24 enero, 2009

¿Es serio el Vaticano?


Vaya pitorreo el que se trae el Papa Benito con todos los católicos del mundo.

Resulta que ha desexcomulgado (la palabra ni existía, mi procesador de texto me dice que está mal) a los obispos seguidores de Lefebvre, aquel francés que excomulgó Juan Pablo II. A él y todos sus seguidores.

Bueno, pues ahora Benito, de un plumazo los desexcomulga.

Yo que sé tan poco de teología y derecho canónico, entiendo que si se mueren excomulgados iban al infierno, pero que ya no, que ya si mueren, no van.

Y entiendo también que si ahora se desexcomulga, es que lo que hizo Juan Pablo II estaba mal, con lo cual, mira Papa Benito, nos damos cuenta de que el Papa no es infalible.

Y también, que si se puede cambiar algo como una excomunión, podríamos los fieles revocar la elección de un Papa y cambiarlo por otro cuando no nos guste.

¿Pero de verdad quiere el Vaticano que le tomemos en serio?

Qué pena de Iglesia Institucional, de verdad.

Y ya está Benito XVI, molesto con Obama, porque ha levantado el veto a los grupos que defienden el aborto. Ya. Pero bueno, Bush , no le molestaba. Buenos paseítos que se daba con él, a pesar de que Bush, en vez de abortar a niños en el vientre de su madre, los abortaba teniendo meses de vida tirándoles bombas sobre sus cabezas, como en Iraq.

Pero eso no cuenta.

En fin. Vivir para ver. Más vela dejar de escribir sobre esto que luego mi amiga Nerina me llama con cariño gruñón...

8 comentarios:

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Eso otras cosa peores y las anulaciones matrimoniales, bajo precio, han acabado con muchos católicos que lo eran por obligación, en la España franquista, y que acaban con cualquier fe, por muy endeble que fuera.

Nerina Thomas dijo...

Eres muy detallista, observador, eres inteligente y por ello no se te escapa na!! como dices tu!!
Pues ya sabes, a nosotros los argentinos "nos fascina cuando hablan uds". y ahora puedo escucharte cuando lo desee. ja!!
Y tu me llamas exagerada? de feliz y contenta por tu regalo a los que escribimos. Nos has puesto felices y es muy válido.
A ti te gusta rezongar con el poder y es asi, no te has acostumbrado aún?
Manejan todo con hilos a los títeres.
Pero gracias a Dios, quien nos dio inteligencia para usarla, hemos decidido algunos, quedarnos fuera del sistema.
un cariño enorme!!!

El Peregrino Ruso dijo...

Pienso que levantar la excomuniñon que es el término querido Alfonso, es un retroceso para la Iglesia católica, pero esto no es nuevo se venia venir, porque desde el motu propio donde se permitíán la misa en latin y de cara al pueblo, no habia que ser muy inteligente que este iba a ser el segundo paso de nuestro Papa. Estas son las cosas de las insitituciones que una vez para adelante (concilio Vaticano II) otras veces para atras(la misa hacia a atras?

Un cura dijo...

Que la Iglesia levante la excomunión a alguien me parece el gesto más bello de la vida eclesial... Es algo que sucede cuando una persona excomulgada quiere en reconciliarse con la Iglesia (en la confesión o en rupturas mayores: pasó hace años con los patriarcas orientales, pasó con el obispo Milingo... mirad la historia, por favor). No quiere decir que lo que hicieron los anteriores esté mal, sino que la situación de la persona ha cambiado y puede volver a integrarse en la plena comunión de la Iglesia. No entiendo que haya a quien de repente le siente mal que cuatro personas sean incorporadas de nuevo a la comunión de la Iglesia y precisamente no esperaba esta postura de quienes abogan tanto por la libertad y por una Iglesia de diálogo... ¿visto os gustaría más una iglesia que dejase eternamente en la condena a quienes se han alejado de ella? Yo doy gracias a Dios por el perdón y la misericordia. Pensadlo por favor. Gracias.

Alfonso dijo...

Un cura, Benito XVI, le ha enmedado la plana a Juan Pablo II. Y no le levanta la excomunión porque éstos hayan cambiado. Todos sabemos que es lo que persiguen los seguidores de Lefebvre. Lo que ha cambiado es el Papa, que les interesa mantener 'legales' a una congregación tan integrista como esa.
¿Cuál será la próxima sorpresa? ¿anular el Concilio Vaticano II?
En el cielo tienen que estar que se parten de risa anulando y haciendo billetes nuevos de los que iban al infierno y ahora van al cielo.
Y no, no es un acto de libertad de la Iglesia. Es un acto de poder.
Que hable con los teólogos de la liberación. No lo harán. Benito XVI no tiene la calidad humana para ello. Sino, al tiempo.
Eso sí, padeceremos sus consecuencias. Los templos cada vez más vacíos.

Alfonso dijo...

Además, uncura, ¿qué piensas de estas personas ex-excomulgadas, que negaron el Holocausto? ¿y qué piensas sobre lo que estos ex-excomulgados desean para el colectivo homosexual?

Anónimo dijo...

No sé qué me pasa que cada vez pienso que el silencio tiene la palabra (esta vez no) en esto de la IGLESIA. Para mi que lo importante son los gestos, de caridad (que no limosneo)o de amor. Entiendo que tanto Alfonso como "uncura" aman la iglesia. Vamos entiendo que son gente amorosa y consecuente con la vida personal y de grupo. Jesús liberaba a los presos, daba de comer al hambriento, comía con sus amigos y con otros. Se lo pasaba también que a veces bebía vino, iba de fiestas. Hablaba con la samaritana y acababan siendo amigos...en fin.Dejo que el silencio HABLE.

BESITOS. Bely

Un cura dijo...

Alfonso, sin ánimo de discutir, simplemente te trascribo las declaraciones del Papa, ayer miércoles, por si te sirven:

En la homilía pronunciada con ocasión de la solemne inauguración de mi Pontificado decía que es “explícito” deber del Pastor “la llamada a la unidad”, y comentando las palabras evangélicas relativas a la pesca milagrosa dije: “aunque había tantos peces, la red no se rompió”, proseguí tras estas palabras evangélicas: “Ay de mí, amado Señor, ésta -la red- ahora está rota, quisiéramos decir con dolor”. Y continué: “Pero no -¡no debemos estar tristes! Alegrémonos por tu promesa que no decepciona y hagamos todo lo posible para recorrer el camino hacia la unidad que tú has prometido... No permitas, Señor, que tu red se rompa y ayudanos a ser servidores de la unidad”.
Precisamente en cumplimiento de este servicio a la unidad, que califica de modo específico mi ministerio de Sucesor de Pedro, he decidido hace días conceder la remisión de la excomunión en que habían incurrido los cuatro obispos ordenados en 1988 por monseñor Lefebvre sin mandato pontificio. He cumplido este acto de misericordia paterna, porque repetidamente estos Prelados me han manifestado su vivo sufrimiento por la situación en la que se encontraban. Auguro que a este gesto mío siga el solícito empeño por su parte de llevar a cabo ulteriores pasos necesarios para llegar a la plena comunión con la Iglesia, dando testimonio así de fidelidad verdadera y verdadero reconocimiento del magisterio y de la autoridad del Papa y del Concilio Vaticano II.
En estos días en los que recordamos la Shoah, me vuelven a la memoria las imágenes recogidas en mis repetidas visitas a Auschwitz, uno de los lager en los que se consumó la brutal masacre de millones de hebreos, víctimas inocentes de un ciego odio racial y religioso. Mientras renuevo con afecto la expresión de mi total e indiscutible solidaridad con nuestros Hermanos destinatarios de la Primera Alianza, auguro que la memoria de la Shoah induzca a la humanidad a reflexionar sobre el imprevisible poder del mal cuando conquista el corazón del hombre. Que la Shoah sea para todos advertencia contra el olvido, contra la negación o el reduccionismo, porque la violencia hecha contra un solo ser humano es violencia contra todos. Ningún hombre el una isla, ha escrito un conocido poeta. Que la Shoah enseñe especialmente tanto a las viejas como a las nuevas generaciones que sólo el fatigoso camino de la escucha y del diálogo, del amor y del perdón, conduce a los pueblos, las culturas y las religiones del mundo al deseado encuentro de la fraternidad y de la paz en la verdad. ¡Nunca más la violencia humille la dignidad del hombre!

Perdona, son un poco largas. Pero creo que pueden ser elocuentes. Muchas gracias y perdona si discrepo de tu idea.