15 marzo, 2009

Proteger nuestro blog.


He visto la desazón que le ha producido al Orientador y a otras personas la desaparición de un blog.

Uno no sabe las razones por la que una persona puede determinar terminar con ello, pero bueno, son cosas que pasan y que yo dejo ahí, en lo estrictamente personal.

Lo que pasa es que claro, un blog por muy virtual que sea, está escrito por personas, y los leemos las personas, y desaparecer sin dar razones claras, produce la misma sensación que cuando un amigo deja de llamarte, de hablarte, sin explicarte el porqué.

Pero a Orientador, también le preocupaba el hecho de que nuestro blog pueda desaparecer un día por arte de birlibirloque. Pues sí, puede desaparecer, a mí me ha ocurrido un par de veces, y he logrado recuperarlo.

Hay que tener en cuenta una cosa, que la mayoría de los que tenemos blogs, los tenemos en sitios gratuitos, que están bajo nuestra exclusiva responsabilidad, y que no tenemos un administrador de sistemas que nos saque las castañas del fuego, cuando tengamos un problema. Por eso, debemos tomar precauciones, y por lo menos, quedarnos con una copia de nuestro trabajo, por si desaparece de la blogosfera, no perder tantos y tantos escritos.

Yo os cuento lo que yo hago, pero seguro que hay muchas más maneras y mejores para protegernos.

Lo primero: la contraseña. Tener una buena. Que no nos la puedan quitar. No tener siempre la misma. Me refiero la misma para el correo que para el facebook. Pues si no la quitan, nos la quitan todas. Y más si nos quitan la del banco.

Hoy me la han intentado quitar. Hay que estar alerta. Recibo un correo de alguien anónimo invitándome a ver su perfil en sexyono. La tentanción es fuerte. ¿quién será? Pincho y se me abre una ventana, con la cuenta de gmail, mi usuario y que meta mi contraseña por seguirad. Me pongo alerta. Sexyono no tiene nada que ver con Google. Y luego miro la dirección de la web, y no es de sexyono. Así que me doy cuenta de que me están engañando. Marco spam y asunto terminado. Hay que tener mucho cuidado.

Cuando yo escribo un artículo, no lo hago directamente en blogger. ( o en worpress, sería igual). Lo hago en mi procesador de texto, o bien, utilizando Google Docs. Pero claro, en éste último si pierdo la contraseña, lo pierdo también. Pero si pierdo sólo el blog, no.

Nota: si lo haces directamente en el blog, por un despiste se le puede dar a una tecla, y se publique sin terminar o bien, que salga algo de lo que nos arrepintamos después. Sí, se borra, pero se queda en la caché de Google, y todos los que lo leemos por el Reader, lo vemos. Por mucho que lo borres. Si supieráis las barbaridades que he visto...

En blogger, que es el que yo utilizo, existe en las opciones Diseño – Guardar Plantilla, la posibilidad de descargar la plantilla, es decir, la 'estructura' del blog, el diseño, por si lo cambiamos por otro y no nos gusta como queda, volver a como estaba.

Luego, en la pestaña Configuración – exportar blog – se puede descargar el blog entero. El mío mide 8 megas. ¿Para que sirve esto? Bien, para tener una copia en el disco duro o para mudarnos a otro blog (de blogger a wordpress por ejemplo).

Así, si se pierde el blog o nos lo roban, podemos montarlo en otro sitio. Sí, perdemos el nombre, pero bueno, no se perdió todo.

También se puede utilizar aplicaciones específicas para bajar webs enteras como podréis encontrar en http://www.softonic.com/windows/capturadores-web

¿Cómo se pierde un blog? Primero, porque lo borre el mismo blogger. No nos va a dar razones algunas ni son responsables. Recordar el contrato que firmasteis al crearlo.

Yo lo perdí en dos ocasiones, bueno, no perdido, estaba en Blogger, pero no se veía cuando se ponía la dirección. Uno fue cuando me dió por poner cámaras web en el blog. De hecho, habeís visto que tengo varias de Jerez y otras de las antípodas, pues bien, intenté poner una de la Gruta de Lourdes, y puf, el código se lío con el flash, y la pantalla se volvió negro. Qué susto. Tuve que editar la plantilla en HTML y ver dónde estaba el error. No es bueno tocar estas cosas sin saber luego como arreglarlas. Lo digo por experiencia. Ejem.

Y la otra vez, fue hace dos semanas. Subo un post y desaparece todo. Ni idea de por qué. Quité el post, y apareció todo otra vez. Así que era problema del código del post.

Tened en cuenta que no es lo mismo trabajar con internet explorer que con mozilla. Yo prefiero éste último, es de código libre, y microsoft no mete las narices donde no les importa.

Ah, y por último, los comentarios. ¿Cómo se guardan? Pues no se guardan. Por lo menos, cuando blogger, descarga el blog, no los descarga a ellos, o por lo menos me ha pasado a mí.

La manera que yo tengo de guardarlos es en mi correo. Ahí los recibo todos, por lo tanto, no pierdo los que yo quiero, no borrándolos.

Y más o menos os he explicado lo que hago.

Ah, y una cosa que no tiene nada que ver, pero que hace que la gente no regrese a los blogs. Son los que tienen música que se activan solas. Aparte de ser molestas (puedes estar en el trabajo y no te interesa que se escuche la música por ejemplo), producen un gran tráfico de datos, y a las personas que tengan contratada internet por tráfico (dígase internet móvil en España) le hacen subir el facturón una barbaridad. Así que lo mejor es poner música, con un botoncito, para que el visitante le dé si quiere.

Y esto es todo amigos. Y amigas.


12 comentarios:

§♫*€lisa*♫§ dijo...

alfonso has dado al fondo de esta maraña virtual
es cierto y estar alerta
aunque los comentarios al menos los míos nunca han desaparecido, están desde que puse el primer post al pixel
y eso ya hace tres añitos:))

pero bue, la web tiene muchos vericuetos freek y bizarros así como personitas que la navegan, estar alerta nunca está de más:)

muakismuakis de sol

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Muchas gracias Alfonso, espero haberme enterado, leere tu post varias veces para aprendérmelo. Esto me pilla algo mayor.

Angie dijo...

vaya! con algunas cosas que dices,casi que me da un vuelco el corazón, jajaja.. yo, que soy la más despistada y la más desastre del mundo, tendré que toamr muchas de las precauciones que dices. Al menos, lo de escrbir los posts, si lo hago bien desde el principio. Mi costumbre es escribirlos en word primero, y luego ya lo copio en en blog. Lo de la música... llevas razón! yo la tengo automática, le quitaré el autoplay a partir de ahora.

Un beso. Angie.

Ruth dijo...

¡Buenos días!

Gracias por la información, yo procuro incluso utilizar el procesador de texto, ahora mismo no lo tengo a mano, ya que estoy con el otro ordenador y no lo tiene, y edito primero ahí mis entradas, ya que es como hacer otro blog, y posteriormente las copio a blogger y las edito, otras tantas también las tengo guardadas en papel, ya que me apasiona escribir, y es una manera de perfeccionar la caligrafía y no perder la practica y posteriormente las copio y las publico, me daría mucha rabia perder todo el blog.

Oye!!! me he sentido aludida por lo de la música de los blogs, aunque es sencillo porque le das al pause y se para, me gusta tenerla y es una manera también de compartir.

Un abarzote

cynthia dijo...

Gracias Alfonso siempre brindándote.

besos muchos.
buena semana.

roxana dijo...

GRACIAS, POR ESTAS EXPLICACIONES Y POR CUIDAR NUESTROS BLOG. BUENA SEMANA
ABRAZO

Ana dijo...

Gracias por compartir todo esto con nosotros...
Muchos besos.

Laura dijo...

Bueno, yo practicamente hago todo eso que pones...entre otras cosas porque yo abrí el blog por ti, que has sido el que me has ido sacando de dudas y demás...pero ya sabes, me lo leeré y releeré, como dice Orientador, a ver si me lo aprendo.
Un beso.

Satie dijo...

Muy ilustrativo, sí señor.

Rukaegos dijo...

A mí el día que me lo roben, me quedo sin nada del tiempo invertido jajaja: soy así de pánfilo, descuidado y confiado. Pero supongo que un día decidí que era parte de mi encanto personal ;)

Besucos

Jorge dijo...

Muy buen artículo. Pero... Pero... hay una cosa en la que especialmente me has tocado la fibra: la música (o derivados).

Tienes toda la razón del mundo: si hay un blog que me recibe imponiéndome su música no sólo no vuelvo a visitarlo, sino que salgo inmediatamente de él sin saber siquiera de qué trata. Sea porque, como dices, no te interese que se escuche, sea porque te interrumpe lo que tú mismo estabas escuchando... es francamente incómodo. Pensando precisamente en los demás yo intento hacer de mi blog algo muy minimalista donde importe el contenido que quiero transmitir, y no esté todo lleno de reproductores musicales (he visto incluso blogs que tienen activados dos a la vez que se superponen), imágenes enormes e incómodas y todo tipo de elementos ostentosos.

Esto me parece fundamental. Más que nada, porque es una cuestión de civismo y educación con el virtual visitante. ¿No? Esto... ¿se me nota enfadado? Jaja.

Un saludo Alfonso.

Alfonso dijo...

La cuestión está Jorge, en algunas veces el reproductor está tan escondido que no lo encuentras, y mientras carga la página es un perfecto lío.