10 diciembre, 2008

Quien con niños se acuesta, amanece meao.



Eso dicen. Y eso le ha pasado a la Teléfonica de nuestras almas. Llevo todo el día rumiando la noticia, que me parece fuerte, fuerte, fuerte.


Que Teléfonica haya hecho contratos a niños de telefonía móvil, y cuando éstos, lógicamente no han pagado, lo meten en las listas de morosos.


A los niños.


Eso pasa por utilizar esas técnicas de marketing agresiva para hacer contratos a doquier a las tres y media de la tarde.


La han multado. Pues me alegro. Que no lo hagan más. Los niños son niños, y por lo menos, sus padres tienen que estar enterados de lo que hacen.


Podéis leerlo aquí, en El País.

7 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Cuando hay crisis, no se salva nadie amigo.
Aqui ya es hábito ella.
Uds. recién comienzan. Prepárense a todo. Sin miedos, son momentos.
Y tu eres malagueño y fuerte por serlo.
He compartido la vida con ellos, " mis abuelos" y fueron enteros.
Un abrazo y espero hayas terminado bien este día. Con esperanza...a pesar de.

Alfonso dijo...

Yo no soy malagueño Nerina, yo soy jerezano, de la provincia de Cádiz, que a fin de cuentas es casi lo mismo, andaluces todos. Malagueña era mi abuela paterna, que era de Estepona.

Alfonso dijo...

Y jerezano como Lola Flores, eso sí.

Agata dijo...

La de veranos que he pasado en el chalet de mi tío en Estepona,ains.
Y a los de Telefónica YA LES VALE...BUITRESSSSS

El Peregrino Ruso dijo...

LA verdad que me ha escandalizado al leer la noticia. ME alegro por la multa

Laura dijo...

Quid cum pueri pernocta, excrementatum arborea...
Laura dixit.

Satie dijo...

No es casual, el marketing de los móviles hace tiempo que se dirige a los niños.