18 enero, 2009

No somos rehenes. Somos libres.



No me gusta el título con que Diario de Jerez se refiere a los bloggeros jerezanos que trabajamos en nuestros respectivos blogs: Rehenes de la red.
Los tiempos han cambiado. Leía ahora mismo a otro bloggero amigo jerezano, Satie, sobre en lo que se han convertido la prensa dominical. Llegas al quiosco y te dan un mamotreto de papel, te regalan un barómetro, una cartilla de varios cupones para que juntes para no sé que cosa y luego, por un euro te dan una película que nunca verás o a lo más terminará vendiéndose en la Feria del Libro Antiguo y Ocasión.
No. Los tiempos han cambiado. Es el tiempo de la Web 2.0, la web participativa, el World Wide Web que no sólo manda información de arriba abajo. También al revés. Hoy es la ciudadanía quien provee también la información.
Pepe Contreras da en la clave del asunto, y les hablo por experiencia.
Hace cinco años yo leía la prensa escrita. Muy poca prensa escrita. Compraba un solo periódico, y los otros los leía de soslayo en el quiosco, o se lo cogía a alguien que lo tuviera. Hoy no. Hoy me voy a la prensa digital, a la que se actualiza. Otras van tan lentas (qué importancia la de la inmediatez en internet) que ni las miro. En internet una hora es Historia.
Hoy me voy con mi ordenador o mi pda, al google reader, para leer los blogs. Y os prometo, sin leer la prensa ni escuchar la radio, me entero de todo.
Como digo, Pepe, da la clave y hay blogs, como el suyo que seguramente son más leídos o tan leídos como algunos periódicos.
No. No somos rehenes de la red. Lo que somos es libres. Porque aquí, en nuestros cuadernos de bitácora, no cambiamos las palabras por euros. No necesitamos ser rehenes de la publicidad para seguir existiendo. Sólo somos nosotros mismos y hablamos mejor o peor de lo que queremos y sabemos.
Antes, sí lo fuimos. Rehenes para que nos publicaran una carta al director. Rehenes para mendigar una entrevista en la radio. Rehenes para existir.
Hoy, ya todo esto no hace falta. No somos rehenes, no. Somos libres.

6 comentarios:

Satie dijo...

Completamente de acuerdo contigo, tener información es tener más libertad. Me alegro mucho de que políticos se atrevan a publicar sus pensamientos en un blog. Sin embargo, tengo más prevenciones al pensar en la futura voluntad de actualizar.La mayoría, aventuro, terminará por no escribir más que un par de entradas cuando su partido se lo pida. Ser bloguero exige más, exige leer y escribir, pensar, criticar, disentir, dialogar. Francamente, no veo a algunos de ellos en este papel.

Nerina Thomas dijo...

Así se habla amigo!!! Te aplaudo a la distancia, en este domingo con brisa fresca luego de una tormenta.
Me pongo de pie, para acompañarte en lo que has plasmado.
Mi cariño, quizá no llegue a llevarle dulces a "La Princesa" pues me he demorado escribiendo mi obra que editaré en el año en curso.
Eso si, mi cariño incondicional para ella!!

Anónimo dijo...

Queridos: no somos rehenes de la red, sino de nosotros mismos.
Si sois de los que habeis pasado la vida de redacción en deracción pidiendo una oportunidad", como el "maletilla" que llevais dentro, comprendo que tengais por idolo a Pepe, que un día se tiró en la Maestranza y ejerce ahora de arenero...
No tiene mas razón quien mas habla; probablemente, sí miente mas quien no puede callar, por terror vacui...
Hace cinco años....hace cinco años la red tenía ya muchos agujeros para pescar con ella y se había convertido en "arte" para ganancia de pescadores...Vuelvo a entender porqué seguis a PP, perdón, Pepe...

Agata dijo...

Ojalá hubieran existidos los blogs hace mucho tiempo.Yo me siento libre...qué caray.Publico cuando quiero,lo que quiero y con quien quiero.Siempre con respeto.Los que dicen que somos rehenes son los que desearían mucho que lo fuéramos...pero los suyos.

Anónimo dijo...

Comulgo con Satie en eso de no sòlo prestarse a apoyar temas con sus comentarios que hayan pasado por un visto bueno mìnimo de los del sillòn. No me imagino a estos asesores dando caña o diciendo lo que piensan para sus adentros. Tabajete

Rukaegos dijo...

La idea de un rehén tiene demasiadas connotaciones negativas como para ser ni fiel ni justa. Rehenes lo hemos sido mucho tiempo de los grandes oligopolios de la comunicación, que filtraban las noticias, las ocultaban, las "interpretaban" ... Hoy, además de que algunos sigamos enganchados a la prensa escrita, las redes sociales, la blogosfera, los foros y demás herramientas de comunicación digital han roto esa reducción de la información y la opinión a los intereses de ciertas corporaciones.
No puede ser rehén quien es más libre cada vez que descubre una voz interesante, un análisis original, una información que no nos había llegado. Porque la información es poder, y ahora ese acceso al poder es mucho más plural, abierto y democrático.

Claro que por la red corren trolls, anónimos, mentirosos, manipuladores, calumniadores, interesados de todo tipo ... Pero al igual que habíamos aprendido a detectarlos cuando escribían en un diario, el que fuera, hemos aprendido también a descubrirlos en red.

Pero claro, cuánta capacidad de influencia están perdiendo los media, sobre todo cuánto les está costando entender que internet ha supuesto todo un nuevo código de relaciones y accesibilidad de las noticias.

Un saluduco