11 diciembre, 2008

A cada poeta, lo suyo.





He sentido verguenza ajena al escucharlo. Y miren que ese señor no sé ni quien es. Me suena el nombre, por escucharlo en los informativos, pero ni idea de su rostro. Es José María del Nido, presidente del Sevilla, el equipo de fútbol, al que escuchaba esta mañana en Canal Sur Radio decir más o menos que 'su equipo iba viento en popa a toda vela, como hubiera dicho Gustavo Adolfo Bécquer".
Di un respingo en el coche cuando lo oí, y me di cuenta de que la DGT debe incluir como actividad de riesgo escuchar disparates de ese calibre por la radio.


Que un sevillano confunda a Bécquer - ¡Nuestro Bécquer! - con Espronceda... bueno, no tiene nombre. Eso pasa por lo que dice el amigo Sommer en su blog, que la mejor técnica para ocultar tu ignorancia, consiste en no extralimitarse.

Ya hace tiempo que escribí sobre Gustavo Adolfo Bécquer. Como poeta me gusta, pero ya a mis años le siento demasiado meloso, pero bueno, para eso era romántico, como yo, ejem, cuando quiero. Otras veces soy más arisco que el lobo de Caperucita. La Canción del Pirata de Espronceda, sobre la que escribí hace tiempo también, es uno de mis poemas favoritos de pequeño.

Pero de Bécquer, sin duda, lo que más me impresionó fue una de sus leyendas. El monte de las ánimas. Venía en mi libro de Teoría y Práctica de la Lengua, de Lázarro Carreter de séptimo u octavo, no recuerdo, pero me aterró cuando la leímos en clase, en voz alta.
Desde entonces, uno de mis sueños, además de visitar Minessota, USA, (¿no os preguntáis por qué?), es conocer el Moncayo, ese monte entre Soria y Zaragoza. Pasé camino de Huesca por allí cerca en tren y creí verle a lo lejos, pero no estoy seguro.
En esas tierras de Soria, que tanto encanto tienen para los andaluces - si no que se lo digan a don Antonio que cantó a sus campos como nadie - se dio esta leyenda, de noche de difuntos, de espíritus errantes, de templarios, y de los terrores que un hombre es capaz de afrentar por amor.
Miedo, mucho miedo, pasé aquella tarde en el colegio viviendo, reviviendo los horrores de ese Monte. Muchas veces lo he vuelto a coger, mi libro de Rimas y Leyendas, para después de reencontrarme con mis viejas amigas las golondrinas, tranquilizarme con mis olas que se rompen bramando, sentirme amigo del arpa del salón en el ángulo oscuro, tal vez olvidada por su dueño, ... meterme de nuevo en la noche de las tinieblas, rodeado de esqueletos de templarios, de lazos ensangrentados y de gritos en los vientos de la noche. Y en el éxtasis del terror, quedarme dormido soñando pesadillas con los ecos del órgano de Maese Pérez, dejando entrar por mi ventana un rayo de luna que se convierta en un amor imposible...

Por eso, siempre, siempre, tengo que volver a Sevilla, para quedarme encantado a sus pies, bajo el ciprés y decirle de nuevo en silencio al poeta: Como tus oscuras golondrinas, aquí estoy gran sevillano. He vuelto.

.



15 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Lamentablemente todos en algún/os momento/s de nuestras vidas cometemos ciertos errores y pecamos de ignorantes, fue más penoso para este hombre por el solo hecho de ser una persona pública. Y sí, fue un grave error, pero como dije antes, nadie se encuentra exhento de caer en lo mismo.
Esperando que mañana ninguna noticia te exaspere de esta manera.

Agata dijo...

Sabes que me encanta la fotografía donde te mira "embelesada" una gran dama...
Este es el mushasho:
http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Mar%C3%ADa_del_Nido

Gracia dijo...

Ma ha gustado mucho esta entrada, Alfonso. Creo que has dado con el dedo en la llaga porque a veces es mejor callarse que hacer comentarios absurdos como el del presidente del Sevilla. Ante la duda, mejor hablar solo de fútbol no?
A mí tambien me gustaba bastante Bécquer a pesar de que como dices es demasiado meloso y quizá un poco cursi. Pero sus poemas, que escribíamos en los cuadernos y en las carpetas sirvieron para que más de uno/a se acercara a la poesía y a más de uno/a le ayudó a conquistar a su novio.
Y qué decir de la Canción del Pirata de Espronceda. A mí me encanta porque mi padre se la sabe de memoría y cada vez que la oigo me acuerdo de él recitándola con voz grave....
Besos

Ana dijo...

Si deseas conocer el Monte de las ánimas al lado de la Laguna Negra, yo te llevaré, si lo que quieres es conocer el Moncayo (blanco y verde) yo te puedo acompañar, si quieres ver Veruela donde escribio Becquer también te puedo ayudar... Es lo que tiene ser de la tierra.
A mi de Becquer además del Monte de las Ánimas me impresiona el poema de "que solos se quedan los muertos" me da sensación de soledad y frialdad.

lichazul...elisa dijo...

gracia spor instruírme:-)
un abracito de paz
y las mejores energías para ti y tu hermana
muakismuakis de sol

Satie dijo...

Pasmao me quedo, si este que tiene "tanta responsabilidad" dice tamaña tontería...

Blas de Lezo dijo...

Querido Alfonso,
El futbol es así.
Y encima el prestigioso presidente sin vergüenza alguna se sentará en el palco como un prócer de su respectiva afición.

Lo de Espronceda, ¿habrá sido quizá una traición del subconsciente?...
Lo digo por La canción del Pirata y sus "veinte presas hemos hecho a despecho del... no se, el caso es hacer presa"

Un abrazo a este lado de Estambul

Blas

Mario dijo...

Alfonso, te invito a caminar conmigo por el Moncayo. Mi pareja es de un pueblo del sur de Navarra, lindando con la provincia de Zaragoza (para que te hagas un la idea, entre Tarazona y Tudela). El Moncayo queda a espaldas del pueblo y luce precioso en invierno, todo nevado. Tengo alguna foto del pueblo con el Moncayo al fondo. Mi suegro se pasa por allí todas las temporadas cogiendo setas.
Realmente es un sitio precioso para caminar...

Un abrazo.

Nerina Thomas dijo...

Alfonso!! espero que hoy hayas tenido un día tranquilo amigo!! mira que sos gruñon!!!!!!!!
Un cariño a tu hermana!!

VIVIR dijo...

Muy bueno Alfonso...

José María del Nido es joven todavia y le veo "endiosado" prepotente y creido... pienso que este chico está equivocado si piensa que las vacas gordas le van a durar siempre... y que además las va a controlar... cualquier día como a todos los humanos... la vida "le pasará facturas"... y tendrá que pagarlas...

En cuanto al Moncayo... La Laguna Negra... donde nace El Duero... y el Parador de Don Antonio Machado en Soria... lo conozco bien como el resto de España después de mis 32 años de viaje vendiendo vinos y brandy de Jerez... cualquier ciudad de España la conozco mejor que mi "pueblo"... porque yo soy de "pueblo"... me gusta decir pueblo en vez de ciudad o ciudadania como.....

¡no sigo!

Zorra deskiziada dijo...

El sabio no dice lo que sabe, pero el necio no sabe lo que dice.

Tienes razón, escuchar estupideces de tal calibre es un atentado contra la salud...

Juan Cairós dijo...

Conozco bien Cádiz, hice de marinerito en San Fernando, me enamoré en la punta de San Felipe, bebí Jerez y combatí con una guitarra.
Preciosas fotos, (muy buena la tuya) y bueno, confundir a dos grandes tiene su cosa, pues cuantos más grandes son aquellos a los que confunden, más grandes es la metedura de pata y el arreglo, en fin, descomunal.

Espero leerte más a menudo, te vi por Mario, espero que no le moleste que te robe un poco.

Un saludo

Ana Belio dijo...

La ignorancia del ignorante...lo peor que hay sin duda.

Yo a veces he escuchado de viva voz cosas similares, y siempre guardo silencio, porque no reacciono. En fin yo que soy así.

Las golondrinas de Becquer, me encantan.

Un beso Alfonso.

Alfonso dijo...

Muchas gracias pro vuestros comentarios. Gracias por esas invitaciones a recorrer las tierras del Moncayo. Las tendré en cuenta, es algo que me gustaría conocer de verdad. Gracias por contarme vuestras experiencias con la poesía. Y gracias sobre todo por visitarme. Alfonso.

Laura dijo...

Más vale que nos lo tomemos a risa mi querido Alfonso. Por cierto, que coincido contigo en ABSOLUTAMENTE TODO lo que has dicho sobre tus gustos románticos de la literatura, a mi también me marcó el Monte de las Ánimas y Maese Pérez el organista...
¿Te acuerdas aquella vez que el Consejero Gallego de Cultura dijo que tenían importantes actividades culturales para el verano entre las que destacaba el gran concierto de ópera que iba a ofrecer la cantante Carmina Burana? jajjajajj