12 febrero, 2009

De nuevo, al hospital.

Ayer ingresó mi hermana de nuevo en el Hospital. La cosa se ha complicado.
Todo el día en urgencias, desde las once de la mañana hasta las diez de la noche que la pasaron a la planta.
Uno puede entender las tardanzas. Y la gente también lo entiende. Hay muchos pacientes. Cada cuál con un problema. Pues nada, se espera y punto
Pero lo que no puede uno comprender son algunas actitudes.
Y que conste que no justifico la violencia, para que nadie me quiera entender mal.
Una de las veces que entré a ver a mi hermana, me la encontré en una camilla con el brazo izquierdo colgando casi llegándole al suelo, hinchado de tener esa postura.
Mi hermana tiene metástasis, y no mueve ni las piernas, ni su brazo izquierdo.
Cuando la vi así no sé ni que me entró. Le pregunté a la enfermera que si no se daba cuenta de cómo estaba. Y me dice: ‘Ya le he dicho que lo levante, pero no hace caso’.
Esa respuesta es una provocación. ¡COMO VA A LEVANTAR EL BRAZO SI LA POBRE MIA NO SE LO SIENTE! ¡SI SU ENFERMEDAD ES ESA!
Pues nada, aguántate Alfonso y controla. Veinte minutos tardó la señora en ponerle una toalla para que no se le cayera el brazo. Por supuesto, que cuando tenga tiempo, pondrá la reclamación oportuna. No contra el servicio, sino contra esa actitud específica.
Con esto quiero explicar, que muchas de las críticas que se hacen al servicio de urgencias son injustas. Porque luego me encontré gente maravillosa que me atendieron perfectamente. El servicio no es malo, al revés, es estupendo, pero hay personas, una o dos, que son sus actitudes, lo hacen malo, a todo el servicio. Y pagan justos por pecadores.
Lamentablemente, me estoy encontrando con gente en este sector de la sanidad, y en el de la educación, poca gente, que o no le gusta lo que hacen o yo que sé que les pasa, pero no sirven para estar ahí, y sus responsables deben trasladarlos de sitio. O simplemente, abrirle un expediente y echarlos.

13 comentarios:

MIGUEL ANGEL dijo...

Lamentablemente, somos muchos los que padecemos lo que tú cuentas,Alfonso.Siempre he dicho que muchas veces uno no está hecho para según que trabajo pero como las cirscunstancias lo hacen necesario, las personas no tienen más remedio que resignarse a ello.
Tambíen es verdad que si uno no está agusto con lo que hace, mejor renunciar y dejar libertad de vacante a otra persona que de verdad derroche ilusión y amor por el trabajo.
Eso mismo pasa con el sector de la educación, muchos maestros pero muy pocos profesionales. ¿Qué está fallando?. En fin, espero que pronto puedas regresar a tu casa junto con los tuyos.
Ánimo y siento mucho por lo que estas pasando.....

Agata dijo...

Siento el nuevo ingreso.
Lo de la enfermera o auxiliar lo debes dejar por escrito en forma de queja o reclamación.Que su supervisor o supervisora la quite de ahí,joé.Que se ponga a reponer la farmacia o a fregar los palos de gotero.Algo que no esté en contacto con los pacientes.Y menos en contacto con esos pacientes tan especiales que no sólo necesitan medicinas:necesitan mucho cariño.Y se puede dar cariño a alguien que no conoces con sólo una sonrisa.O con una mirada.O cogiendo el brazo de tu hermana con toda la dulzura.Que no cuesta trabajo...A veces cuesta no derrumbarte al ver según qué cosas.Pero tenemos que ser unas actrices maravillosas para que ellos no sufran más de lo necesario.Un beso amigo.Si quieres algo...

Laura dijo...

Por el hecho de que tu hermana esté allí no tienes por qué aguantar esas actitudes...habla con quien tengas que hablar, no te calles.
Estoy contigo.
Un beso.

El Peregrino Ruso dijo...

Yo el lunes estuve todo el día en el mismo hospital porque mi padre me dio un susto. A veces el problema no es el personal, sino que abarcan mas de lo que pueden como es el caso del hospital de jerez. Era lunes por la mañana y literalmente no habia sitio para los enfermos, muchos de ellos hacinados en el pasillo en carrito de ruedas y en camilla en el pasillo como cochinos. Es lamentable ese tipo de situaciones y el personal hace lo que puede. Mi padre estuvo en observacion y a su lado habia un enfermo psicriatico amarrado, dando voces, porque no habia sitio en psicriatia, a otro lado de mi padre una señora mayor, rodeado de sus familiares porque estaba en las ultimas, de hecho asisti a la familia y le di la uncion antes de marchar a la casa del padre, y este enfermo mental dando voces, insultando al personal sanitario. Vamos una situacion dantesca hermano. ¿Dónde esta ese segundo hospital que prometío tanto la junta como nuestra alcaldesa para jerez?. Rezo por ti y tu hermana, y se lo dire a la comunidad de religiosas de clausura con las que vivo para que pidan a Dios por ella. UN ABRAZO HERMANO FUERTE,

Gu1ta dijo...

Alfonso, no sabía lo de tu hermana. Pediré a Rafael Arcángel que la acompañe. Besos

Rukaegos dijo...

Un abrazo muy fuerte, mucha energía y fuerza para tu hermana y para ti y muuuuuuucha paciencia para resistir y denunciar actitudes como la que nos has contado.

Ruth dijo...

¡Buenas tardes amigo mio!

Un abrazote enorme, lo mas grande que puedas apretarte de esta Verata que sabes que si tu sufres, yo también sufro. Siento lo que te ha ocurrido con esa persona en el hospital, desearte que a pesar de todo, ya sabes, mucho mucho ánimo.

Olga S.Isidro dijo...

Alfonso, te entiendo profundamente, por que yo también viví esas situaciones y sé que la impotencia que se siente por dentro, pero lo que hay que hacer, es en su debido momento expresar por escrito una queja (que la mayor parte de las veces no sirve para nada) más si todos lo hicieran, quizás esto cambiaria.
Yo por dos veces pedí una hoja de reclamaciones, y en ambos casos me atendieron conforme a lo solicitado, y eso que una de las veces fue contra el Doctor Gracia, que es el jefe de oncológia de la Residencia Sanitaria de Gijón.
Lamento vuestra situación de dolor y tristeza, y elevo una oración al cielo para que la transición sea lo menos dolorosa posible.
Un abrazo y Dios os Bendiga.

Nerina Thomas dijo...

Amigo!!!
Deberás sacar a luz la tolerancia en este trance. Desde aquí te envio la mejor energía . A ponerte fuerte. A acompañar a "La Princesa", hasta que sea voluntad de Dios.
Por aqui se te quiere bién y mucho.
Con todo el respeto merecido, estamos contigo.

Anónimo dijo...

Jose Manuel: Es que hoy lamenteblamente le dan a cualquiera un titulo que conllevan grandes responsabilidades. Bueno Alfonso, muchos ánimos para tu familia y para ti.

Ana Belio dijo...

Te abrazo Alfonso, te abrazo muy fuerte.

Afuña dijo...

Ay Alfonso! No sabes la de veces que me ha pasado eso a mi mismo. Y sin embargo l debo tanto a tanta gente de urgencias!... Hay gente maravillosa.
Pero aquí lo importante no es el servicio ni la actitud de esa señora tan mal encarada, ni siquiera nuestra indignación. Aquí lo que importa es que tu hermana mejore lo antes posible y que los que la quieren estén ahí con ella, como estás tú.
mucho ánimo y fuerza.
Un abrazo:
Sergio

maria dijo...

Querido amigo y compañero de la radio:como ya te he dicho lamento todo lo que estais pasando , y en estos momentos todo lo que podemos hacer es deciros palabras que os intenten consolar.Tus compañeras te hemos hechado mucho de menos en el programa de los jueves, porque ya formas parte de el. Personalmente te quiero dar las gracias por darme la oportunidad de hacer lo que me gusta , colaborando contigo los sabados. A pesar de ser tan serio y a veces muy directo al decir las cosas , te queremos mucho,.