05 febrero, 2009

Un guantazo sin manos.

El cardenal Bertone le dió ayer un buen guantazo sin manos a los católicos integristas que pierden su tiempo - y su salvación - en insultar al Gobierno socialista. Muchos de ellos se han dedicado - y dedicarán, no conocen lo que es el arrepentimiento - a calumniar con mentiras a la Vicepresidenta de la Vega, además de mandar correítos - basura - haciendo referencia al físico de María Teresa Fernández de la Vega.
Además de machistas, y cobardes - no tienen valor de decirselo a la cara -, han tenido que soportar el piropo del Cardenal Bertone, elogiendo su vestido, 'muy elegante y colorido'.
Es de agradecer que haya en la jerarquía de la Iglesia todavía personas que sean capaces de ver la vida en colores y no en blanco y negro.
Los tristes de los tonos de gris, hubieran deseado un enfrentamiento Iglesia - Estado. Pero no. Sufren. Porque el gobierno socialista, además de ser socialista, sabe que es el gobierno de TODOS los españoles. Reconoce el derecho internacional y por eso recibe al Cardenal Bertone como ha de recibirlo. En la Moncloa, por ser la autoridad que es.
El Vaticano sabe lo que se juega en España. Sabe de la influencia de nuestro país en América y sabe, que la actuación de los grises católicos en la última legislatura, para nada beneficia a la Iglesia española.
Y Benito XVI, que de tonto no tiene un pelo, lo sabe.
Ha de poner orden. La doctrina de la Iglesia se conoce bien. Pero de ahí a llegar 'a las manos' como querrían algunos, entre gobierno e Iglesia, va un largo trecho, y eso, el Papa, no lo quiere. La Iglesia católica ha perdido autoridad en España. La gente sigue teniendo fe, pero les importa un pito lo que le digan los curas y los obispos.
La autoridad sólo se recupera con respeto, con diálogo y con saber escuchar, valores, que siempre hemos defendido los socialistas, y que el Vaticano, creo que comprende, sobre todo, en este ambiente previo a la nueva Ley de Ordenación Religiosa.
Eso sí. Debe emplear mano dura con su infantería. No paran de insultar. Algunos curas juegan a ser políticos. De derechas claro. De muy de derechas. Y eso, puede destrozar en tierra, lo que se intenta arreglar desde las alturas.

4 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Los hechos son los que cuentan, así es. He dicho!!!
Un abrazo amigo y que termines bien este día.

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

El cardenal dice lo mismo que el Rouco, son tal para cual, ni él ni nadie debe dar consejos al que no se los pida... lo que quiere es pasta, pasta gansa.

Carlos Benítez dijo...

Sé que el Gobierno está para todos los españoles y no solo para sus votantes,pero en estos casos echo de menos algo más de valentía ante la Iglesia.

Juan José López JARILLO dijo...

Efectivamente,como divce Vázquez,lo que quieren es (solo) pasta gansa,pasata y mientrás más mejor..; lo demas..es un chiste.

Personaklmente echo un poco de valentia en falta por parte del gobierno de ZP al respecto de estos señores( y al respecto de los banqueros también...).La vida...

Saludos