18 octubre, 2008

Lloviendo otra vez, General.

Buh, General, otro fin de semana de lluvia y sin ver estrellas. Que por lo demás, no es nada asombroso. Si no llueve ahora en octubre, ¿cuándo lo irá a hacer? Es que nos quejamos por todo, General.
Ayer fue viernes y la lideresa de la oposición (word me dice que lideresa está mal escrito, pero como lo dice doña Esperanza, yo lo digo también, que esa mujer debe llevar mucho más razón que un santo, por las buenas relaciones que tiene con la conferencia episcopal) ha vuelto a Jerez.
Con el positivismo y la alegría que la caracteriza, en contraposición a su sonrisa de quita y pon, ha venido a decir más o menos que todas las ayudas que desde los gobiernos socialistas se van a dar a los damnificados por las inundaciones del pasado sábado están mal. Que si los papeles están mal. Que si las ayudas están mal. Que si los terrenos están mal. Que si las lluvias están mal. Que si las nubes están mal. Que si el universo está mal... ay, General, que lejos quedan aquellos años, en que ella como alcaldesa terciaria, y digo terciaria, porque fue alcaldesa quedando la tercera en las elecciones, que ya hay que tener suerte, iba por la Liberación como el Marqués de Carabás y su querida mascota, el gato con botas.
Pero obras son amores, y para obra, el otro día la vi desde lo alto del autobús, la que se está haciendo en la Liberación para impedir las inundaciones. A ver si se consigue, porque es harto difícil. Pero si no se intenta... ¿verdad, María José? ¿Qué hiciste tú por los vecinos de esta parte de Jerez cuando gobernabas? Les siguieron llegando el agua hasta la caderas.
En fin, General, a ti sí que no te va a llegar el agua. Tú que estás ahí tan alto en tu pedestal, aunque la verdad, no te vendría mal, hay que ver como te están dejando las palomas... debe ser molesto. Yo me imagino un mosquito dándome vueltas y me pongo nervioso... cuanto más un palomo revoleteando...

No hay comentarios: