19 marzo, 2009

Momentos íntimos.


Yo de niño era vergonzoso. Ahora, ya de mayor, no. No es que se me haya ido la olla y cualquier día me bañe desnudo en la Plaza del Arenal. Pero si me tengo que bañar desnudo en una playa... No me importa. ¿Que miran? Pues que miren. Olé mi cuerpo serrano. Eso es lo que hay. Yo estoy contengo conmigo mismo. Y de hecho, cuando me miro me gusto. Ea. No soy Narciso. Soy Alfonso. Pero, lo que digo, que me da igual.
Sin embargo no soy nudista al cien por cien. Puedo bañarme desnudo en la playa. Es una sensación de libertad enorme. Puedo tomar el sol desnudo. Se pone uno calentito por todos sitios, como un pollo asado. Se va uno girando. Ah. Qué gusto.
Pero hasta ahí. Ya no puedo ejercer más de nudista. Por ejemplo, no puedo comerme mi bocadillo de jamón sin evitar que te caigan las miguitas encima. Eso es muy incómodo. Sobre todo si luego acuden las hormigas a por las miguitas. O los gorriones. Ah. No. En la playa no hay gorriones, son gaviotas. Que tienen un pico que uf. Ni me imagino el picotazo. No sé como algunos partidos la tienen como símbolo, de verdad. Qué miedo. Que se lo digan a Tippi Hedren.. Tampoco soportaría comer pimientos fritos en una friambera, con la colita próxima y con riesgo de llenarse de aceite. No de almendras, que no le vendría mal. Si no de oliva. Y frito.
En fin, que todo este rollo es a cuento de que no soy vergonzoso.
Pero hasta cierto punto. Aunque ahí no debería hablar de verguenza. Sino de molestia.
En un Centro Comercial de Jerez han puesto unos servicios masculinos (el del femenino no tengo ni idea por razones obvias) magníficos. Limpios como la patena. Grandes como el salón comedor de Sissí. Pero para hacer pis, esos urinarios colgados en la pared que han puesto son minúsculos. Como para David, el gnomo.
Hay muchos, no sé, no los he contado. Pero claro, si haces pis, el vecino te ve la colita. Y tú, sin querer (o queriendo, hay gente pa tó), se la ves a él. Es incómodo. Por lo menos, para mí.
La solución es que al entrar te pones en una punta. Y si llega otro, te entiende perfectamente, y se pone en la otra. Pero si ocurre a la hora de salida del cine, y los hombres entramos en tropel, no hay tu tía. Te toca alguien al lado. Y hala, a hacer pis mirando al frente. Porque si miras para abajo, ves tu colita y la colita vecina. Y ya sabéis como somos los hombres. Que si uf que morena. Que grandecita. Que rara. Pa mí que está como torcía. Y empiezan las comparaciones. ¡Y a los hombres nos preocupa tanto eso!
Podían poner un letrero con publicidad en los azulejos. Así uno se distrae y evita la situación.
Y luego está lo peor. Cuando entra el reprimido. Los homófobos dirán uf, ya están los maricones. No. No. Qué va. Los maricones, mejor dicho, gays, en este país, gracias a Dios, son libres. Y para ver colitas ya tienen sus métodos. O internet que es más seguro, aunque más caro.
Yo a los que temo son a los casados, reprimidos, que engañan a sus mujeres, son supermachotes, pero, ay, le gustan las colitas ajenas. Y también temo a los que por su profesión o sus creencias personales les prohiben tener sexo. Sexo en público, se entiende. Y te miran de una manera, que si las miradas hirieran, te harían la circunsición ipso facto.

Así que, supongo que habrá que dirigirse a los ingenieros digo yo, ¿por qué no hacer unos servicios un poquito más grandes? Por lo menos que sean íntimos. Seguros. Que uno se relaje y termine su misión, con la satisfacción del trabajo bien hecho. Que no estresen. Que no acomplejen. Que no asusten. Que no amedrenten. Que cuando a la colita del vecino se le aplique el movimiento vibrador necesario para expeler el líquido sobrante, no te manche los cuellos de tu camisa. Por favor. Por favor. Please. Pues eso.

15 comentarios:

§♫*€lisa*♫§ dijo...

jajajajajaja alfonso
disculpa ,pero no puedo dejar de reír

es muy ingeniosa y cómica la entrada del post jajajajaja


hablando enserio sin duda ha de ser algo estresante y hasta bastante incómodo ...me recorsó los baños romanos en épocas de césares y esos cuentos...tan así pueden llegar a ser??

vaya la evolución o civilización a mejoras es casi un barníz en cuanto a comportamiento.
debajo de tanto desarrollo tecnológico el hombre sigue siendo un homus erectus primitivo jajajaja

muakismuakis

galicia maravillas dijo...

esa fotografía... la he visto antes entre las imágenes de un viaje de unos amigos (tiene gracia!) Y encaja a la perfección con la entrada :) un saludo! :)

Nerina Thomas dijo...

Amigo bello!!
Eres de no creer.Debo confesarte, que eres adorable con tus post. Saltas de un tema al otro y con toda la gracia andaluza y la alegría que te pertenece por derecho propio.
Y sabes, me has hecho reir y mucho.
Brindo contigo desde aqui, sentada en mi máquina con una copa de vino cabernet mientras me encuentro con uds. Habitualmente no ingiero vino, hoy hice algo distinto y brindo porque me muestras, que mucho más rápido de lo que imagino "recuperarás la alegría".
un abrazo de oso

Angie dijo...

jajajajaja... muy bueno tu post, Alfonso! eso sí.. imaginarme lo de los cuellos de la camisa ma dao un poco de asquito ehn.. jajaja.. porque es que si cae en el cuello, la cara seguro que no sale muy airosa... uaggg.. jaja

cynthia dijo...

Pero que entrada jaja, me gusto leerte y ser complice de tus palabras de hoy...

jaja besotes.
cariños.

Rukaegos dijo...

Pero a ver ... ¿no habrá alguna intención oculta detrás de esos urinarios tan propensos al exhibicionismo? ¿no habrá algún responsable del diseño que sueñe con hacer de los nuevos servicios un acogedor espacio de cruising y ligoteo retretero? ;)

Saluducos, majetón

Laura dijo...

Al menos, digo yo, que los separaran con una mampara unos de otros ¿no? por lo de las salpicaduras jjajja...
Parece un monólogo de los del Club de la Comedia...jajjaj..muy bueno.
Un beso.

Alberto Espinosa Grau dijo...

¡Jajajajaja!

¡Que buena entrada Alfonso! Y que de acuerdo estoy con lo que has dicho.

Un saludo

Ana dijo...

ja,ja...Muy gracioso post.
Y llevas razón, es incómodo que te vean...
Muchos besos.

roxana dijo...

Hoy estas terrible!!! Sera por el dìa del padre! Un saludo fuerte y que la pases bonito co todos los tuyos!!!!! Roxana

Hisae dijo...

Jajajaja.... ahora entiendo porque algunos meaban tantas veces...

SOMMER dijo...

Alfonso, amigo. Qué grande eres.
No te haces una idea de lo que me haces reir.

Y créeme, en alguna ocasión, también llorar...

Gracia dijo...

Jajaja, menos mal que nosotras tenemos intimidad para hacer nuestras cositas, creo que sería incapaz de hacer pis delante de otras 10 ó 15 chicas a la salida del cine, ¿te imaginas? que situación más rara, todas allí sentaditas...

Agata dijo...

Después se quejan algunos de que las mujeres vamos al servicio de dos en dos...Sí,yo soy de esas.Pero cuando entramos juntas es para cotillear,maquillarnos o ponernos bien el pelo.Cuando tengo que hacer pis,una entra y la otra sujeta la puerta desde fuera o cuida de que nadie aporree la puerta.Que no he visto más coraje que me da meterme e inmediatamente que aporreen.Jo,si yo no tardo nada.Sólo lo hago y me lavo las manos.Punto pelota.

Aguila Resistente dijo...

en inglaterra vi unos servicios con unas pantallitas que daban anuncios y otros con el periodico del dia enmarcao...