02 septiembre, 2008

Ley de Derechos y Garantías de la Dignidad de las Personas en el Proceso de la Muerte.



Esta noticia ocasionará un largo debate. El texto a continuación expuesto es para leer despacio. Se refiere a la próxima legislación que se va a hacer en Andalucía, primera en España, para que las personas enfermas terminales tengan derecho a una muerte digna.


Habrá quienes quieran mezclar esto con la eutanasia.


Habrá quienes intenten imponer su moral religiosa sobre los demás, aunque eso no implique que ellos lo hagan.


Habrá de todo, como os digo.


Pero lo que no habrá será dolor. El dolor sirve para avisar al cuerpo de que algo mal. Pero si ya sabemos que está mal y estamos cuidados por los médicos ¿de qué sirve?


El dolor gratuito es antihumano y anticristiano. El sufrimiento no lo quiere nadie. Ni el mismo Dios, que curaba a los enfermos y pidió agua en la cruz, para mitigar su sufrimiento. El dolor no santifica como nos quieren hacer convencer los que nos explotan.


Como digo, debate habemos. Pero lo más importante, es que la gente será libre para decidir en su vida lo que crea oportuno.



La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía inicia la tramitación del proyecto de Ley de dignidad ante el proceso de la muerte.



La nueva norma garantizará el derecho de los enfermos terminales a recibir cuidados paliativos y a rechazar o interrumpir su tratamiento




El Consejo de Gobierno ha acordado iniciar los trámites del proyecto de Ley de Derechos y Garantías de la Dignidad de las Personas en el Proceso de la Muerte. Esta norma regulará el ejercicio de los derechos del paciente durante la última etapa de la vida, asegurando su autonomía y el respeto a su voluntad y dignidad, así como los deberes de los profesionales sanitarios encargados de la atención y las funciones de las instituciones y centros sanitarios.
La consejera de Salud, María Jesús Montero, ha destacado que esta norma, "la primera de estas características que se elabora en España", no sólo persigue "salvaguardar la libertad y el respeto" a la voluntad de la persona, sino también "respaldar" la labor de los profesionales sanitarios en este tipo de situaciones.
De acuerdo con el anteproyecto, entre los derechos reconocidos se encuentra el recibir, o no si así lo desea el paciente, información clínica veraz y comprensible sobre su diagnóstico y pronóstico, con el objetivo de ayudarle en la toma de decisiones. La norma también establece la potestad del ciudadano de rechazar o paralizar cualquier tratamiento o intervención, aunque ello pueda poner en peligro su vida.
Además, el texto regula el derecho del ciudadano a recibir tratamiento del dolor, incluyendo la sedación paliativa cuando lo precise, y garantiza los cuidados paliativos integrales, que serán proporcionados, si la persona lo desea, en su domicilio siempre que no estén contraindicados.
La intimidad personal y familiar de la persona y la protección de todos los datos relacionados con su proceso de atención sanitaria también están garantizadas. El ciudadano podrá estar acompañado por su familia durante el proceso de la muerte. Los pacientes que tengan que ser hospitalizados tendrán derecho a una habitación individual durante su estancia, "tanto en el ámbito público como en el privado", subrayó la consejera.
Por su parte, las instituciones proporcionarán apoyo y asistencia a la familia de la persona en situación terminal para facilitar el proceso y le garantizarán una atención integral durante el duelo.
El texto también refleja que los profesionales sanitarios que atiendan al paciente en su fase terminal deberán informarle sobre su situación y respetar las decisiones que éste tome sin imponer sus opiniones personales, morales, religiosas o fisiológicas. Están obligados a transmitir información sobre el derecho a formular la declaración de voluntad vital anticipada, así como a consultar el registro. Igualmente, Montero informó de que "todos los centros sanitarios tendrán acceso a un comité de ética" de carácter consultivo para cualquier conflicto que pueda surgir.
Los facultativos tendrán la obligación de limitar las medidas de soporte vital cuando lo estimen necesario para evitar la obstinación terapéutica, así como de ofrecer al paciente todas las intervenciones sanitarias necesarias para garantizar su adecuado cuidado y comodidad.
Igualmente, las instituciones sanitarias responsables de la atención directa garantizarán el cumplimiento de los derechos del paciente y, si es necesario, pondrán en marcha los medios para que éstos no se vean mermados a pesar de una posible negativa o ausencia del profesional sanitario o cualquier otra causa que pueda interponerse.
Por último, el futuro texto legal incluirá un glosario de términos en el que se definirán todos los conceptos reflejados. Además, establecerá novedades respecto a las declaraciones de voluntades vitales anticipadas; entre ellas, la mejora en la accesibilidad a la elaboración de su testamento vital y su incorporación, a partir de ahora, a la historia clínica de la persona.
La consejera también avanzó, tras la reunión del Consejo de Gobierno, algunos datos del barómetro sanitario que presentará su departamento en breve y que revela que el 93,7% de los andaluces coincide en afirmar que "todo el mundo tiene derecho a una muerte digna", así como a recibir una información clara sobre su salud. Según esta encuesta, relativa al año 2007, ocho de cada diez ciudadanos se muestran favorables a no prolongar la vida de forma artificial, si no existen unos mínimos de calidad.

7 comentarios:

Cat's dijo...

como sabrás desde Mundo manzana tambien se llama a la junta de firmas para apoyar a todos los musicos y artistas locales, asi que Alfonso muchisimas gracias por dedicar en tu espacio un post sobre el tema.

Con respecto a esto último, reivindico el derecho a una muerte digna, y a la libertad de elección. un abrazo

yoyoyo dijo...

todo lo que implica moral o ética inevitablemente traerá polémica. Por mi parte, la dignidad de la persona es lo importante, eso incluye su muerte. Un abrazo

El Peregrino Ruso dijo...

Creo que es un tema bastante complejo, porque aqui entra la moral y la ética. Pero creo sobre todo hace falta una aclaración de términos. Muchos confunden eutanasia con muerte digna. Es aquí donde está la madre del cordero. No es lo mismo un encarnecimiento terapeútico que no conduce a nada con un paciente que sabemos que va a morir. O la eutanasia que es cortar la vida de unas personas, por motivos económicos, políticos etc. No dejaria de ser un asesinato como un suicidio asistido. Vaya pues mi humilde aportación, pero querido hermano este debate traera tela.

Luisa dijo...

El sufrimiento es un misterio pero Cristo en la Cruz quiere decirnos algo sobre eso.

Derecho a la vida y a vivirla dignamente incluso en el paso duro de la muerte.

Nadie puede añadir un minuto de tp a su vida y no tenemos derecho a matar,ni aún en las circunstancias más duras.

Esta es mi opinión.

Si yo no se la impongo a nadie,que nadie me imponga a mi lo contrario.

Salu2
Luisa

Alfonso dijo...

Por supuesto, Cristo vino a decirnos mucho. Que no quería el sufrimiento, por eso, sufrió y murió en la Cruz para nosotros. Para redimirnos. Para liberarnos.
El no quería el sufrimiento, por eso curó a los enfermos. Y por eso nos dijo, Yo soy el Camino, la Verdad y la VIDA. No la muerte.
De ahí el error de los que dicen que sufrir santifica. No, sufrir, aliena. Dios está en el dolor, pero no quiere el dolor, ni mucho menos el gratuito y provocado, para quitarnos los pecados. Eso es un chantaje a Dios. Por mucho silicio que nos pongamos, no nos salvamos.
Es verdad que no hay que matar. De hecho, esta ley no mata. Pero tampoco hay que prolongar la vida artificialmente a quien no quiere.
Claro que no hay que imponer. Usted es libre de sufrir cuánto quiera.

PABLO ZURERA "ESCARMIENTO AGUAYO" dijo...

COMO SIEMPRE ANDALUCIA A LA CABEZA DE LEYES PROGRESISTAS, REMITAMONOS AL DERECHO SANITARIO GRATUITO DE CAMBIO DE SEXO, POR LEYES COMO ESTA Y MUCHAS MAS , NUNCA LA DERECHA NACIONALCATOLICA, CAVERNICOLA Y TRADICIONALISTA GANARA EN ANDALUCIA.
VIVA ANDALUCIA LIBRE Y SOCIALISTA

PABLO ZURERA "ESCARMIENTO AGUAYO" dijo...

COMO SIEMPRE ANDALUCIA A LA CABEZA DE LEYES PROGRESISTAS, REMITAMONOS AL DERECHO SANITARIO GRATUITO DE CAMBIO DE SEXO, POR LEYES COMO ESTA Y MUCHAS MAS , NUNCA LA DERECHA NACIONALCATOLICA, CAVERNICOLA Y TRADICIONALISTA GANARA EN ANDALUCIA.
VIVA ANDALUCIA LIBRE Y SOCIALISTA