19 diciembre, 2008

El ciclo de la vida.


No te preocupes si se te vuelve a caer el pelo.
A los árboles, también se le caen las hojas.
Y se le caen porque están vivos.
Todos los otoños. Todos los inviernos.
Porque tienen que dormir. Tienen que descansar.
La caída del pelo es el símbolo de la lucha.
Es el signo de tu fortaleza.
Porque si matas a la raíz del pelo,
están matando al intruso que te hace daño.
Y qué importa.
No importa. Aunque te mires en el espejo
y te asuste.
No importa. Porque tienes ante ti
la efigie de tu triunfo.
Podrás. Claro que podrás.
Aunque estemos en otoño y se caigan las hojas.
Aunque el frío invierno esté a punto de llegar.
De nuevo, un bosque verde vendrá,
se llenarán las cunetas de lirios y amapolas,
me escucharás estornudar,
y te darás cuenta de que otra vez,
estaremos juntos,
en primavera.

10 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Las etapas de la vida Alfonso, son todas bellas. Cada una cuenta con misterios distintos. Dichoso de ti que puedes ir disfrutándolas.
Gracias por estar alli. Espero que hayas recibido los bocadillos con canela y hayan saboreado los mismos.
Un mimo al alma para todos los tuyos!

Agata dijo...

¿Cómo no le va a crecer de nuevo el pelo?¿Cómo no va a tener esperanzas?¿Cómo no va a poder luchar?SI ESTÁ CONTIGO...
Dile que mi entrada de hoy va por muchos pero que ella ha sido la primera en la que pensé.
Un beso.

Alfonso dijo...

Gracias por vuestros ánimos, Agata, por estar pendiente.
Y Nerina, me llega todo, muchas gracias, y a ella también. Hay veces que no contesto, porque no apetece, porque no se puede, porque hay ganas de guardar silencio, pero todo llega a donde tiene que llegar.
De cerquita como Agata o de lejos como tú, pasando por Canarias, toda la península y muchas partes de América. Gracias a todos/as. Alfs.

Mario dijo...

Querido Alfonso.
Me encantó la forma de describir esa situación tan desagradable para un enfermo de cáncer.
Creo que si me pasara a mí, me gustaría que me dijeran eso. Estoy seguro que me animaría.

Con tu permiso, voy a utilizarlo para algún caso que tengo...

Mucho ánimo y mucha fuerza (perdona ser tan repetitivo).
Abrazos.

cynthia dijo...

Ciclos.. cambios.. pero siempre viviendo y disfrutando.

cariños. muchos.

Josito dijo...

Lo malo, Alfonso, es que van pasando los otoños, los inviernos, y eso significa que nos van quedando menos primaveras...

pati dijo...

(...) y te darás cuenta de que otra vez,
estaremos juntos,
en primavera.


No podías haber terminado mejor la belleza de tus versos, Alfonso...

Te admiro :)
Saludos.

Ana Belio dijo...

Alfonso, para felicitarte estos días, sólo puedo decirte, que ha sido muy bueno para mí encontrarte este año.

Siempre es bueno encontrar personas sensibles, humanas, solidarias, personas que sienten por ellos mismos y por los demás, y que luchan junto a los suyos siempre independientemente de la carga que lleve el tren...

A ti y a los tuyos, lo mejor en este año os deseo y también en los siguientes.

Felices días Alfonso.

Maria del Sur dijo...

Tenía para comentar con el texto...
pero que queres que te diga...
vi el video y se me dibujaba una lagrima
me hiciste recordar porque de pequeña, esta era mi pelicula favorita...
no me equivoque...
tiene mucha leccion de honor y fortaleza, fuerza de los animales...
y la letra se pasa...el comienzo no tengo ni idea de que dice...pero me encanta, tiene mucha fuerza
Siempre ame a los animales y me gusta aprender de su fuerza para mirar a los ojos a la vida...

gracias gracias y gracias

Laura dijo...

Y claro que vuelve a crecer...más fuerte y brillante que antes...
más largo y rebelde, con la fuerza de quien quiere peinarlo.
Un beso Alfonso.
Precioso, precioso de verdad.