02 octubre, 2008

Mal genio.

Qué hambre.
Sí.
Es rico eso que comes.
Sí, pero es mío.
Ya, ya sé que es tuyo.
Pero es mucho ¿no?

Lo suficiente.
Dáme un poco.
No.
¿por qué, hombre? Tengo hambre...
Grrrrr. No te acerques.
No gruñas.
Cómo te acerques te muerdo.
Qué territorial eres.
Y tú, qué pesado.
¿A que te tiro del rabo?
¿A que te pego un bocao?
Qué genio qué tienes.
Verdad, hay días que no me aguanto ni yo.



5 comentarios:

Angel dijo...

Bueno... jajajaj!
Supongo que todos tenemos días malos! ¿o no?
Saludos. Angel

Agata dijo...

Ejem....No he podido evitar que mis hijos lo vieran.Nos hemos muerto de la risa....Pobrecito,no se fía ni de su pata...Gracias,hoy es lo que me ha hecho reir.Y falta que me hacía.

Mario dijo...

Es que, lo que es mío es mío....

Laura dijo...

Este vídeo ya lo había visto, pero me divierte cada vez que lo vuelvo a ver.
Expresa perfectamente lo que sentimos nosotros algunos días que nos levantamos cabreados con el mundo y en ese mundo, sin lugar a dudas, el que más nos alterna en uno mismo.
Jajjajj...que es que no me aguanto ni yo...

Yaciretá dijo...

Jajajaja... qué miedo de perro!! pero.. real como la vida misma! a veces nos damos hasta miedo cuando no no aguantamo a nosotros mismos...


Ven a visitarme un día Alfonso... ;-)