03 febrero, 2009

Estrella Nerina - Año de la Astronomía

Nuestra buena amiga argentina, con sangre andaluza, Nerina Thomas, escribe un bello texto dónde se hace una pregunta: ¿Qué nombre ponerle a una estrella?

Es que hay una que me sigue por donde camino!! Si estuviera aquí mi amigo de Jerez de La Frontera, me lo explicaría muy bien.
Sólo sé que mientras estoy sentada en el césped , se instala frente a mi y titila. Qué me querrá trasmitir?
Decido caminar por el parque mientras riego las plantas y donde esté "Ella" está allí.
Hasta me ilumina donde riego.pues si!!
Siento que me dice que disfrute la naturaleza, que he recortado bien el borde de la pileta con la tijera arrodillada, con amor de madre para esperar a mi niño y a su compañera con los mejores detalles en su nido.
Que me ilumina la figura bronceada cuando me deslizo de lado a lado.
Que le pida tres deseos, que siempre estará conmigo.
Que me brinda "luz" para cada acontecer.
Que sueñe, que la acoja en mi alma.
Que me la lleve a mi almohada y la guarde bajo la misma y me llenará de esperanza.
Que guardará mis pensamientos para plasmarlos en el universo y los mismos se incrementen de brillos.
Esta estrella, me emociona, me sonroja, me da letras nuevas.
La he bautizado, no ha habido párroco, ha sido un bautismo de
socorro, con agua bendita, con la sensibilidad de una poetiza, con amor de mi padre del cielo, con orgullo de contar con ella.
Amigos blogger os, les pido me sugieran su nombre, los apadrino!!!!

Las estrellas, querida amiga, todas tienen nombre ya. A las principales, las que son vistas por el ojo humano, tienen nombres árabes. Se lo pusieron ellos, porque las necesitaban para orientarse en los desiertos. Luego, sirvieron de mucho para los navegantes.
Con la aparición del telescopio, aparecieron muchas más estrellas, pero quizás, no tan necesarias
para nosotros y los científicos le pusieron nombres tan raros como lambda orionis o tan feos como SAO 240019.
Sin embargo, los seres humanos somos más que mera ciencia y somos capaces de ver más allá.
Yo, cuando contemplo el cielo, tranquilo, sin tomar notas, sino por el mero placer de observar su belleza, me doy cuenta de lo que somos.
¿De que estás hecha, Nerina? De carne y hueso, me dirás. Sí. Pero si nos vamos a lo pequeñito, a las partes más diminutas de ti, eres agua, eres, por lo tanto, Hidrógeno, eres Oxígeno, eres Carbono... sí, en una magnifica combinación imposible de repetir que se llama Nerina Thomas.
Y si te tiras al suelo en el campo, en esa maravillosa Pampa Argentina y miras el cielo que yo no puedo ver, te podrás quedar también maravillada viendo las Nubes de Magallanes, la Cruz del Sur o estrellas como Canopus.

¿Y te has preguntado de que están formadas esas estrellas? Tan grandes, tan inmensas, si la redujeramos a lo pequeño, a lo ínfimo... están hechas de Hidrógeno transformandose en Helio, de carbono, de minerales... en el fondo Nerina, están hechas de lo mismo que tú.
Entonces, ¿cuál es tu diferencia? ¿Cuál es la diferencia de tu ser con una estrella? Ninguna. Nerina. Ninguna. Los seres humanos somos tan maravillosos que estamos hecho de lo mismo. El Universo da pistas de lo Mismo por todas partes.
Por eso, si tienes una estrella en el cielo que te persigue, que siempre está contigo, y que sólo tú puedes ver, no te extrañe que sea algo que formó parte de tu vida, de lo que eres hoy. De lo que estás hecha. Así, si te preguntas qué nombre ponerle, yo le podría poner tranquilamente y con toda seguridad: mamá, papá, abuela... seguro que acertarás.


5 comentarios:

El Ceremoniero dijo...

Buen articulo, somos creados a imagen y semenjansa de Dios... nos hizo un poco inferior a los angeles. saludos

Agata dijo...

Oig,lo que ha dicho...
Anda Nerina,vaya post más bonito que han puesto aquí dándote explicaciones.
Enhorabuena Alfonso.Eres un buen profesor y un buen contador de historias.

Nerina Thomas dijo...

Dime amigo, no te han llegado los comentarios? TE AGRADEZCO EN ELLOS TANTA GENTILEZA PARA CONMIGO, TANTO SABER, TANTA ALEGRÍA DE QUE TE HAYAS OCUPADO DE EXPLICARME TANTAS COSAS QUE IGNORABA.
Si advierto que este tampoco llega a tu poder te responderé en mi blog.
una buena jornada, aqui un sol radiante, salgo al parque a tomar mates bajo el cielo que está azul brillante

Ana Belio dijo...

Seguro que a Nerina las estrellas también la ven, cuando las mira y sueña en ponerles nombre.

Bss a los dos.

Agata dijo...

¿Pa mí no hay beso,Ana Belio?Snips...