25 marzo, 2009

De arriba, de abajo...




La verdad es que a muchos cofrades de arriba no les falta razón en preguntarse que por qué se sorprende la gente porque las cofradías de arriba decidan hacer una campaña contra el aborto.
Es lógico, es que es así. Los cristianos estamos en contra del aborto. Ahora bien, entre los cristianos, unos creen que la solución es meter a las mujeres que aborten en la cárcel, prohibir el uso del condón y así terminar con el asunto, y otros cristianos, pensamos más a la luz del Evangelio, en el amor al prójimo y solucionar los problemas, con eso, con amor, y no con cárceles y odios.
No es sorprendente que los cofrades de arriba se pronuncien en contra del aborto, ahora. No es sorprendente que los cofrades de arriba estén a favor de la vida.
Lo que sí es sorprendente es que cuando gobernaba el Partido Popular y existían los mismos abortos que ahora, los cofrades de arriba,no ponían carteles de linces.

Que cuando el Partido Popular apoyaba los bombardeos en Iraq, los cofrades de arriba no pusieron carteles en las calles condenando la guerra.
Que cuando ETA mataba a alguien, los cofrades de arriba no eran capaces de acercarse a la concentraciones de protesta por los asesinatos. Tampoco ponían carteles contra ETA.
O que cuando se han hecho manifestaciones contra el terrorismo machista, muy pocas hermandades han ido a las manifestaciones.


Eso es lo que sorprende de las decisiones de los cofrades de arriba.
Mientras, los cofrades de abajo, seguirán amando a su Jesús y a su Virgen. Irán a las procesiones, rezarán, disfrutarán, se lo pasarán pipa en los besamanos. Serán felices, utilizarán condones, tendrán relaciones prematrimoniales, y etc etc, y algún cofrade de abajo, tendrá que enfrentarse a un embarazo no deseado y pasará por su mente el drama del aborto.
Ese drama con el que se está haciendo un circo, una fiesta mediática. A ver si nos funciona esto como las bodas de los maricones, que por cierto, y como pasará con esto ahora, y pasó con el divorcio, no funcionó.
Que queréis que os diga. No me fío de los cofrades de arriba. Todo esto del aborto, no es más que un método, uno más, para cargarse al gobierno de Zapatero. No veo propuestas de solución del problema del aborto. Sólo darle caña al Gobierno. Y a Bibiana, ay, Bibiana, que como mujer no te tragan. Y eso que estudiaste en un colegio de monjas.
Sencillamente quieren un gobierno de derechas, que les beneficie. No sé para qué. Tendrán queja de cómo se les trata hoy en día.
Yo me fío de los cofrades de abajo, de los del pueblo. De esos que no se les ve la cara. De esos que no llevan corbata. De los que van descalzos. De los que no gritan rimando Sevilla con Silla o Madero con Florero. Me fío del pueblo llano. Del Dios de los pobres, el Dios de rostro sencillo, del Dios que lucha en la calle, del Dios de rostro curtido...

1 comentario:

belijerez dijo...

Por eso es que te hablo yo, asi como habla mi pueblo, porque sos el Dios obrero el cristo trabajador.....

Yo, soy de los cofrades de abajo.Y quiera Dios que por mucho tiempo y consciente de ello.