarme cositas como las que mandas. Hija mía, hijo mío, yo no puedo pasar el día pensando en la matanza de focas en Alaska, o en la niña con cáncer que necesita diez millones de firmas para estar contenta, o apagando corriendo el altavoz para que no suene la canción de Juanes que me mandas. Tampoco me tengo que sobresaltar con penes mayúsculos que pueden surgir en mi pantalla en el momento más inoportuno. Me traumatizan, me asustan y me acomplejan.

Ay, qué más te digo.

Que estoy en el umbral. Que dejé de fumar hace muchos años. Que no me pongas más de los nervios corazón. Que soy pacífico como el oceáno, pero que me está entrando calor, porque veo, que me acabas de mandar otro docx y un fichero de fotografía en formato BIN que no lo conoce ni su padre, porque todavía no aprendiste a mandarlo en JPG. Eso sí, con sus cinco megas. ¡Tú para que vas a comprimir! ¡Te gustan las cosas tan grandes!

No puedo más contigo, me voy al Estanco, a la Farmacia y al SUPER, a ver como terminó. Agggggggh. ¡Pum!
.

12 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

No te exasperes "amigo del alma"!!No vale la pena y tu lo sabes. Tienes tantas cosas bellas en que llenar tu tiempo!!
Calma, siempre hay gente que molesta.
Vamos...que mañana será un día distinto y aprende que nada ni nadie debe sacarte la paz, tu paz.
Te admiro sabes, sigue tu camino que es digno y destacable.
un abrazo de esta malagueña salerosa.

Satie dijo...

Pues sí que da un coraje...

Satie dijo...

Pues sí que da un coraje...

Agata dijo...

Lo mejor,una libreta y un boli bic.
"Bic,bic,bic,bic,bic...Bic naranja escribe fino,bic cristal escribe normal.Bic,bic,bic,bic,bic."
Espero que hoy gruñas poco.No te pega.No.

Ana dijo...

Ay Alfonso...No sufras... No merece la pena.
Muchos besos.

belijerez dijo...

Ni el gruñido parece tuyo, y mucho menos la foto.
aunque si sigues así, las clases de informática me saldrán gratis. Un poco ás sobre blogs artisticos y ya lo tengo todo....jjjjjj.

gracias guapeton.

Estrella Altair dijo...

La verdad es que a veces enfadarse y gruñir un rato es de lo mas .... relajante.. calma y hace que se vean las cosas con mas calma y se encuentren soluciones.. . sobre todo a esto de la infomática .. para la que a veces yo tambien me siento negadita.

Besos

§♫*€lisa*♫§ dijo...

jajajaja
yo también uso el open office!!!

muakismuakis de sol

Maria del Sur dijo...

Creo q lo q mas duele
es ver q pasamos todo eso
y hoy, somos y estamos como somos y estamos...
lo q paso paso, no lo podemos cambiar
pero me parece q seguimos muy verdes todavia
lo unico q quedo de todo lo q paso
es reencor y odio
nada mas...
triste muy triste...


Con respecto a Nietzsche
me gusta las personas q dicen lo q piensan
asiq gracias por tu retrucada a Nietzsche
son formas de pensar
todas respetables
esta claro, q la verdad absoluta no existe
no la sabemos
ni vos,
ni Nietzsche
ni yo


ABRAZO

Hisae dijo...

Jajajaja, que guapo te pones cuando te enfadas...

Besos.

Alfonso dijo...

jajjjajajajaajaj

Alex Grijander dijo...

Que estress me acabas de contagiar

Un abrazo. Muy buen post