10 enero, 2009

Cuando salga la Luna.



Vente conmigo cuando salga la Luna.
Esta noche de Luna Llena,
Ésta misma,
Nos vamos a escapar, y navegar.
Navegar hasta la cara oculta.
Donde nadie pueda vernos.
Debajo de la superficie blanca
De Selene, hoy nuestra amiga,
La bola azul seguirá matándose,
Tapándose los oídos de los gritos de Gaza.
Y de la mala memoria de las guerras sin nombres.
De las guerras olvidadas,
Pero que duelen y sangran igual.
Hoy, aquí, en el filo del cráter,
Tú y yo vamos a flotar.
No tenemos ni la gravedad que nos aplasta.
Ni el oxígeno que nos mata poco a poco.
Tú y yo solos. Flotando y amándonos.
Mirando el cielo negro cuajadito de estrellas.
Esquivando los meteoritos que caen a nuestro alrededor.
Esperaremos a que salga el Sol.
A que sea Luna Nueva.
A que en la Tierra ni la vean.
A que se olviden de nosotros.
Entonces será nuestro momento de luz y calor
Para podernos amar sin problemas.
Volveremos con el Creciente.
Cuando nada ni nadie nos pueda abatir.





10 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Bello post. Mejor poesía y cálida canción.
Pues ve tranquilo a ver la luna, yo acompaño a La Princesa y sé feliz.
De paso le muestro las fotos que saqué en la costa y le cuento como es la ciudad balñearía donde estuve.
Un cariño para todos!!

Mario dijo...

Cualquier lugar para escapar, y si es la luna, mejor que mejor...

Un abrazo, Alfonso.

Nacho G.Hontoria dijo...

Acabo de llegar a casa. Las 3 de la mañana, y me ha sorprendido tremendamente cómo se veía el monte y todos los alrededores. A parte del blanco de la nieve, la luna lo alumbraba todo, haciendo totalmente visible toda la oscuridad que suele acompañar a estas horas. Me ha encantado y, en su honor, no he dado la luz para bajar el pasillo del jardín hasta mi casa.

pati dijo...

La bola azul seguirá matándose...

Por qué no podríamos tener también nosotros -los de la bola azul- una cara oculta dónde poder ocultarnos?
Ah, sí! Se me olvidaba que algunos son expertos en ocultarse sin precisar de ninguna guarida...

Bello poema.

Un abrazo, Alfonso :)

Satie dijo...

Y qué luna la de ayer, madre mía.

Zulm@ dijo...

Me gustó el poema y la luna tan grande en esa imagen me emocionó bellisima.
Saludos :)

Cat's dijo...

Un viaje que todos deseamos, y nadie sabe cómo...

llegamos a ella a través de las palabras, tus palabras. besos

Laura dijo...

La cara oculta de la luna.
Anoche, paseando por San Miguel era como si me invitara a seguirla entre sus piedras. Tan hermosa, tan provocadora. Como ruborizada de saber que ocultaba un secreto.

Ruth dijo...

Que imagen tan bonita, realmente creo que esa señora de la noche es algo especial, encierra un enigma que cautiva al menos a mi.
Un abrazote compi y a seguir observando y admirando lo que vemos y tenemos por hay arriba que la verdad es algo espectacular.

Salvador León dijo...

Hola Alfonso he vuelto a la red http://salvadorleonrodriguez.blogspot.com/