18 noviembre, 2008

!!!Te reventaré la cabeza, por maricón!!!!




Cuando yo me pongo pesado con el tema de la homofobia, no lo hago solamente por chinchar o por llevarle la contraria a la jerarquía católica, uno de los grupos más homófobos que existen, sino porque la homofobia no es solamente estar en contra de los matrimonios homosexuales ni que adopten hijos, es más.
Hace unos días, en las proximidades de una discoteca de ambiente en Guadalcacin, un chico recibió un golpe en la cabeza por parte de un grupo de jóvenes, sólo por tener una opción sexual determinada. Se salvó porque iba acompañado de familiares y amigos que evitaron que la agresión fuera a más. Sin embargo, la agresión le hizo caer de boca, perder parte la dentadura y recibir todo tipo de patadas.
Hay personas que piensan que los que son diferentes a ellos deben ser apaleados y deben morir. Sí, así de fuerte. No estoy hablando de la época nazi, no, ni de Alemania. Estoy hablando de Jerez y del año 2008.
Como dice Susana Domínguez, presidenta de la asociación de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales de Jerez, Jerelesgay, a la que pertenece este chico, 'aunque parezca que el mundo homosexual está viviendo un momento dulce, aún queda mucho por hacer'.
Y tanto.
La ley debe perseguir - ya está puesta la denuncia - a los elementos capaces de semejante agresión, y debe controlar a los que desde sus puntos públicos de opinión, arenga a las masas a la violencia.
Porque no hace falta que haya una voz que diga: 'ir a por ellos, apalearlos y matarlos'. Sólo hace falta decir: son unos degenerados, unos enfermos y van contra la ley natural, para encenderle la mecha a quien está sediento de sangre.
Echo de menos una declaración por parte de la iglesia diocesana de Jerez, condenando esta agresión. Posiblemente no la conocieran. Pero ya la conocen, la estoy poniendo aquí y ha salido en prensa.
La Iglesia, con sus comentarios homófobos, si bien no quiere hacer daño, que lo hacen, contribuye a que los exaltados deseosos de dolor, utilicen sus argumentos de condena, para justificar sus actos.
Debe dejar claro la Iglesia que no se puede apalear , ni pegar palizas, ni matar a nadie, por su conducta sexual. Debe decirlo alto y claro, porque aunque parece la verdad del barquero, muchos todavía no se enteran. Y tienen como ley el antiguo testamento, sin saber que hay uno nuevo.
Además, la Iglesia sabe mucho de esto. Sabe lo que es que te persigan, te peguen palizas y te maten por tu manera de ser y de creer. Son sus mártires, cristianos perseguidos que suben a los altares.. Exactamente pasa lo mismo, con los homosexuales, son perseguidos, apaleados y matados por su manera de ser y creer. Y también son sus mártires, porque muchos homosexuales, religiosos y laicos, son cristianos. Pero ellos, dicen, no van al cielo. Yo creo que sí, que sí van. Porque el infierno ya se lo hacemos en la Tierra.

25 comentarios:

cynthia dijo...

Lo que puedo decir respecto al tema.. es siempre el respeto al projimo.. y no mirar siempre la conducta del otro. mejor hacerse cargo de uno mismo.. lo que pasa que es más facil mirar al de al aldo, si todos fueramos respetuosos y habiertos no habria tanta descriminacion.. de cualquier indole...

besos.

Maria del Sur dijo...

Mira, yo nose con que intensiones lo hace la iglesia, pero si se que son concientes del daño q producen...se tiene que tener un poquit omas de mesura al hablar tanta boludes...
Tengo esperanzas de que algun dia, la gente se de cuenta de lo estupido que es catalogar a una persona por lo q hace con su vida privada,porq lo que le gusta.

Cuando llegará el dia en que se vea primero el nombre que si le gustan los hombres o las mujeres...

en fin...este tema me saca...porq no entiendo como hay gente tan cegada de estupidez

Rukaegos dijo...

Ahora la conocen ya, seguro. Lo que significa que su silencio será todavía más culpable. Porque eso es lo único que te van a dar ante esta agresión, Alfonso: silencio.

Ánimo a toda la gente jerezana de bien, ánimo a los chicos y chicas de jerelesgay y, ojalá pudiera dárselo en persona, un abrazo y mucho ánimo para el chaval agredido.

Ni los bárbaros que agreden, ni los que insultan, ni los que les jalean, ni los que callan ganarán la partida.

Mario dijo...

La homofóbia, desgraciadamente, está demasiado extendida. No hace falta darle una paliza a una persona para que salga a la luz. Está en el día a día. Es cotidiano. ¿Cuántas veces, un heterosexual no habla con un homosexual, como si nada pasase, y cuando éste se aleja le llama "maricón" o se ríen de él? Muchas. Muchas. Parece que los homosexuales son aceptados, pero son muchas las veces que el grupo de heteros listillos, terminan riéndose de un homosexual.
Yo siempre pienso, que los pobres, se hacen más hombres delante de sus colegas por eso...
¡Infelices!

Anónimo dijo...

A las alturas que estamos y que sigan diciendo y haciendo cosas de estas, mira esta mañana ojeando un periódico me he encontrado con la siguiente moticia que a continuación os enlazo por si queréis visitarla, me ha cusado mucha indignación, poca humanización, así que tenemos que seguir luchando por todos aquellos y aquellas que necesitan ser escuchados, ser tenidos en consideración.
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/hospital/publico/receta/castidad/vez/condones/frente/sida/elpepuespmad/20081118elpepisoc_4/Tes
Un abrazote enorme y muchísimo ánimo.Soy Ruth, no me deja acceder con mi blog tengo problemas con los cookies.

Angie dijo...

¡¡¡NO A LA VIOLENCIA!!!

Angie dijo...

¡¡¡SÍ AL RESPETO ABSOLUTO POR EL PRÓJIMO Y POR LA VIDA!!!

Nerina Thomas dijo...

Hola!! esto me recuerda ese dicho, haz lo que yo digo mas no lo que yo hago.Existió siempre la barbarie y seguirá existiendo desde todos los ámbitos. A veces no es física y si verbal.
El ser humano, debe crecer aún en demasía.Los rótulos, el poder, el egoísmo, no le permiten ver el sol!!
Muchos están dormidos. Otros no quieren que uno se despierte, muchos manejan a otros. Algunos permiten los manipulen.
El hombre no ha crecido aún....
un cariño

Bruto dijo...

Cuando pienso en los cambios sociales que hemos contemplado en este país en los últmios años me viene a la mente la metáfora de que al lanzar una piedra en un estanque, allí donde cae se produce una gran perturbación, y salpica, y se extiende una honda con mucha fuerza hacia las orillas; pero a medida que va creciendo y se va alejando del centro del estanque, la honda se debilita, pierde fuerza y se hace cada vez más lenta, hasta que cesa y apenas llega a borde del agua; así, lo que donde cayó la piedra fue una gran conmoción, en las orillas ni siquiera se ha sentido. Si uno va por Chueca o por el Gayxample en Barcelona verá parejas de personas del mismo sexo, hombres y mujeres haciendo manifiesto su cariño, abrazados, besándose, de la mano... y nadie se extrañará. Si salimos a la Gran Vía o al Paseo de Gracia, ya no veremos tantas parejas de ésas, alguna quizás sí, pero la gente se extrañará, incluso habrá quien se vuelva a mirar, algunos divertidos, otros molestos, y murmurarán. Aunque el verdadero cambio se produce en cuanto uno sale de los grandes centros urbanos y se fija en las ciudades pequeñas, allí simplemente no verás parejas de gays ni lesbianas de la mano por la calle, al menos no de forma habitual, y si se da el caso, los mirarán, murmurarán y muy probablemente,en cuanto se hayan alejado unos metros, incluso los insultarán. Fuera de las grandes ciudades aún hay infinidad de lugares de nuestra geografía en los que no se puede ser abiertamente gay, te juegas tu lugar en la sociedad y, en algunos casos como el del suceso que relatas, te juegas tu integridad física y personal. La realidad es triste, pero querer engañarse es peor, la legislación a favor y en defensa de los colectivos GLTB no cambia de por sí la sociedad y lo que no se admitía hace cinco años sigue sin admitirse hoy, a la sociedad la cambia la educación, es un hecho que las nuevas generaciones siguen siendo igual o incluso más homófobas que la anterior, los autores de la agresión seguro que no superaban los 25 años. Algo tenemos que estar haciendo muy mal en este país, no es sólo la iglesia, es una mentalidad incustada en nuestra sociedad.

Nadie dijo...

Hace un tiempo atrás publiqué una entrada acerca de la intolerancia hacia los homosexuales:

http://nadietelee-nadie.blogspot.com/2008/03/infobae-nos-informa-acerca-del-caso-de.html

Te juro que no entiendo como puede caber tanto odio en las personas.

aLba dijo...

aun no se como en esta sociedad seguimos discriminandonos unos a otros , la verdad .
en fin ....

un saludo ^^

María dijo...

Me parece una salvajada y brutalidad que se utilice la agresión por la circunstancia que sea, soy totalmente pacifista, y todo lo que sea violencia, me horroriza, no tiene excusas, y lo que debemos hacer ante cualquier agresión, ya sea física o verbal, es ir a denunciarlo.

Estoy totalmente en contra de cualquier tipo de discriminación.

Encantada de visitarte, siempre me haces reflexionar, Alfonso.

Un beso.

pbryce dijo...

Hola,

Te conocí hace días a través del blog de David.

He incluido un enlace a tu artículo en mi blog:

http://blogs.que.es/pbryce/2008/11/19/como-bandera-japon-


Un Saludo,

¸.•*♥¸.Angy¸.•*♥¸. dijo...

A veces, refiriéndonos a los NAZIS, en los años 40-50, de las masacres y de todas aquellas barbaries, nos da la sensación, que estamos muy lejos de todo aquello, pero...no, ahora las torturas siguen, sólo que se hacen con "guantes blancos".hay mucha hipocresía...lo mismo que en la jerarquía católica, muchos, muchos de ellos son homosexuales, pero persiguen a los gays porque viven conforme al dictado de su naturaleza, que de forma valiente se muestran tal cual son.
“Los hipócritas quedan siempre a salvo..., desgraciadamente"

Interesante post

Un abrazo

Angy

El Peregrino Ruso dijo...

Como sacerdote de la Iglesia de Jerez, condeno este tipo de conductas despreciables y antievangélicas que no conducen a nada. A nivel personal, pienso, que hace falta todavía mucha educación en los jóvenes y condeno todo tipo de radicalismo en una sociedad libre, democrática y laica.

Laura dijo...

Una matización Alfonso: dices en el post: "Debe dejar claro la Iglesia que no se puede apalear , ni pegar palizas, ni matar a nadie, por su conducta sexual."
No, la Iglesia tiene que tener y dejar claro que no se puede apalear, ni pegar palizas, ni matar a NADIE.
Pero que a nadie sin excepciones.

Thiago dijo...

Muy bien dicho, Alfonso, como gay te agradezco este post. Pero no solo como gay, sino como ser humano. La violencia que en Madrid nos ha arrancado a un joven amigo en una discoteca, es contra los gays mas odiosa si cabe, o contra los pobres, o los de otra raza...

Y la violencia no solo es fisica, sino de palabra. La iglesia debe asumir la culpa del odio que esta sembrando desde sus medios. Por eso me río cuando hay gente que dice que no entiende fiestas como la del Orgullo Gay. Hay mucho que hacer todavía, y mucho que luchar. Y siempre digo lo mismo. No es lo mismo ser gay en Madrid y Barcelona que en un pequeño pueblo o ciudad del resto de España. Cuando a nadie se le reproche ni martirice por su orientación sexual, entonces, se habrá avanzado en la igualdad y en la tolerancia...

Un bezo.

Jorge dijo...

Hola Alfonso, tenía pendiente pasarme por tu blog desde hace ya unos dias para felecitarte por el mismo :)

Respecto a tu última entrada... qué decirte. Es indignante, pueril, inhumano y frustrante que aún ocurran cosas así.

Como homosexual que soy, hoy día aún no me siento ni seguro ni respetado (que no tiene porque implicar ser comprendido) por mi condición sexual.

Desgraciadamente queda mucho por hacer, pero estoy dispuesto a dar mi vida para aportar en el progreso de tolerancia.

Un abrazo muy fuerte, me pasaré por aquí a menudo y te agregaré a mi lista de blogs. :)

Elemento dijo...

No te pones pesado con el tema, gente como tu que denucia estos casos son los que con su granito de arena hace que vayamos avanzando, aunque desgraciadamente queda mucho por andar y salta a la vista con estos hechos.

yoyoyo dijo...

Me parece acertado tu punto de vista de que no condenan una agresión, cuando la piden a un atentado por ejemplo. ¿quizás hay que ilegalizar a la Iglesia cuando no condena las agresiones? Como Laura, insisto: todas las agresiones. Un abrazo

María dijo...

Alfonso, te dejo mis saludos, esperando volver a leer un nuevo post en tu blog.

Alfonso dijo...

Os agradezco a todos/as vuestros comentarios, vuestras aportaciones y vuestra solidaridad.
Esta tarde me he enterado de quien ha sido la persona que fue agredida. Tiene nombre y apellidos porque la conozco. Así la tragedia es más cruel si cabe. Porque no es un número, no es una estadística, ni una noticia. Es una persona.

Gracia dijo...

Toda mi solidaridad con este chico agredido y con todos los que por alguna razón sufren la discriminación de los demás. Es el deber de todos, denunciar estos actos y educar a nuestros hijos (cuando los tengamos) en la toleranza y en la igualdad.
Lástima que algo tan simple no hay llegado aún a todos los sectores de la sociedad.

miabuelapepa dijo...

a esos machitos habria que caparlos, pero si ya son cabestros, ahorremonos el trabajo. Mi apoyo al paisano agredido

Gracia dijo...

Ajjjjjj !!!! ¿He escrito "toleranza"? Quería decir "tolerancia" (quién me mandará escribir tan rápido y no comprobar el texto antes de darle a enviar....)