30 enero, 2009

Maricones de mierda...



Resulta que este buen hombre trabaja en un gran centro comercial en Madrid, y como se va a casar dentro de poco con su pareja, que vive en Vigo, pensó en pedir el traslado a dicha ciudad gallega, ya que el centro comercial para el que trabajaba también lo tiene allí.
La única condición que le ponen es que tiene que entrevistarse con el Jefe de Personal del centro de Vigo, así que acude a la entrevista.
Éste le pregunta por su mujer, si vive en Vigo. Y él le dice que sí, que vive allí, pero que no es su mujer, que es su marido.
Este Jefe de Personal reacciona diciendo, cuando ya se ha cerrado la puerta: ‘Estos maricones de mierda se creen con el mismo derecho que todos’.



El resto de la historia la podéis leer en el diario El Mundo.

Uno no puede dejar de pensar que qué pena. Que exista gente así todavía. Y uno piensa, con la actualidad encima, que si este Jefe de Personal hubiera podido estudiar Educación para la Ciudadanía, tal vez hubiera entendido lo que eran valores como el respeto y la tolerancia, y le hubiera evitado el disgusto a este hombre, y el problema consiguiente a su empresa.
Deben de pasarlo mal las personas homófobas, porque al final, sus actos de homofobia se vuelven contra sí mismos como un boomerang. Deben pasarlo mal, sí. Como mal, rematadamente mal lo pasarán cuando vean que una mujer lesbiana puede ser la primera mujer presidenta de un país del mundo: Islandia.

7 comentarios:

Romek Dubczek dijo...

Yo creo que siempre habrá homofobia, a pesar de todo. Un abrazo. Romek.

Agata dijo...

¿Y la empresa no ha destituido a dicho Jefe de Personal?

SOMMER dijo...

Pues si Alfonso. Sobran los comentarios. Lo malo de todo esto, es que el puto jefe de personal se ha salido con la suya ¿o no?

Islandia no es mejor que España. Simplemente es diferente y más tolerante. Allí no se mira con quien duermen sus políticos. Simplemente leen su programa electoral.

Lo mejor que tiene Islandia, es que allí no es noticia que una futura presidenta sea lesbiana. Pero en España nos hacemos eco precisamente de eso: que es lesbiana. Como si eso importara...

Nerina Thomas dijo...

En Argentina, la vida personal del ser humano es considerada privada. Y sobre ella, na.
Sólo que hay patrones de educación en empresas viejas de cabeza, de transparencia y viven de la imagen.
Hoy el ser es más auténtico, mas libre , mas feliz y es como es frente al mundo. Como debe ser.
Todo cambio lleva tiempo y poco a poco los que no aceptan la realidad, lo harán sobre todo si tienen un hijo o un hermano que es libre de vivir como lo siente y les toca de cerca-Las experiencias hay que vivirlas amigo, sino no se conoce yde lo que no se conoce no se puede hablar.
tE QUIERO MUCHO SABES, PORQUE ERES COMO nERINA, FRONTAL.
cOSA NADA FÁCIL TE DDIGO!!

Nerina Thomas dijo...

En Argentina, la vida personal del ser humano es considerada privada. Y sobre ella, na.
Sólo que hay patrones de educación en empresas viejas de cabeza, de transparencia y viven de la imagen.
Hoy el ser es más auténtico, mas libre , mas feliz y es como es frente al mundo. Como debe ser.
Todo cambio lleva tiempo y poco a poco los que no aceptan la realidad, lo harán sobre todo si tienen un hijo o un hermano que es libre de vivir como lo siente y les toca de cerca-Las experiencias hay que vivirlas amigo, sino no se conoce yde lo que no se conoce no se puede hablar.
tE QUIERO MUCHO SABES, PORQUE ERES COMO nERINA, FRONTAL.
cOSA NADA FÁCIL TE DDIGO!!

Agata dijo...

No sé qué diría dicho Jefe de Personal(no quiero que se vea así nunca) si estuviera él o alguien muy cercano a su familia en la mesa de operaciones,a vida o muerte y su cirujano fuera homosexual...Yo estoy segura que si ese cirujano supiera lo que ha dicho ese hombre lo operaría igual de bien.Porque hay que ser profesionales y buenas personas en esta vida.A mí me da igual cómo vaya la gente vestida,de qué partido político sean o con quién se acuestan.Tengo muchos amigos que son diferentes entre sí,sólo tienen algo en común:son amigos míos...y maravillosas personas.He dicho.

Satie dijo...

Ese señor es un intolerante que tendrá su merecida recompensa: el escarnio social.