30 noviembre, 2008

Día mundial contra el SIDA.





Recémosle al Dios de los que se creen en el poder de hablar en nombre de Él. De los que tienen la facultad de guiar las conductas de millones de personas por motivos religiosos.

Para que comprendan que el presevartivo es uno de los medios más eficaces en la lucha contra el SIDA, para así, poder salvar muchas más vidas, y que no caiga sobre el peso de sus conciencias tantas muertes que podían haber sido evitadas.




11 comentarios:

Laura dijo...

Lo que me sigue pareciendo incomprensible es que la Iglesia Católica (hablo en general, hay muchas honrosas excepciones entre católicos)se oponga al progreso de la ciencia. A un progreso llamado a salvar vidas con algo tan simple como usar un preservativo.
A un progreso que nos invita a todos a vivir del AMOR en todas sus expresiones no permitiendo que los homosexuales tengan los mismos derechos que todos, hasta de ir a la iglesia y vivir una fe.
A un progreso que permite que parejas esteriles conciban un hijo y le colmen de amor.
En fin...si me pongo no paro.
Se suponía que promulgan que Dios es Amor ¿no?

Nerina Thomas dijo...

Es una cuestión de conciencia Alfonso. Es educación. De autoestima. De saber donde uno está parado.

SOMMER dijo...

Poco mas que añadir Alfonso. Simplemente que una vez más has acertado.

Abrazos amigo

pati dijo...

Oremos, pues...

Pero no sólo hoy, sino todos los días, que sigan habiendo personas como tú.

Un saludo, Alfonso :)

yoyoyo dijo...

... y para que la ciencia siga encontrando remedios y vacunas... y para que todos nos concienciemos... y para que la Iglesia se dé cuenta, claro que sí.

Ruth dijo...

La parte que debemos poner, no la va a poner nadie por nosotros, Dios nos dió discernimiento, saber elegir aquello bueno y aquello malo, podemos prevenir la infección de millones de personas, salvar vidas humanas, entonces por qué siguen consintiendo que se contagien muchas más a diario? ¿por qué siguen consintiendo que millones más mueran a consecuencia de esta enfermedad?

Que no me digan luego que Dios así lo quiso, porque eso no es CIERTO.

Un abrazote y a seguir concienciando, poniendo la cara colorá para que les remuerda la conciencia y se den cuenta del daño que están consintiendo que se haga

cynthia dijo...

Gracias por este post..

besos.

lichazul...elisa dijo...

más que un preservativo
la conciencia y la responsabilidad es la que nos salva

el respeto por uno como individuo y por el otro y la fidelidad

este mundo en donde los valores están absolutamente tergiversados sin duda llevarán a que esta y otras pandemias sean cada vez más grandes

las instituciones no son las responsables del comportamiento humano
es la cuna y la crianza
somos nosotros los adultos los que entregamos las normas y los códigos de conducta a las nuevas generaciones para que se comporten

entonces siempre es más fácil echarle la culpa a las instituciones sean cuales sean y no
asumir la propia responsabilidad en ello

el sida a sí como otras enfermedades de trasmición son consecuencia de las conductas sociales y de relaciones las mayorías

hay excepciones como las que se adquieren por transfuciones contaminadas , o por relacionarse con drogas que ese es otro tema relacionado con la propagación de estos males .

Urge la necesidad de curar , pero también la de EDUCAR y REEDUCAR a los ADULTOS que en suma son los que poseen el acceso sin restricciones a todo tipo de contacto.

sorry me alargué en demasía
seré más lacónica para la otra.

desde el fin del mundo
las mejores energías para esta semana

VIVIR dijo...

El tema es muy delicado, hace falta concienciar mas a los jovenes de esa lacra llamada Sida...

Gracias Alfonso por recordarla...

Tómate un Jerez... de la Bodega que quieras...

Sill Scaroni dijo...

Hola Alfonso, una lástima que hasta hoy existan tantas personas sin consciencia.

Muy interesante tu blog.
Saludos.
Sill

Nerina Thomas dijo...

Cuando regresaba de mi labor diaria, cruzando una de las plazas mas importantes de mi ciudad, me pusieron una cinta roja en la solapa de mi saco y pensé ...apoyo de esta manera al artículo de Alfonso aunque esé tan lejos de esta plaza.