03 octubre, 2008

De nuevo, el maldito tópico andaluz.


Soy un seguidor de la serie Cuéntame como pasó desde el principio. Me gusta, me identifico con aquella época en la que yo era pequeño (tengo unos cuatro años menos que el protagonista de la serie). Pero hay una cosa que me molesta mucho en los últimos capítulos y es la aparición de un nuevo personaje.
En la serie, los protagonistas, Antonio (Imanol Arias) y Mercedes (Ana Duato) son oriundos de un pueblo de La Mancha, llamado Sagrillas. Pueblo, ficticio, que no existe, y que en la actualidad, para el tema de escenarios, es suplido por la localidad de Pedraza en la provincia de Segovia.
Como digo, ha aparecido un nuevo personaje, Loli, (Nazaret Jiménez) que interpreta a la prima de una vecina de Antonio y Mercedes, peluquera, que se lía con el marido de dicha prima.
Pero la cuestión no es ésta, es que, Loli, según la serie, es de Arcos de la Frontera, y el personaje habla de una manera, que yo no sé en que pueblo de Andalucía se puede hablar así.
Por lo menos, en Arcos, no se habla así, y yo como jerezano, que al fin y al cabo, hablamos igual que en Arcos, y descendiete de arcenses, me siento ofendido.
Porque ya estoy un poquito harto de que se nos imite de mala manera, y nos quieran hacer aparentar Dios sabe qué.
El andaluz, como lengua, no existe. Se habla de múltiples maneras, en esta tierra, Andalucía, más grande que muchas naciones de la Tierra. No se habla igual en Cádiz, que en Jerez, que en Sevilla, que en Jaén, que en Granada o que en Almería.
Así que, los guionistas de la serie, bien podían haberse inventado el personaje de otro lugar imaginario, y no corgarle a Arcos el sambenito de hablar de esa manera.
Invito a los guionistas que vengan a Arcos, paseen por sus calles, y luego, si resisten ante tanta belleza, hablen con sus habitantes, para que vean y comprueben, que lo que hace este personaje de Loli hablando en 'arcense', para nada tiene que ver con la realidad.
No es justo que a una tierra que supo hablar tan bien en boca de Antonio Murciano o Manuel Pérez Regordán, por poner sólo unos ejemplos, la traten de esta forma.

P.D. Por desgracia, he tenido que escribir sobre lo mismo que tuve que escribir en enero de este año.

7 comentarios:

Thiago dijo...

Cari, no te enfades, hombre.... Una serie es una serie. Imaginate yo que soy gallego, las cosas que he tenido que oir. En todas las series tb. sale siempre una chica de servir hablando en gallego....

Pero hay que verlo como lo que es, una peli con todos sus tópicos, claro.


Yo no se mucho de la manera de hablar tan distinta de las zonas de Andalucía, pero me encanta oíroso con todos los tópicos o como quieras llamarles, ya sabes... jajaja

Bezos

Miguel Serrano dijo...

VIVA EL ANDALÚUUUUUU en todas sus versiones.....

Anónimo dijo...

Muchas veces despreciamos lo que no conocemos y eso es un signo más que evidente de ignorancia.
Como bien dices amigo Alfonso, el guionista pudiera haberse fijado mejor en el habla del pueblo de su sr. padre o de su srª madre, que vete tu a saber como se las gastaban en temas lingüísticos.
Andalucía es una tierra genial, diferente e imposible de imitar por más que se empeñen.
Tenemos la gracia, la sabiduría y la filosofía de un sinfín de culturas, y en ese crisol se ha fundido el andaluz.

Mario dijo...

Los tópicos son siempre iguales y en todos los lugares. Imagínate los tópicos que hay sobre las islas. Yo, como peninsular residente desde hace más de 20 años en las islas, he tenido que oir mil tonterias de peninsulares que han pasado aqui una semana y ya se creen que lo saben todo.
He determinado por callarme y pensar para mis adentros: "pobre imbécil"

Cat's dijo...

Los tópicos amigo...malditos tópicos, yo no hablo como los porteños, sin embargo, asi me imitan...

Rukaegos dijo...

Pues no sé cómo se hablará en Arcos, pero con el video que nos has puesto me parece pecado mortal no haber estado allá de visita como poco. Claro que Cádiz es una de las pocas provincias de España que me falta por pisar (glups). Y eso que mira que tenéis El Puerto y San Fernando llenos de cántabros (jándalos, que los llamamos aquí).

Prometo enmendarme :)

Rukaegos dijo...

Ah, por cierto, y hablando de las hablas gaditanas ... ¿Has leído "Ganas de hablar" de Mendicutti? A mí me deslumbró el uso del lenguaje popular.

Aparte de lo bien que me cae el hombre, claro.

Saludos