26 febrero, 2009

No tomes el nombre de Jerez en vano.

Cuando uno escupe hacia arriba, le puede caer de todo hacia abajo. Es realmente curioso, como algunos, como un león herido, en vez de mirar hacia atrás, organizarse, y ver en qué están fallando, se lanzan hacia un ataque frontal contra todos y todas, sin saber a dónde dirigirse, con tal de defenderse de todo lo que está pasando.
Así, mientras olvidan los problemas de los ciudadanos, les crecen los suyos como hongos en un bosque húmedo.
Hoy, yendo en mi coche, sentí una punzada en el corazón cuando oí el nombre de Jerez, mezclado en temas de presunta corrupción. La gente de Jerez, no nos merecemos esto.

1 comentario:

Agata dijo...

Pues no,no nos merecemos esto.