23 noviembre, 2008

Recordar



Dice Ana, que lo siente, pero que no puede olvidar.
Pero Ana, ¿cómo vamos a olvidar? No es cuestión de tener rencor, ni ser vengativos.
Es cuestión de ser justos. No es cuestión de reabrir heridas. Es cuestión de cerrar las que llevan tantos años abiertas.
Hoy ando impresionado por la viñeta que he visto en 20 minutos. Y aquí está. Como para no olvidar.




3 comentarios:

Miguel Serrano dijo...

No se trata de olvidar....si no de hacer justicia con la victoria que nos robaron...y con nuestros derechos.

Nerina Thomas dijo...

El olvido no existe.Sólo se trasmuta la situación con entereza y caminando atentos, por las dudas.

Elemento dijo...

He oido unas declaraciones de Rouco Varela precísamente esta mañana, ese olvido sería necesario y se llamaría perdón. Unos tienen que perdonar que sus muertos esten esparcidos por montes y cunetas mientras otros ven a los suyos en los altares ¿…?
Dices bien, no es alimentar el rencor es hacer justicia.