06 enero, 2009

2009, Año de la Astronomía (3) - Observación vs. Contemplación



Las noches estrelladas de Van Gogh, uno de los pocos autores, que al dibujar las estrellas, se preocupa de significar las constelaciones. En ésta, la noche estrellada de arriba, sobre el Ródano, podemos ver el culete de la Osa Mayor, es decir, El Carro Grande.

Observar vs. Contemplar Quizás en mi relación con la astronomía, mi personalidad se ha desdoblado en dos vertientes, que no pocas discusiones – siempre constructivas – ha provocado. Me refiero a la actitud con la que como astrónomo aficionado salgo al campo, que invierno suelen ser pocas, entre las lluvias, los fríos, los nublados, los resfriados, etc... y eso que es cuando más bonito está el cielo, en invierno en el Hemisferio Norte.
La actitud puede ir en dos aspectos, y hablo de mí. En mis compañeros suelo ver una sola actitud. Se puede ir al campo a observar el cielo. Es decir. Te preparas en tu casa un planisferio celeste de lo que quieres ver esa noche, y un proyecto de tareas que quieres realizar. Por ejemplo, puedes salir con intención de fotografiar tal cual galaxia. O de ver un eclipse de algún satélite de Júpiter. O empeñarte en ver una noche a Urano o Neptuno. O estudiar estrellas dobles. O buscar algún cráter preciso en la Luna (no es fácil, por lo menos para mí). O muchas cosas, que terminas anotándolas en tu cuaderno de campo, o pda si eres más moderno. Y luego haces un informe. Estudias los datos. Los comparas con los que ya existen. Compruebas si lo que viste es lo que viste o fue una ilusión. En fin, lo que es un trabajo científico.
Pero también puedes ir al campo con otra actitud, que es con la que yo más veces voy.
Y es la siguiente. Se puede ir al campo a contemplar el cielo. Es decir, sin libretas, ni datos, ni papeles. Sólo tu deseo de mirar el cielo y aplicar los conocimientos que ya tienes, bien porque los has leído, bien porque te los han contado.
Mientras un compañero busca la estrella Alfa de Casiopea, yo puedo estar pensando en que qué lagarta era la tipa esa para tratar a su hija Andrómeda como la trató. Mientras alguien busca la Polar para poner el telescopio en estación, yo miro la Polar y pienso en Cristóbal Colón siguiéndola en su camino a América, con el miedo de no perderla de vista para no salirse de su ruta. Otro puede estar observando la Luna, haciendo un dibujo de sus mares, y yo mirarla y pensar en cuántas formas de figuras ha imaginado la Humanidad en su superficie: unos ven una cara, otros un conejo, otros una mujer leyendo un libro...
Y así. No sé si me explico. Son actitudes distintas y ambas son astronomía. Actitudes que se pueden trasladar a otros ámbitos de la vida. ¿Eres de los que va observando el mundo o de los que va contemplándolo? Depende de cómo lo hagas, tu visión de las cosas será completamente distinta. O no. Como ejemplo, la visión que tuvo de las estrellas uno de los grandes Van Gogh, uno de mis pintores favoritos.

10 comentarios:

Nacho G.Hontoria dijo...

Claro que sí, Alfonso, te explicas perfectamente. Es igual que la diferencia entre oír y escuchar; ver y mirar.
Parecen lo mismo, pero no lo es.
Un saludo

Ego dijo...

S., del que todos empezábamos a pensar que era mudo, habló la penúltima noche para explicarnos cómo reconocer a Casiopea, la señora de la mecedora.
La Osa Mayor, por aquel entonces, ya nos tenía bendecidos.
Y qué decir de Orión. Cuando lo detecté el Domingo en la autovía, volviendo de Granada, sentí que estaba de nuevo en casa.
Un (b)eso innato

cynthia dijo...

Gracias por compartir siempre..
mi cariño para vos.

Satie dijo...

Por, supuesto, como tú soy de los que contemplan y se maravillan con lo que el universo nos ofrece.

Javier dijo...

Sin dudas el arte es parte del espacio, o hasta me atrevería a decir que es al revés... Al ver las estrellas, y al ver el agua, al ver la noche y el espacio, imagino que las diferencias, (todas las diferencias) son propias y que cada uno resignifica cada color, cada palabra, cada forma. No tenemos un patron comun, no tenemos manera de ver lo mismo que ve el vecino.

Te dejo un gran abrazo, feliz 2009!

Gracia dijo...

Una forma de meditación es contemplar la Naturaleza, porque a veces cuando contemplas un paisaje maravilloso, o un cielo estrellado puedes dejar por unos minutos tu mente en blanco y simplemente disfrutar de lo que la Naturaleza te ofrece.
A mí esto me pasa poco, porque como podrás imaginar no veo un paisaje maravilloso sino formaciones geológicas, rocas que tienen un nombre, que se formaron de una forma... Todo ciencia.
Así que cuando tengo oportunidad de ver un cielo estrellado, y dado que tengo escasos conocimientos de astronomía, aprovecho y disfruto simplemente de la contemplación. En este caso, simplemente contemplación.

Mundo Animal. dijo...

..............|......|::...'..|:::..|
.....--._._...:.._._.--..,.'.:::|..
...(..,..`...........`..,..)..:::..|.
....'-/....................\-'.|::...|.
......|..o...../\....o...|....::..:|.
......\......._\/_....../.:.'.::...|.
....../'._....^^..._.;__..::...|
..../`....`""""""`........`\=.|.
../`............................./=|.
.;...............'--,---------'=...|.
.|....................`\........|....|.i
.\.......................\___.:..:.|.
./'.............................`\=..|
.\_/`--......_................/=..|
.............|....`-.........../=.:.|
.............|.:......`-.__./`.....|

buenasssssss y como estas? espero que genial
paso a saludarte y desearte un buen fin de semanaaaaaaa
gracias por compartir en este blogger de animalitos
saludos de tu amigo Christiannn

Colo dijo...

Me gusta contemplarrrrr, disfrutarrr, lo hago pocas veces pero cuando sucede lo aprovecho!

Un abrazo

Agata dijo...

¿Todo bien?Hace días que no sé nada de tí.Si,ya sé.Sólo dos,pero eso es musho pa mí.¿Te has ido a dar un paseito por las estrellas?Vuelve, que hay rebajas.

Alfonso dijo...

Todo bien, todo bien, lo que pasa que las cuestiones domésticas me cogen tiempo. Estoy de permiso y trabajo y hago más cosas que cuando estoy trabajando :)