24 octubre, 2008

Wonderful Life

Una canción para la noche del viernes.
Para que no te duela la espalda ni se te irrite la piel.
Una canción como un bálsamo. Una canción que es una medicina.
Nos alivia el dolor del pecho y nos permite respirar.
Nos quita de maldiciones y malas suertes.
Nos hace ser nosotros mismos y disfrutar de lo que somos.
Parte de todo. En todo estamos.
Algo más en este mundo que gira y que tenemos la oportunidad
de gozarlo
de vivirlo
de disfrutarlo.
No necesitamos ya correr ni escondernos,
no necesitamos ni llorar ni reir.
Somos ricos
porque tenemos amigos que nos hacen felices.
Y aún, la primavera no ha llegado.
Esta canción es perfecta para decirte
que a tu lado,
la vida es maravillosa.
No need to run and hide
it's a wonderful, wonderful life
No need to laugh and cry
it's a wonderful, wonderful life

8 comentarios:

Rukaegos dijo...

Bonita canción para abrir el fin de semana. Que por primera vez en bastante tiempo se presenta movidito: mañana toca salida canalla y excesiva por Bilbao.

Saluducos

Cat's dijo...

wow...que viaje... me acuerdo mis primeros lentos, jejeje...qué bonita canción.
saluditos!

Ruth dijo...

Thank you, muchas gracias, preciosa canción, no sólo la música, sino la letra.
Un abrazote

Agata dijo...

Jo....Qué de recuerdos...Ya no se baila lento en público.Ahora,que yo no me privo de hacerlo en privado...

Thiago dijo...

ah, me encanta... la tengo! jaja

Bezos

Angie dijo...

todo un clásico! :D Feliz Finde!

María dijo...

Maravillosa canción, pero no sólo para escucharla la noche del viernes, sino ¿por qué no? también la del domingo, como yo la estoy escuchando ahora en estos momentos, que, me viene muy bien para comenzar la semana con fuerzas, el vídeo es precioso y las palabras muy alentadoras.

Un aplauso por este vídeo tan bien seleccionado.


El sol está en tus ojos,
las estrellas en tu alma,
y la luna en tu corazón,
déjalos siempre en tu interior,
que no escapen apriétalos bien,
para sentir y vivir.

María dijo...

Gracias por haberme hecho disfrutar de tu blog.